El Saliente se llena de color y ritmos latinos por la “emperatriz de las américas”

Diócesis de Almería
Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

El pasado domingo, con los ecos de la celebración de la Hispanidad, el Santuario Diocesano del Saliente se llenó de color y ritmos latinos por la peregrinación a la “Emperatriz de las Américas”. Por segundo año consecutivo, se allegaron grupos provenientes de Ecuador, Bolivia, México, República Dominicana, Paraguay, Venezuela y Colombia provistos de sus trajes típicos, de sus banderas y de las imágenes patronales de cada nación. Los peregrinos trajeron toda su riqueza cultural a los pies de la Pequeñica.

En las galerías del claustro, agrupados en secciones nacionales, el Rector fue honrando la bandera de cada país iberoamericano y venerando a sus imágenes patronales. Cada una de las arcadas sirvió de improvisado altar a las imágenes de Urkpiña, Caacupé, Guadalupe, Cisne, Divina Pastora, Chiquinquirá, Coromoto, Santiago Matamoros…

El sacerdote albojense D. Domingo Fernández Navarrete, que presidió la Santa Misa por invitación del Rector, les dijo durante su homilía: «No solo hablamos una misma lengua, a pesar de ser países lejanos. Lo importante es que tenemos a Jesucristo, que nos reúne a todos como pueblo suyo. Y, además, tenemos el amor de la Virgen María. La podemos llamar de muchos nombres, cada uno con su historia y su cultura propios, pero es Madre de todos nosotros y descubrimos así la verdadera fraternidad».

Tras la celebración eucarística, y aprovechando la templanza del clima, la explanada del Roel reunió a una muchedumbre que contempló las danzas de los diversos grupos folclóricos reunidos. Con las debidas presentaciones, los peregrinos pudieron disfrutar con los bailes típicos de cada una de las naciones iberoamericanas que allí se congregaron.

Finalmente, sin que cesara la alegría y la música del otro lado del charco, la cocina tradicional iberoamericana se adueñó del olor y del gusto de los peregrinos. Una jornada en la que, olvidándose las distancias, Nuestra Señora de los Desamparados del Buen Retiro del Saliente Coronada reunió a sus hijos de ambos hemisferios.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

Una familia entera de Guinea Bissau se bautiza en Campohermoso

La tarde del 20 de abril, vísperas del...

DISPONIBLE EL ÚLTIMO NÚMERO DEL BOLETÍN OFICIAL DEL OBISPADO

Esta web utiliza Google Analytics para recopilar información anónima tal como...

Enlaces de interés