La diócesis de Almería celebra este fin de semana el DOMUND

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

La Iglesia Universal ha instaurado la Jornada Mundial de las Misiones, que se celebra todos los años en todo el mundo. Es el Domingo Mundial de la Propagación de la Fe – de donde viene DO – MUND –

Este año se celebra el domingo 23 de octubre, y el lema elegido es: “Así os envío yo”. Este lema del DOMUND 2011 está tomado del Mensaje que Benedicto XVI ha enviado a la Iglesia para celebrar la Jornada Mundial de las Misiones. Sus palabras nacen de la afirmación evangélica: “Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo”. 

Así pues, la diócesis de Almería se dispone a celebrar este fin de semana el Domingo Mundial de las Misiones, en el que toda la Iglesia reza y colabora económicamente a favor de la actividad evangelizadora de los misioneros y misioneras, debido a que los llamados “territorios de misión” no disponen de personas ni de recursos económicos para su labor evangelizadora.  

Mediante el DOMUND, la Iglesia trata de cubrir estas carencias y ayudar a los más desfavorecidos a través de los misioneros. El donativo que cada fiel entrega en las misas del sábado y el domingo para las misiones es recogido en la Dirección Nacional de OMP y enviado a los territorios de misión. Solo se permite utilizar un máximo del 10% para la administración de estos bienes y para la animación misionera de las comunidades cristianas. 

Con respecto al cartel de este año, cabe destacar que se ha elegido el fondo del mundo, sobre el que aparece silueteado el mapa de España, donde rostros de misioneros y misioneras evocan a tantos conciudadanos que han sido enviados por las diócesis de España para anunciar el Evangelio por toda la Tierra. 

La referencia a los cinco continentes sugiere el destino de cada envío. La Iglesia, en nombre de Jesús, manda a cada misionero y misionera a un lugar donde la Palabra de Dios apenas es conocida y donde el Reino de Dios aún está en sus comienzos. 

Con ello, se pretende iniciar a los fieles en la apertura al mundo, donde cada persona está llamada a conocer y acoger el Evangelio. También a reconocer que el misionero ha sido enviado por Dios a través de la comunidad cristiana, y que en él se refleja la universalidad de la fe. Además de colaborar económicamente para dar respuesta a las necesidades materiales de los misioneros y de las misiones, así como intensificar la oración y el sacrificio por los misioneros y las misioneras – sacerdotes, religiosos y religiosas, y laicos – que este año van a ser enviados a la misión.  

Contenido relacionado

Enlaces de interés