El dolor por los 49 náufragos en el Mediterráneo en el centro de la oración del XX Aniversario episcopal del obispo

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

El pasado 5 de julio, la catedral de Almería acogía la Eucaristía de acción de gracias de la ordenación episcopal del obispo de Almería. Sacerdotes, religiosos y laicos quisieron acompañar a su pastor en este día lleno de emoción y de memoria agradecida.

En su homilía, cargada de gratitud por estos años, decía el prelado: “Después de tres lustros al servicio de la Iglesia de Almería y veinte años de ministerio episcopal, quiero dar gracias a Dios porque me ha sostenido en el ejercicio del ministerio apostólico como servidor del Evangelio”.

Este aniversario coincidía con la noticia de 49 nuevos muertos en la costa mediterránea de Almería. Y este terrible suceso no pasó inadvertido en su oración y se transformó en denuncia profética: “hago un llamamiento a las autoridades de ambas orillas para que impidan, persigan y castiguen el tráfico de personas, sobre todo de los niños y las mujeres gestantes, un negocio sucio y maldito, sostenido por el engaño de quienes trafican con la sangre de los pobres, y una cruel falta de escrúpulos que ofende la dignidad de los migrantes”.

Después de la comunión, el Vicario general de la diócesis, D. Miguel Romera Domene tomó la palabra, en nombre de todo el clero, dando gracias por la entrega generosa en estos quince años de servicio en la diócesis y en otras responsabilidades supra diocesanas. “Quince años del crecimiento en la fe y la superación de diferentes desafíos que cada día presenta la sociedad en la que vivimos.

Especialmente en este año en el que se han vivido dos acontecimientos diocesanos de gran calado: la apertura de la puerta santa del saliente y la beatificación de los 115 nuevos mártires, uno de los mayores acontecimientos eclesiales vividos en nuestra diócesis en décadas”, decía el Vicario General.

Al finalizar la santa misa, se ofreció una sencilla y fraterna comida a los sacerdotes y seminaristas en la casa sacerdotal «Maestro Ávila».

Contenido relacionado

El Santuario diocesano del Saliente vive su día grande con la visita del obispo,...

El Santuario Diocesano del Saliente volvió a abrir sus centenarias puertas...

DECRETO EPISCOPAL SOBRE LAS MANIFESTACIONES PÚBLICAS DE FE

A LA COMUNIDAD DIOCESANA DE ALMERÍA Ante la mejora de la situación...

La Natividad de María llena de paz a cuantos creen en su divina maternidad

Lecturas bíblicas: Miq 5,2-5; Sal 12,6 (R/. «Desbordo de gozo con...

Enlaces de interés