Finaliza el Campamento Vocacional del Seminario de Almería

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

Bajo el lema «Sumérgete en Jesús» ha tenido lugar en Terque, un pequeño pueblo de nuestra Alpujarra, el campamento vocacional que cada verano organiza el Secretariado de Pastoral Vocacional.

Han participado niños y jóvenes de edades comprendidas entre los 10 y los 15 años. Cinco de ellos procedían de Tíjola, tres de Gádor, otros tres de El Parador, dos de Illar, dos del movimiento ECAS, dos de la parroquia San Pío X de Almería, uno de Adra, otro de El Alquián, uno de San Isidro de Níjar, uno de la parroquia de San Agustín de la ciudad de Almería, uno de Roquetas de Mar, uno del Colegio Diocesano de San Ildefonso, uno de la parroquia de los Ángeles de la capital, dos de Rioja, uno de Campohermoso, uno de Vera, uno de La Cañada, y otro de Laujar de Andarax. En total 30 asistentes que estuvieron acompañados por 13 seminaristas y dos formadores.

Durante los días del 14 al 18 de julio se han desarrollado multitud de actividades deportivas, lúdicas y religiosas. Cada mañana se comenzaba con la oración para poner toda la jornada en las manos del Señor. Del mismo modo se concluía la jornada rezando un poco. En el centro del día estaba la celebración de la Eucaristía y se reservó un momento especial para hacer una Exposición del Santísimo. No podía faltar el fútbol, muchas horas de piscina, juegos y hasta cine en terraza de verano.

En el ecuador del campamento se realizó una excursión visitando el pueblo de Laujar donde hubo una especial acogida por el párroco, quien presidió la Santa Misa en honor de la Virgen del Carmen. El resto del día se pasó en el merendero del Nacimiento.

Durante todo el campamento se ha profundizado en la vocación como llamada personal de Dios a cada uno de nosotros. Especial atención se ha prestado a la vocación sacerdotal, mostrándole a los jóvenes que el Señor sigue llamando, y que el ser sacerdote es un don de Dios para el mundo.

Contenido relacionado

HOMILÍA DEL DOMINGO XVIII DEL T. O.

Lecturas bíblicas:  Éx 16,2-4.12-15; Sal 77,3-4.232-25.54 R/. «El Señor les dio...

Enlaces de interés