Inicio Blog

¡¡Gracias!! Consejo Diocesano de Pastoral

0

Con una memoria agradecida del sexenio 2015-21 comenzó este sábado 19 de junio el primer Consejo Diocesano de Pastoral después de la finalización del estado de alarma por la crisis sanitaria de la Covid-19.

En el Salón de actos del seminario o de modo telemático, los consejeros, presididos por el obispo tras la oración y las palabras del prelado, tuvieron oportunidad de visionar un video, que fue presentado por el vicario general, Antonio Pérez, en el que se daba gracias a todas las personas por lo vivido, promovido y experimentado a partir del PDP vigente prolongado un año más debido a la pandemia.

A través de la metáfora de unos niños que representan la esperanza, el futuro por construir a lo largo de diez minutos se hace un repaso a estos 6 años en la vida pastoral de la diócesis. Precisamente los pequeños protagonistas han nacido durante el periodo de vigencia del PDP. Sus madres y padres comenzando siendo solteras; respondieron a su vocación y contrajeron matrimonio en este tiempo. Trabajaron y siguen haciéndolo al servicio de la evangelización. El video es una parábola para agradecer a Dios tanto bien recibido. Ahora toca cuidar y ayudar a crecer. Faltan muchas cosas pero lo importante es la vida que se ha sembrado. Solo por eso ha merecido la pena la misión.

A continuación, el secretario de pastoral, Juan Antonio Guedes, invitó a los presentes a compartir su vivencia de este tiempo complejo que hemos vivido para, posteriormente, presentar el documento elaborado para realizar la evaluación pastoral. En el mismo se contiene una mirada pastoral al contexto actual, a partir de la cual se pregunta ¿Cómo evangelizar en la actual situación? Responder a este interrogante requiere un gran discernimiento eclesial que realizamos mientras caminamos y desde todo aquello que descubrimos en la andadura compartida. Caminar juntos, invocar al Espíritu, escuchar y acompañar es preciso para hacer este recorrido sinodal- fue apuntando Juan Antonio.

En el texto se recuerdan los cuatro itinerarios preferentes, salidos del Congreso nacional del laicado, y que van servir de brújula para la Iglesia en España en este tiempo, a saber: Primer anuncio, Acompañamiento, formación y presencia misionera en la vida pública.

En la última parte de su intervención expuso Guedes el resumen de las evaluaciones del PDP que han ido llegando por medios telemático, y presentó una propuesta para hacer una valoración más profunda del periodo que finaliza.

Los Consejeros pudieron realizar el trabajo propuesta y realizar distintas aportaciones y sugerencias.

Con distintas intervenciones a informaciones sobre el futuro inmediato el obispo dio por concluido el Consejo agradeciendo la participación.

[embedded content]

Ver este artículo en la web de la diócesis

La XIII Asamblea de Cáritas Diocesana propone un nuevo «tiempo de esperanza» después de las dificultades vividas debido a la pandemia

0

Cáritas Diocesana celebró este sábado 19 de junio su XIII Asamblea General, un encuentro que tuvo que aplazarse el año pasado debido a las restricciones sanitarias y el Estado de Alarma por la pandemia de la Covid-19. Las mismas restricciones, además, provocaron que en esta ocasión la Asamblea se celebrase íntegramente en formato online. En ella participaron cerca de 200 personas, entre representantes de las Cáritas parroquiales y arciprestales, así como el equipo directivo –presidido por el obispo Bernardo Álvarez- y personas voluntarias y trabajadoras de la entidad eclesial.

Bajo el lema “Tiempo de Esperanza”, este espacio asambleario se venía desarrollando cada dos años y tiene como objetivo analizar diferentes aspectos relevantes de la vida de Cáritas en la Diócesis, así como revisar las líneas estratégicas de actuación trazadas con anterioridad.  En este sentido, la institución ha puesto énfasis en este tiempo en impulsar la revisión que pone el acento en la dignidad de las personas en las acciones de acompañamiento que lleva a cabo.

Aprobación de los informes de gestión y económico

De igual modo, también se presentaron y aprobaron las cuentas de la entidad en los últimos ejercicios presupuestarios, así como las nuevas acciones y proyectos que se desarrollarán en el futuro. Además, la Asamblea contó en esta ocasión con la presencia de la catedrática y profesora titular de la Facultad de Educación de la Universidad de La Laguna, Olga María Alegre, quien realizó una catequesis motivacional centrada en el camino de esperanza que nos queda por recorrer, después de una época compleja que hemos atravesado debido a la pandemia.

La Asamblea también subrayó la labor de denuncia de la que hace gala la entidad, respecto a la reivindicación de los derechos fundamentales de las personas, sobre todo aquellos que están siendo vulnerados en estos momentos, especialmente desde que se declaró el Estado de Alarma en nuestro país. Estos retos y líneas de actuación han sido discutidas en los últimos meses en procesos asamblearios por arciprestazgos, y fueron consensuadas y refrendadas por los diferentes agentes de la entidad.

Por último, se aprovechó el citado encuentro para dar voz a la necesidad de implementar un modelo distinto de desarrollo, justo, solidario y sostenible, a través de un manifiesto elaborado por el equipo directivo y la propia Diócesis Nivariense; un documento desarrollado desde el compromiso de amar y cuidar del mundo, a las demás personas y a nosotros mismos, que son los valores que propone y sobre los que trabaja el Modelo de Acción Social de Cáritas.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Cuarto centenario de la llegada de Nuestro Padre Jesús Nazareno a La Rambla

0

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno conmemorará el IV Centenario de la llegada del Señor a La Rambla con un amplio programa de cultos, pastoral, cultural y de formación

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Amargura ha anunciado que conmemorará el IV Centenario de la llegada a La Rambla de la venerada imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno con un amplio programa de cultos, pastoral, cultural, de formación y de caridad a lo largo del próximo año 2022.
El hermano mayor de esta cofradía D. Antonio Raúl Raigón, junto al consiliario de la Hermandad y Párroco de Ntra. Sra. de la Asunción Rvdo. Sr. D. José Ángel Arévalo y los miembros de la Comisión Organizadora de IV Centenario, han informado del trabajo que ya se está realizando para que la celebración de tal efeméride.
Así el Cabildo de Hermanos reunido el pasado 25 de abril, acordó por unanimidad y con el visto bueno del Consiliario de la Hermandad, solicitar al Obispado de la Diocesis de Córdoba la tramitación de la concesión de Año Jubilar en 2022 en la sede canónica de esta Hermandad, para que el pueblo de La Rambla, toda su Comunidad Parroquial y cuantos devotos lo deseen, puedan ganar y recibir la Indulgencia Plenaria una vez cumplidos los requisitos establecidos para ello.
Según ha explicado el Hermano Mayor, creemos que no existe una manera mejor de conmemorar una fecha tan señalada para la Hermandad y para todo el pueblo de La Rambla como fue la llegada del Señor a nuestra ciudad el 4 de marzo de 1622, y sería un privilegio mayor contar con la concesión de un Año Jubilar que redundaría en beneficios espirituales para esta Hermandad, para toda la Comunidad Parroquial y para la Diocesis.

Año Jubilar

Así mismo, el Consiliario ha destacado con este Año Jubilar, que comenzaría el 6 de enero de 2022 y se prolongaría hasta el 6 de enero de 2023, se iniciaría un tiempo especial de gracia y salvación para gloria de Dios y un tiempo de provecho espiritual para el pueblo de La Rambla; un verdadero tiempo de conversión, de regalo de Dios como signo de misericordia del Padre que nos acoge, nos perdona y nos renueva.
Con ello, el pasado jueves 17 de junio, el Hermano Mayor, el Consiliario y los miembros de esta Comisión mantuvieron un encuentro con el Obispo de Córdoba Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Demetrio Fernández González, en la que se abordó esta petición. La solicitud ha sido bien recibida por Monseñor y ya se ha iniciado el procedimiento para tramitar este hecho ante la Penitenciaría Apostólica.
La Hermandad por su parte ha anunciado que en próximas fechas se informará a los rambleños de la amplia programación en la que se está trabajando, así como en otros detalles relacionados con este 400 aniversario.

(Comunicado de la Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno
y Nuestra Señora de la Amargura de La Rambla)

La entrada Cuarto centenario de la llegada de Nuestro Padre Jesús Nazareno a La Rambla apareció primero en Diócesis de Córdoba. Ver este artículo en la web de la diócesis

El verano del cristiano

0

Verano tiempo de Dios

 

EL VERANO DEL CRISTIANO

 

«Tengan cuidado de ustedes, no sea que se emboten sus corazones con juergas, borracheras y las inquietudes de la vida, y se les eche encima de repente aquel día…»

(Evangelio de san Lucas 21,34)

 

«Hombre prudente recoge en verano»

(Libro de los Proverbios 10, 5)

 

¿Pero es que existe un verano «cristiano»?

¿No es acaso el tiempo de descanso igual para todos? 

Ante estas cuestiones hay que ser claros: Para el cristiano también el verano es tiempo de Dios. No es un paréntesis en la vida ni un descanso de la vivencia de Dios. Es casi todo lo contrario…

En la Biblia no existe el concepto de «vacaciones» personales tal y como nosotros lo conocemos hoy. Eran otros tiempos y otras realidades. Pero sí existe el descanso como respuesta a los agobios y dificultades de la vida que nos pueden separar de Dios.

La institución del «sábado» nos enseña que es el día de Dios:

 «Pero el séptimo día es día de descanso, consagrado al Señor, tu Dios».

(Éxodo 20,10)

En los textos bíblicos del libro del Éxodo cada vez que se habla del «día de descanso» siempre se añade seguidamente «consagrado al Señor». De esta manera para el creyente también el descanso es tiempo consagrado a Dios.

En la vida de Jesús tenemos muchos momentos donde el Señor busca el descanso humano y nos ofrece el descanso espiritual a cada uno de los que le seguimos. Él se convierte en respuesta a los agobios, inquietudes y cansancios de la vida:

“Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré.

Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas.

Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.”

(Mt 11, 28-30) 

El descanso aparece en Jesús como una de las recompensas a su seguimiento. Él es nuestro descanso…

¿Qué es «descansar»?

 «Descansar» viene del prefijo de negación «des» sobre el verbo «cansar». Significa por tanto «quitarse la fatiga» y es que la vida con sus ajetreos y problemas nos cansa, nos fatiga, nos desanima y nos desalienta…

Para la mayoría de las personas las vacaciones son días para romper con la aburrida rutina diaria. El descanso estival son días para adueñarse del tiempo sin las interferencias del trabajo o de las obligaciones de cada momento. El descanso veraniego hace felices a muchas personas porque les hace tomar el ritmo de su vida tal y como ellos desean no como la vida les impone…

Para los cristianos las vacaciones, el descanso, supone también otras muchos elementos que no se dan en los que no son creyentes. Mientras que para el cristiano su vida es tiempo de Dios y para Dios, para el no creyente su tiempo es suyo y él es su único dueño y administrador…

 

¿Qué nos cansa?

 «Tengan cuidado de ustedes…» (Evangelio de san Lucas 21,34).

Un buen ejercicio cristiano para comenzar y vivir las vacaciones estivales es descubrir nuestro punto de partida hacia el descanso. Tenemos que aprender sobre qué es lo que nos cansa y qué nos descansa en nuestra vida diaria. En ese aprendizaje encontraremos personas, situaciones, problemáticas concretas que de una u otra manera nos afectan positiva o negativamente.

 ¿Qué situaciones de mi vida me tensionan y agobian?

¿Qué personas son las que provocan en mí un gran nivel de estrés?

¿Cuáles son las realidades de mi vida que me inquietan y me quitan la paz y el sosiego?

¿Qué tengo que hacer en el verano para liberarme o descargarme de estas preocupaciones?

 De alguna manera estamos hablando de la necesidad de una preparación al descanso veraniego antes de disfrutar del mismo. Así como cada año hacemos un programa de vida también nos puede ayudar el hacernos un breve programa para nuestras vacaciones.

 ¿Qué nos cansa?

Además de nuestra propia realidad interior,  los cristianos también vivimos rodeados de situaciones que nos pueden producir abatimiento por las situaciones se dan en el mundo que nos rodea y en la Iglesia de nuestro tiempo. Algunas de ellas pueden ser…

– Las realidades del mundo.

– Las propias incoherencias personales y comunitarias.

– El estar siempre empezando y la sensación de que no avanzamos…

– El sentirnos abandonados por seguridades emocionales, afectivas, racionales, eclesiales… que antes parecíamos tener y ahora no.

– El pensar que seguir al Señor en este tiempo ya no tiene sentido, es estéril…

– El no ver ni recoger frutos…

– El sentirse solo aunque estemos rodeados de personas…

– Los problemas y dificultades de la existencia humana.

– Las pruebas que la vida nos pone delante.

– Nuestras propias confusiones interiores y exteriores…

 

Y llega el verano…

Ya hemos tomado el pulso a nuestra ajetreada vida y somos conscientes de aquellas cosas que nos cansan y abaten con cierta facilidad. Pero llega el verano, las vacaciones que quieren interrumpir la monotonía diaria y hacernos retomar nuevas fuerzas…

Hay una expresión de uso anticuado que ya no se utiliza en nuestro idioma pero que siempre procuro tenerla presente en las vacaciones estivales. Me refiero a la palabra «dedeificar». Esta expresión significa suprimir, eliminar o descartar el número determinado de deidades, dioses e ídolos… y procuro tenerla en cuenta porque en la vida las personas nos creamos muchos dioses, ídolos y demás que en lugar de hacernos crecer como personas y como cristianos lo que hacen es justamente lo contrario. Verano, tiempo de dedeificar…

 Hay ocasiones en las que endiosamos a las personas, al trabajo, el dinero, el tener… y todo ello ni nos hace felices ni nos deja descansar bien. Tenemos que aprender a descubrir que tal y como dice la Biblia «hay un tiempo para cada cosa…» y romper con aquello que no nos deja centrarnos y concentrarnos en el descanso veraniego.

 Para los cristianos el verano tiene que ser un tiempo de reposo, de calma, de sosiego, de alivio… y todo ello sin caer en la trampa de creer que en este tiempo también Dios se toma sus días de descanso…

 Para el cristiano no hay una ruptura veraniega de su vida de fe, todo lo contrario. Es justo en ese tiempo cuando la fe se serena de los ajetreos de la vida y es un tiempo para sentarnos con el Señor a repasar nuestros momentos y todo ello sin prisas, sin reloj, sin las preocupaciones de llegar tarde. Vivir el verano en cristiano significa que Dios va a la playa o al campo con nosotros, que se ríe y divierte con nosotros, que incluso hasta nos ayuda a llevar las maletas del equipaje…

 

El verano del cristiano

 No nos tenemos que sentir acomplejados porque nuestro verano tenga otros contenidos distintos al verano de los no creyentes. El verano es el mismo para todos, la única diferencia está en cómo lo vivimos y aprovechamos.

 «Hombre prudente recoge en verano» (Proverbios 10,5)

 Algunas características del verano que vive el cristiano son…

– Hacer también del verano tiempo de Dios.

– Tiempo del diálogo sereno y reposado de quien está con el Señor sin prisas, disfrutando de su presencia y amistad.

– Tiempo de oración que nos descansa, serena y anima.

– Estar libres de horarios y de otras esclavitudes cotidianas. Somos más libres para mirar al Señor y con el Señor lo que    nos rodea.

– Descubrir que la naturaleza es también presencia de Dios.

– Tiempo para meditar la Palabra con mayor serenidad y acogida.

– Tenemos más tiempo libre para centrarnos más y mejor en el Señor.

– Tiempo de lecturas espirituales que nos mueva por dentro y por fuera.

– Tiempo para visitar museos, monumentos, monasterios… y hacer en ellos la vivencia espiritual de lo que las piedras y  las obras de arte nos transmiten.

– Aprovechar algunos días para hacer algún retiro o ejercicios espirituales.

– Tiempo para entrar en contacto con otras personas, culturas y formas de vida e ir descubriendo lo que de Dios hay en ellas.

– Tiempo de saber recoger y percibir las bondades de Dios en nuestra vida.

– Aprender a utilizar el tiempo libre de manera creativa y constructiva.

– Visitar a esas personas que viven solas y enfermas y para las que nunca tenemos el tiempo suficiente.

– Colaborar con algún proyecto en los países en desarrollo…

– Tiempo para conocer y relacionarnos con las nuevas personas que aparecen en nuestros lugares de descanso.

– Libre de horarios y de otras esclavitudes cotidianas somos más libres para mirar al Señor cara a cara y que nada ni nadie nos distraiga.

– El verano es tiempo de «tener» y saber acoger lo que Dios nos da. Tenemos más tiempo, tenemos ilusión, tenemos  independencia de nuestras obligaciones…

– Tener cuidado de uno mismo de todos los aspectos de nuestra vida: espiritual, salud, psicológica, emocional, etc. y buscar la manera de disfrutarlo.

– Dedicar más tiempo a aquellos a los que no atiendes durante el año: familia, amigos…

– Descubrir la presencia de los pobres y débiles que nos rodean incluso en las vacaciones…

– El verano para el cristiano no es tiempo ni para el aburrimiento ni para la holgazanería. Para el cristiano el tiempo siempre tiene que ser útil para su vida de fe.

– Practicar deporte, nadar, jugar, divertirse, reír… expandir el alma llena de alegría.

– Renovar nuestra pertenencia a la comunidad de la Iglesia en cada hermano en la fe con el que nos encontramos. Hacer   una experiencia de encuentros fraternos. Compartir la Eucaristía con espíritu eclesial.

– Ejercer la libertad desde Jesús.

– Vivir el sacramental de la alegría.

– Tratar de humanizar lo deshumanizado…

– Revisar nuestra vida con la serenidad del descanso.

– Ilusionarnos con volver a nuestros quehaceres diarios porque también en ellos Dios es nuestro descanso…

 Cuando termine el estío muchas personas volverán a su realidad cotidiana mucho más morenos, con unos kilos de más y con muchas experiencias que contar… Para nosotros los cristianos, además de lo anterior, llevaremos una experiencia de Dios que nos ha enriquecido para todo el año…

¡Feliz y cristiano verano!

Mario Santana Bueno

2019

 

Artículos relacionados:

La entrada El verano del cristiano aparece primero en DIÓCESIS DE CANARIAS.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Verano, tiempo de descanso

0

verano, tiempo de descanso

 

VERANO

– TIEMPO DE VACACIONES
Numerosos organismos tanto públicos como privados no trabajan durante el mes de JULIO o AGOSTO.

Tenga en cuenta que hay parroquias y organismos administrativos (despachos parroquiales, archivos, museos, etc.) que o bien están cerrados en el mes de JULIO o AGOSTO e incluso SEPTIEMBRE o bien cambian sus horarios de celebraciones (Misas, sacramentos, etc.) y de actividades (despacho parroquial, reuniones, encuentros, etc.)

Si tiene que pedir o arreglar algún documento o información acuda con tiempo suficiente antes o después del descanso veraniego a cada parroquia u organismo.
Puede informarse sobre los nuevos horarios para el verano llamando por teléfono a cada parroquia o acercándose a la misma para conocer los horarios establecidos para este tiempo veraniego.

Tenga en cuenta que puede haber datos que no estén actualizados:

– Horarios de misas – Tenga en cuenta que algún horario puede NO estar actualizado

– Parroquias de la isla de Gran Canaria

– Parroquias de la isla de Fuerteventura

– Parroquias de la isla de Lanzarote y La Graciosa

 

– PARA LAS PERSONAS INMIGRANTES CANARIOS O SUS DESCENDIENTES

Las personas que solicitan certificaciones de bautismo, matrimonio, etc. para gestiones correspondientes a  demostrar que son descendientes de canarios emigrados:

– Migrantes: Direcciones de Ayuntamientos, Registros Civiles y documentos eclesiásticos de nuestra diócesis

– Informaciones para solicitar documentos de emigrantes canarios de nuestra diócesis

 

– ARREGLE O SOLICITE SUS DOCUMENTOS O SERVICIOS A SU PARROQUIA ANTES O DESPUÉS DEL DESCANSO VERANIEGO

Durante los meses de verano el SERVICIO DE INFORMACIÓN DE LA DIÓCESIS DE CANARIAS está completamente operativo para poder informarle y orientarle, pero, en ningún caso, este servicio tiene capacidad de resolver situaciones concretas que sólo competen a las parroquias y a los organismos eclesiásticos correspondientes.

Consulte a cada parroquia y organismo con tiempo suficiente antes de acudir a una actividad determinada. En nuestra web dispone de mucha información sobre los pasos a seguir en cada uno de los temas en los que puede estar interesados. Utilice el buscador que tiene en la columna de la derecha para encontrar rápidamente algún tema concreto. Nosotros somos un servicio de información diocesano, no parroquial. Para los temas concretos de una parroquia determinada se tiene que poner en contacto directo con esa parroquia.
Puede comunicarse con nosotros por email o mediante el resto de los numerosos servicios en línea que ponemos a su entera disposición:
info@diocesisdecanarias.org

Vea informaciones de interés que le pueden ser útiles:

– Sacramentos en general

– Certificados de sacramentos

– Catequesis para recibir sacramentos

– Bautismo

– Matrimonio católico (Bodas)

MUY IMPORTANTE:

Toda la información que ofrecemos tiene únicamente validez informativa general y en ningún caso es vinculante o aplicable a situaciones concretas donde sólo el párroco o el responsable eclesiástico correspondiente tiene la capacidad de resolver.

Hay datos e informaciones que por distintas razones no están actualizadas al día de hoy. Tratamos de mantener el mayor número de datos actualizados pero no siempre lo conseguimos.

La Diócesis de Canarias y cualquiera de sus organismos o personas no se responsabilizan de los cambios de horarios o actividades previstas, interpretación, aplicación, daños a terceros de cualquier tipo, daños materiales, ni de ningún otro tipo que se puedan derivar de las respuestas a las cuestiones que tratamos. Únicamente son las correspondientes autoridades eclesiásticas quienes tienen que decidir en cada caso qué es lo que conviene y cómo se debe aplicar la actual normativa de la Iglesia. La información que facilitamos es con buena fe y gratuita y tratamos que sea actualizada, aunque no siempre puede ser así. Ante cualquier duda sobre el texto póngase en contacto con su párroco en el horario del archivo o despacho parroquial. Tenga en cuenta que los horarios tanto de las actividades pastorales como del despacho parroquial pueden variar según distintas circunstancias: fiestas parroquiales o civiles, meses de verano, etc.

Todos los horarios y actividades pueden cambiar sin previo aviso cuando concurran situaciones que así lo demanden. 

 

Artículos relacionados:

La entrada Verano, tiempo de descanso aparece primero en DIÓCESIS DE CANARIAS.

Ver este artículo en la web de la diócesis

“Como sacerdote espero ser canal del Espíritu Santo”

0

Pablo Fernández nació en Córdoba el 20 de julio de 1992 y se ha formado en el Seminario Diocesano Redemptoris Mater

Tu paso por el Seminario termina, ¿Cómo afrontas estos últimos días antes de tu ordenación presbiteral?

Estos últimos días intento vivirlos al máximo porque sé que estos días no volverán nunca. Lo que nos dice el rector, la formación, la convivencia con los seminaristas, de la que se aprende mucho, todo esto es muy positivo para el futuro. Espero no perder la gracia, eso es un Kairós, el Señor está pasando por mi vida por medio de este último tiempo de seminario y me está haciendo conocerme más profundamente. Bajar a lo profundo y ver mis defectos y virtudes.

A lo largo de este periodo de discernimiento y formación ¿Cómo has vencido el miedo y la duda?

Por la confianza que da la fe. Sé que detrás de mí hay mucha gente, está la Iglesia entera, desde el Obispo hasta el último gato de mi parroquia. Este paso no lo voy a dar solo, si fuera solo no lo daba porque el demonio se encarga de decir: esto no va a ir bien, va a fallar, no funciona. Pero tengo detrás una comunidad neocatecumenal. Este paso que doy no es para mí, para crecer yo, es para ponerme al servicio de los hermanos porque veo que hace falta en la Iglesia. Siempre voy a tener una referencia, alguien que me diga lo que hacer o cómo. En este sentido este paso lo doy confiado en el Señor que por medio de los hermanos me va a estar ayudando siempre. Lo importantes es que el Señor me conceda la gracia de ponerme de cara a Él todos los días.

¿Qué sacerdote esperas ser?

Pues normal, no espero ser una gran cosa. No espero cambiar parroquias, pero en la medida de lo posible espero ser canal del Espíritu Santo, que pueda por mi medio ayudar a la gente. Yo soy puro impedimento pero es el Señor el que hace las cosas y es el que me ha traído hasta aquí, desde mi nacimiento hasta ahora.

¿Cómo imaginas la Iglesia del futuro de la que tú vas a formas parte?

Me la imagino bastante reducida pero fuerte en la fe. Durante la pandemia he visto como las comunidades neocatecumenales, y la Iglesia en general, se han visto bastante fortalecidas porque los sacramentos no se valoran hasta que se pierden, y en este tiempo hemos visto muchas familias que han estado privadas de los sacramentos.

Durante la pandemia estuve en Jordania y tuvimos que celebrar juntos, ahí se entiende el valor que tiene celebrar la misa juntos. El Señor no nos ha dejado solos nunca, aun en este tiempo difícil.

La Iglesia del futuro me la espero viva, llena de fe y ganas de evangeliza. Yo me apunto a evangelizar porque verdaderamente Cristo salva, vive y reina y es el que mueve nuestras vidas. La Iglesia del futuro será, como dice el Papa “Iglesia en salida”

La entrada “Como sacerdote espero ser canal del Espíritu Santo” apareció primero en Diócesis de Córdoba. Ver este artículo en la web de la diócesis

El arzobispo visita la Parroquia de La Candelaria y Blanca Paloma en el barrio de Los Pajaritos

0

El arzobispo visita la Parroquia de La Candelaria y Blanca Paloma en el barrio de Los Pajaritos

El arzobispo de Sevilla, monseñor Saiz Meneses, ha dedicado la tarde del viernes a conocer la Parroquia de la Candelaria y Blanca Paloma, en la barriada de Los Pajaritos, una de las que registra los índices de pobreza más preocupantes no ya de la ciudad sino de la comunidad autónoma andaluza y de todo el país, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Siempre acompañado por los párrocos, Francisco Ortiz y Manuel Sánchez, el arzobispo paseó por la barriada y visitó a algunos de sus vecinos en sus domicilios. Ya en las dependencias parroquiales, se reunión con las religiosas que desarrollan su misión en este barrio, quienes le expusieron los pormenores de un apostolado en un territorio que una de ellas calificó como “lugar santo”. A este encuentro se unió Rafael Muñoz, sacerdote filipense y delegado diocesano para el Clero.

Finalmente, monseñor Saiz presidió la Eucaristía en el templo de la Candelaria, donde afirmó que “a pesar de tantos problemas, en este barrio hay vida, hay esperanza”.

Ver este artículo en la web de la diócesis

“No os agobiéis por el mañana”

0

“No os agobiéis por el mañana”

Evangelio de hoy, sábado 19 de junio.

– 2 Cor 12, 1-10.
– Sal 33. R.
– Mt 6, 24-34.

Nadie puede servir a dos señores. Porque despreciará a uno y amará al otro; o, al contrario, se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero. Por eso os digo: no estéis agobiados por vuestra vida pensando qué vais a comer, ni por vuestro cuerpo pensando con qué os vais a vestir. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo que el vestido? Mirad los pájaros del cielo: no siembran ni siegan, ni almacenan y, sin embargo, vuestro Padre celestial los alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellos? ¿Quién de vosotros, a fuerza de agobiarse, podrá añadir una hora al tiempo de su vida? ¿Por qué os agobiáis por el vestido? Fijaos cómo crecen los lirios del campo: ni trabajan ni hilan. Y os digo que ni Salomón, en todo su fasto, estaba vestido como uno de ellos. Pues si a la hierba, que hoy está en el campo y mañana se arroja al horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más por vosotros, gente de poca fe? No andéis agobiados pensando qué vais a comer, o qué vais a beber, o con qué os vais a vestir. Los paganos se afanan por esas cosas. Ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso. Buscad sobre todo el reino de Dios y su justicia; y todo esto se os dará por añadidura. Por tanto, no os agobiéis por el mañana, porque el mañana traerá su propio agobio. A cada día le basta su desgracia.

Ver este artículo en la web de la diócesis

San Romualdo

0

San Romualdo

Un abad eminente de la Iglesia es San Romualdo. Antes de convertirse en un gran eremita y fundador de varios monasterios por la península itálica, fue un joven de vida mundana. Es uno de los reformadores de la regla de San Benito, que hoy conocemos como Orden Camaldulense. Lo celebramos siempre el 19 de junio.

Nació en Ravena, hacia la mitad del siglo X, hijo de los duques de Ravena que gobernaban la ciudad. No fue educado en la fe de joven y vivió una vida propia del mundo. Un episodio marcó su vida y fue cuando su padre le llevó a ser testigo de una batida en duelo con otro miembro de familia. Su padre lo mató y San Romualdo quedó tan impresionado, que acabó escapando horrorizado a un monasterio cercano.

Allí encontró la fe y permaneció por tres años, creciendo en vida de oración, austeridad y fervor. El superior de aquella orden que había acogido al joven Romualdo, temía que el padre fuese a vengarse por ver que su hijo quería entregarse a la vida religiosa. Al final, el problema se saldó gracias a la mediación del Arzobispo.

Romualdo se vio obligado a salir de aquel monasterio, pues la convivencia con los monjes le era propicia. Acabó topándose con un ermitaño lacónico y áspero llamado Marino. En su compañía logró crecer en su vida de fe y de penitencia. Juntos lograron mover el corazón del jefe militar del ducado de Venecia -que llegó a ser un gran santo: San Pedro Urseolo-, e incluso la del padre de Romualdo, que acabó movido al arrepentimiento y retirado a un convento hasta su muerte.

El corazón de Romualdo clamaba por el anuncio del Evangelio, y se veía predicando con ardor a Jesús. El Papa le dio permiso para partir de misión a Hungría, pero cada vez que lo intentaba caía enfermo. Esta circunstancia le hizo pensar que ésta no era la voluntad del Padre Celestial.

Luego, el santo permaneció por años en compañía de un santo ermitaño, quien veló por la total conversión y formación de San Romualdo, de manera que éste pudiese predicar con ardor y corazón a Jesús. Justamente, el anuncio del evangelio fue uno de sus más grande sueños, y contando con el permiso del Papa, decidió partir a Hungría para iniciar su misión evangelizadora. Sin embargo, una terrible enfermedad impidió su viaje, y San Romualdo, que siempre estuvo atento a las señales de Dios, se dio cuenta que el Padre Celestial no lo quería para esa misión.

Fue en esa época cuando San Romualdo se vio asolado por muchas tentaciones que le hicieron purificar su vida de fe. La imaginación le presentaba con toda viveza los más sensuales gozos del mundo, invitándolo a dejar esa vida de sacrificio y a dedicarse a gozar de los placeres mundanos. Luego el diablo le traía las molestas y desanimadoras tentaciones de desaliento, haciéndole ver que toda esa vida de oración, silencio y penitencia, era una inutilidad que de nada le iba a servir. Por la noche, con imágenes feas y espantosas, el enemigo del alma se esforzaba por obtener que no se dedicara más a tan heroica vida de santificación. Pero Romualdo redoblaba sus oraciones, sus meditaciones y penitencias, hasta que al fin un día, en medio de los más horrorosos ataques diabólicos, exclamó emocionado: «Jesús misericordioso, ten compasión de mí», y al oír esto, el demonio huyó rápidamente y la paz y la tranquilidad volvieron al alma del santo.

Después de muchos sufrimientos y rechazos a manos de otros monjes, el año 1012 fundó una nueva comunidad a la que llamó «Camaldulenses», nombre que tomaron del benefactor que les regaló las tierras y se llamaba Málduli. La novedad de esta congregación, inspirada en la regla de San Benito, era la mezcla de la vida eremítica con la cenobítica. Este fue el principal monasterio de los muchos que fundó por toda Italia.

Tuvo varias visiones, como un sueño en el que vio unos monjes que subía por una escalera al Cielo vestidos con hábito blanco, que le llevó a que su orden vistiese de ese color, o el de su propia muerte, que ocurrió durante uno de sus viajes. Exhausto, murió solo en su celda en el monasterio de Val-di-Castro, el 19 de junio del año 1027.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Santos Gervasio y Protasio de Milán

0

Santos Gervasio y Protasio de Milán

GervasioProtasioEn Milán, en la provincia de Liguria, santos Gervasio y Protasio, mártires, cuyos cuerpos fueron encontrados por [san Ambrosio], el cual, en este día, los trasladó con toda solemnidad a la nueva basílica que había edificado.

http://www.santopedia.com/santos/san-protasio-de-milan

La entrada Santos Gervasio y Protasio de Milán apareció primero en Diócesis de Córdoba. Ver este artículo en la web de la diócesis

Enlaces de interés