Cientos de jóvenes y niños se dieron cita en el EDIN celebrado en Berja

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

Atraídos por el lema «Jesús camino para la verdadera felicidad», se celebró en el Santuario Diocesano de Nuestra Señora de Gádor de Berja el Encuentro Diocesano de la Infancia recientemente. A pesar de la continua lluvia, muchos fueron los niños, catequistas, monitores y párrocos que se citaron en este enclave virgitano con enorme ilusión.

El equipo de pastoral juvenil, junto con las Esclavas de la Eucaristía y de la Madre de Dios, propiciaron una fantástica recepción de acogida a los participantes. Esta acogida concluyó en una oración inicial, donde se pidió la inspiración del Espíritu Santo para vivir con intensidad la jornada.

Organizados en grupos de trabajo, se procedió a una original presentación del clásico norteamericano: «El Mago de Oz». El objetivo era trazar una analogía entre los diversos personajes de la obra, con las diferentes actitudes del ser humano al acercarse a Jesucristo. La dedicación del equipo de pastoral juvenil y el entusiasmo de los pequeños mostró que se alcanzó el fin perseguido.

Una gozosa marcha hacia la capilla del Santuario precedió a la santa Misa, celebrada a los pies de la Santísima Virgen de Gádor. Fue presidida por Felipe Alfonso de Mendoza Alemán, Director de dicho Secretariado; por Juan José Martínez Tur, rector del Santuario y párroco de Berja; así como por varios párrocos de distintos puntos de la Diócesis. Un buen número de alumnos del Seminario Mayor y Menor sirvieron el altar durante la Eucaristía. El cantautor Marcelo Olima, afincado en Berja, dirigió los cantos en todo momento. Ya al final, una de las religiosas que cuidan el Santuario, compartió la hermosa historia de su vocación con los pequeños. Además, se sumaron a la celebración muchos fieles desde los pueblos cercanos.

Siguiendo la influencia de «El Mago de Oz», una yincana inspirada en el camino de baldosas amarillas, permitió a los pequeños recuperar la dinámica festiva del encuentro. Expansionado el ánimo, un taller de oración orientado a su edad, se impartió en los grupos establecidos a tal efecto. El momento dedicado al almuerzo sirvió para expresar el sentimiento unánime de hermandad vivido a lo largo de todo el encuentro.

A modo de recapitulación, la catequesis última significó el momento de hacer balance de lo experimentado y ayuda a los pequeños a vivir su compromiso cristiano. Finalmente, un celebrado Flashmov happy coronó el Encuentro Diocesano de la Infancia.

Contenido relacionado

Enlaces de interés