Cáritas diocesana de Almería invita a vivir en clave de esperanza

Diócesis de Almeríahttps://diocesisalmeria.org/
La diócesis de Almería es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, en España. Su sede es la Catedral de la Encarnación de Almería.

Cáritas Diocesana de Almería está llevando a cabo en estas semanas su actividad en el marco de la campaña «Vive sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir».

«Navidad, es tiempo de esperanza». Esperanza para muchos niños y familias que están pasando serias dificultades económicas. Por eso, desde Cáritas Diocesana, se están realizando campañas de recogida de juguetes en algunas de las Cáritas Parroquiales de la provincia almeriense.

Las parroquias que están participando de esta recogida son San Ignacio de Loyola, en el barrio de Piedras Redondas; San Pío X, en el barrio del Zapillo; San Pablo Apóstol en 500 viviendas; San Agustín, en Rambla Alfareros; Santa María de los Ángeles, en el barrio de Los Ángeles, Santa María Madre de Dios, en el Puche y Santa María de Belén, en Pescadería.

Por otro lado, la parroquia Santa María Magdalena está recogiendo juguetes a través del supermercado Alcampo y la parroquia de San Sebastián, está recogiendo juguetes y alimentación infantil a través del centro de salud San Leonardo; la de San Urbano de La Cañada, está recogiendo juguetes a través de su centro de salud. Son muchas cosas las que oscurecen la esperanza de multitud de personas en nuestra sociedad: el paro, la pobreza, la pérdida de derechos, la falta de ayudas, la exclusión, el desamparo, la falta de futuro…

Cáritas anima a construir y potenciar lo comunitario, porque éste es el único camino de humanización y de esperanza para incidir en todo aquello que atenta contra los derechos de las personas. Construir comunidades, grupos humanos solidarios, donde todos están vinculados los unos a los otros, porque sienten que la suerte que pueda correr su prójimo es su misma suerte, lo que a él le ocurre a mí me ocurre (Cfr. Hch 4, 32-35).

Son ya muchas las personas y grupos que están comprometidos con el bien de su prójimo. Gracias a ellos, otro mundo nuevo ya está abriéndose paso aquí y ahora. Ellos son signos de esperanza.

Desde Cáritas se propone a la ciudadanía hacer posible que las comunidades y grupos sean lugares de acogida y fraternidad, donde las personas sean capaces de vivir y convivir juntas, donde sea posible crear espacios comunitarios, solidarios y proféticos que hagan realidad otro mundo posible, otra forma de relacionarse y convivir desde valores como la generosidad, la solidaridad, el espíritu de cooperación y participación, la justicia y la gratuidad.

Contenido relacionado

Enlaces de interés