La comunidad Ecuatoriana celebró en Pulpí la Romería de la Virgen del Cisne

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

Las comunidades ecuatorianas de Murcia se unieron la semana pasada a la de Pulpí, para celebrar la festividad litúrgica de su Patrona, la Virgen del Cisne. El párroco de esta población del levante almeriense, Antonio José Flores Túnez, presidió la Eucaristía en el templo parroquial de san Miguel Arcángel.

Tras la santa Misa, la plaza de la iglesia se convirtió en un escenario improvisado, donde se representaron los bailes y los cantos tradicionales de Ecuador, como antesala a la romería que se realizó con la venerada imagen mariana por las principales calles pulpileñas, hasta llegar a la pedanía de El Convoy.

La Imagen original tiene su santuario en la localidad ecuatoriana de El Cisne, a 72 kilómetros de la ciudad de Loja. Y su peregrinación empieza en agosto hasta llegar a esta urbe, zona austral de Ecuador. Miles de romeros la acompañan. Se trata del acontecimiento religioso más popular de Ecuador y de Sudamérica. La iglesia Catedral, año tras año, se queda pequeña para recibir a la gran cantidad de católicos que quieren acompañar a la «Churona» (por los cabellos rizados). El regreso a la Basílica de El Cisne se realiza el 1 de noviembre, donde permanecerá hasta agosto del próximo año.

La aparición de la Virgen del Cisne data del 12 de octubre de 1594, fecha en la que la parroquia de su mismo nombre era azotada por una gran sequía y plaga de ratas que destruyeron las cosechas. A raíz de esta catástrofe se produjo una terrible hambruna que obligó a los indios a emigrar en busca de otras tierras. Durante su éxodo, cuenta la historia que se les apareció la Virgen y les dijo que fundasen allí una iglesia, pues Ella los habría de asistir para que no volviesen a tener hambre. Y he aquí la promesa: «Confiad en mí, porque os voy a ayudar y a proteger para que nunca más volváis a tener hambre. Aquí os quiero asistir. Levantad en este lugar un templo, que allí estaré siempre con vosotros.»

En efecto, así lo hicieron e inmediatamente comenzaron a caer las lluvias, se reverdecieron los campos y los habitantes de esa comarca recibieron muchos favores de la Madre de Dios.

Desde entonces, y hasta el día de hoy, la Virgen del Cisne se venera como Patrona y custodia de Eucador.

Contenido relacionado

HOMILÍA DEL DOMINGO XVIII DEL T. O.

Lecturas bíblicas:  Éx 16,2-4.12-15; Sal 77,3-4.232-25.54 R/. «El Señor les dio...

Enlaces de interés