El Cardenal López Romero presidió el XXXIV aniversario de coronación de la pequeñica

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

Visita cardenalicia al santuario del Saliente

Mientras las suaves tonalidades del atardecer embellecían – aún más si cabe – las arcadas del centenario Claustro del Santuario Diocesano del Saliente, los acordes de guitarra fluían por las galerías entre la muchedumbre que abarrotaba cada uno de los corredores. Natalia Carrillo Reche, que ejerció como experimentada maestra de ceremonias durante toda la velada, recibió a los peregrinos. Minutos antes había sido el rector, Antonio Jesús María Saldaña Martínez, quién recibiera al más eminente de los almerienses: Cristóbal López Romero. Este religioso salesiano, a quién el Papa Francisco nombró cardenal apenas dos años después de encomendarle el arzobispado de Rabat, desarrolla su sagrado ministerio en medio de una de las sociedades islámicas más cosmopolitas de todo Marruecos.

Tras ser recibido como mandan los cánones y orar unos minutos ante el Santísimo Sacramento, pudo conocer de primera mano algunas de las estancias restauradas en los últimos tiempos, como el salón de los Cristales o la Biblioteca. Con su característica bonhomía, aceptó escribir una cariñosa dedicatoria en el Libro de Oro y relacionó admirablemente las advocaciones de los Desamparados y la de Auxiliadora propia de su Congregación.

Recordó, así mismo, la última vez que había peregrinado hasta el Roel. Según dijo: «Hace cuarenta años que vine con mis padres, para conocer todo esto y rezarle a la Virgen». Como antaño, quiso venir en una simpática peregrinación familiar con sus parientes. Entre éstos, se cuenta al actual párroco de Huércal – Overa: Francisco Jerónimo Ruiz Gea.

UN CARTEL DEL ARTISTA JIENNENSE FELIPE HERREROS RODERO

El punto de partida fue cuando Francisco José Castillo Caparrós desveló, por fin, la pintura que protagoniza el cartel de este año. Es una hermosa tabla del artista Felipe Hereros Rodero que, desde el taller de su pueblo natal de Villanueva del Arzobispo, viene desarrollando más de diez años de exitosa carrera y que ahora comienza su expansión internacional. Se trata de un pintor que trata de responder a los esquemas clásicos con un estilo moderno y transido de religiosa unción. Su producción, mayoritariamente de arte sacro, es cada vez más valorada y la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol de Vélez – Blanco ya cuenta con uno de sus lienzos.

La tabla en sí muestra el busto de la Pequeñica, orlado por la corona áurea de 1988. De un delicado fondo de tintes rosáceos. Como señaló, a la hora de su presentación, María del Carmen García López: «Eternamente flotante sobre el amplio panorama, impresionante e infinito de las sierras que la abrazan teñidas de rosa y blanco llenas de almendros en flor. Aroma a albahaca, que rememora viejos amigos y momentos vividos en romería por ese reptil gigante de las ramblas que nos llevan hasta sus pies. La Luna y el Sol junto a Nuestra Señora, representando la perfección, el matrimonio sagrado entre el cielo y la tierra».

NACE EL BOLETÍN DEL SANTUARIO DIOCESANO DEL SALIENTE

Del arte pictórico se pasó al arte de custodiar la propia memoria, con la presentación del primer número del Boletín del Santuario Diocesano del Saliente. Se trata de una interesante iniciativa que pretende recoger todos los sucesos desde el último agosto, así como recopilar los más importantes textos producidos durante el año y ofrecer colaboraciones alusivas a la Pequeñica.

Antonio Pardo Díaz fue el encargado de presentarlo en sociedad, como miembro del Consejo de Redacción que integran Juan Navarrete Ortega, Miguel Ángel Reche Berbel y Francisco José Castillo Caparrós. Como dijo el propio presentador: «Nace con voluntad de vivir, renovándose cada año como un precioso testimonio de todos los peregrinos a nuestra Madre del Saliente». Con firmas invitadas como el historiador Miguel Ángel Alonso o el poeta José Antonio Sáez, sorprendió el desparpajo del pequeño Juan Nicolás Ortega Carrillo. A petición del cardenal, leyó públicamente su artículo que narra la petición de paz que eleva Nuestra Señora a todos sus hijos.

El grueso Boletín, ilustrado profusamente con fotografías y cuya portada es una reproducción del cartel de Felipe Herreros Rodero, hizo las delicias de todos. Casi de inmediato se vendió un gran número de ellos, consignando el interés que suscita y el elevado volumen de actos que atesora la agenda del Santuario Diocesano del Saliente. Varias empresas albojenses han colaborado en la edición del mismo.

MÚSICA LINARENSE PARA LA PEQUEÑICA

Dentro del espléndido despliegue artístico de la velada, la música también tuvo su protagonismo. El grupo linarense “Plomo y Plata” presentó un disco de dos canciones, compuestas y cantadas por ellos mismos, en homenaje a la Pequeñica y que han titulado Reina de Albox. Como explicó uno de sus componentes, Pedro Moreno García, desde que fortuitamente conocieron este Santuario: «Nos sentimos tan bien acogidos, tan felices con la Virgen… que estamos en nuestra casa y, por eso, hemos querido regalarle estas dos canciones». Con auténtico cariño, agradecieron con un bello cuadro sus desvelos al rector.

Algunas lágrimas afloraron después cuando, mientras se proyectaba un enternecedor vídeo realizado por Miguel Ángel Reche Berbel y María del Saliente García Segovia, se interpretó una de las canciones. Aprendida rápidamente por los peregrinos, de modo espontáneo se comenzó a tararear y recibió un merecido aplauso. Desde ese día, los CD con las canciones se pueden adquirir en el mismo Santuario.

DOCE RECONOCIMIENTOS PARA PERSONAS E INSTITUCIONES

Uno de los momentos más emocionantes se alcanzó durante la entrega de las «Medallas del Patronazgo» a las doce personas o instituciones que se han destacado este último año en la promoción de la devoción a la Pequeñica. Todos ellos recibieron el galardón de manos del cardenal y pronunciaron unas intensas palabras de gratitud.

Fueron premiadas las parroquias de Nuestra Señora de la Encarnación de Vélez – Rubio, de san Isidoro de Chirivel y de san Bartolomé de los Cerricos de Oria; que las recibieron en las manos de sus párrocos Javier Ruiz Pérez y José Rubén Fernández Pelegrina. También los Ayuntamientos de Chirivel, de manos de la teniente – alcalde Paqui Zamora Gutiérrez: de Vélez – Rubio, por parte del teniente – alcalde Juan José Parra García, y el Ayuntamiento de Oria por su propio alcalde, Marcos Reche Galera. Particular emoción se vivió cuando la Guardia Civil, en las manos del teniente – jefe de Albox Erick Rafael Mazón Lara recogió su distinción; ante la cómplice mirada de la totalidad de jefes de puesto del distrito con uniforme de gala. Hubo igualmente medallas para el Club Deportivo de Montaña Desamparados, que recogieron Juan Pedro Rubio y Diego Carrillo Granero; así como para la Asociación de Vecinos de la Loma de san Francisco de Albox, de parte de María de los Dolores Salas Águila. El grupo musical Plomo y Plata, junto con la Protección Civil de Vélez Rubio y el mayordomo de andas emérito, Antonio Gallego Uclés, recibieron el mismo galardón.

Cuando recogió el suyo Antonio Garrido Colomina, párroco de Santa María de la ciudad de Cazorla, arrancó las risas de los peregrinos por la gracia a la hora de explicar su devoción a la Pequeñica y regaló una reproducción de un lienzo decimonónico que se conserva en esta ciudad jiennense de la Virgen del Saliente.

«SI HAY TANTOS DEVOTOS DE NUESTRA SEÑORA DE LOS DESAMPARADOS, NO PUEDE HABER DESAMPARADOS ENTRE NOSOTROS»

Para cerrar la velada en el Claustro, el cardenal López Romero hizo uso de la palabra e inició su alocución con el saludo árabe de sus gentes de Rabat. Recordó sus raíces almerienses y cómo lo han acompañado por los distintos países que fueron depositarios de su sagrado ministerio. Elogió que «al ver tantas personas, todos con responsabilidades y procedencias distintas, veo que estáis haciendo lo que el Papa Francisco quiere. Una Iglesia en salida, dispuesta a dar testimonio de Jesús».

Con su hablar, elegante y pedagógico a la vez, quiso encauzar a los peregrinos hacia la verdadera devoción a Nuestra Señora y terminó aseverando: «Si hay tantos devotos de Nuestra Señora de los Desamparados, no puede haber desamparados entre nosotros». Luego, seguido de todos, ofició una Salve solemne en el templo e impartió la bendición solemne. Con mucho recogimiento, disfrutó de unos minutos de silenciosa oración en el camarín donde se venera la sagrada imagen.

Un cocktail, celebrado en la terraza inferior de la explanada del Roel, fue el broche final de esta maravillosa velada que se celebra cada siete de agosto en el Santuario Diocesano del Saliente. Con este acto se inician las grandes fiestas en honor a Nuestra Señora de los Desamparados del Buen Retiro del Saliente Coronada. El próximo sábado veintisiete de agosto, el Claustro volverá a llenarse para la II Exaltación de la Romería que correrá a cargo de Pilar Alfonso, esposa del conocido empresario Francisco Martínez – Cosentino.

Prensa del Santuario diocesano del Saliente

Ver este artículo en la web de la diócesis

Contenido relacionado

MALA HIERBA

Había una vez un niño Chino llamado Ping, que tenía muy...

Colegios Altaduna-Saladares: 30 años educando en valores humanos y cristianos

El colegio Altaduna-Saladares ha inaugurado el 50 aniversario de la fundación...

Enlaces de interés