Ante el Congreso Nacional de Laicos del mes de febrero una llamada a la participación: necesitamos oír la voz del laicado

Carta del arzobispo de Sevilla, Mons. Juan José Asenjo

Queridos hermanos y hermanas:

Los laicos estáis llamados a ser Iglesia en medio del mundo. Como pide el papa
Francisco, necesitamos un laicado que se arriesgue, que se implique, que no tenga
miedo a equivocarse y que mire siempre hacia adelante con alegría y esperanza. Ante el
avance de la secularización, la apatía y la indiferencia religiosa, estáis llamados a vivir
el sueño misionero de llegar a todas las personas (niños, adolescentes, jóvenes, adultos,
ancianos) y a todos los ambientes (familia, trabajo, empresas, educación, compromiso
socio-caritativo, ocio y tiempo libre…). Estáis llamados también a escuchar la llamada
universal a la santidad encarnada en el contexto actual en los ambientes, la familia, el
trabajo, la educación de los hijos y las relaciones sociales, «con sus riesgos, desafíos y
oportunidades» (GE, n. 2).
En nuestras Orientaciones Pastorales Diocesanas (2016-2021), siguiendo la
propuesta del papa Francisco para toda la Iglesia, se propone “que todas las
comunidades procuren poner los medios necesarios para avanzar en el camino de una
conversión pastoral y misionera” (EG 15,25). Por ello, en el curso pastoral 2019-2020,
como recordaba en mi carta pastoral de inicio de curso “Haciendo amigos de Dios”,
continuamos nuestro camino de conversión con la alegría de vivir el Evangelio en
medio de nuestra sociedad, cada uno según las peculiaridades de su vocación y misión.
En nuestra Archidiócesis nos estamos preparando para celebrar el Congreso
Nacional de Laicos, que se celebrará en febrero de 2020, en Madrid, organizado por la
Conferencia Episcopal Española. Este Congreso, que lleva por lema «Pueblo de Dios en
salida», desea escuchar la voz del laicado y reflexionar sobre la dimensión misionera de
nuestra fe cristiana, tomando como pilares fundamentales la vocación, la comunión y la
misión.
Desde estas líneas quiero animar a todas las parroquias, a sus grupos, a los laicos
que participan en la misa dominical, a los que realizan servicios eclesiales; y a los que
forman parte de los Movimientos y Asociaciones, de nuestras Hermandades y
Cofradías, y aquellos que desempeñan su tarea en colegios, obras asistenciales o
sociales, a todos, a que os impliquéis en el proceso de comunión y sinodalidad que
supone esta experiencia de la fase diocesana del Congreso en nuestra Archidiócesis.
Como seguramente conocéis, la fase diocesana está abierta hasta el próximo 15
de noviembre. En ella se nos pide que facilitemos una amplia participación del Pueblo
de Dios en Sevilla. Para ello hemos preparado un documento-cuestionario recibido de la
Comisión Episcopal de Apostolados Seglar de la Conferencia Episcopal Española. Para
sostener esta acción, para su adecuado impulso y animación se ha constituido la
Comisión Diocesana del Congreso presidida por el señor Obispo Auxiliar, el Vicario
para la Nueva Evangelización y los delegados diocesanos que mayor número de laicos
aglutinan: Pastoral Juvenil, Familia y Vida, Hermandades y Cofradías, y Apostolado
Seglar.
Una Iglesia sinodal es una Iglesia participativa y corresponsable donde todos nos
hemos de sentir Pueblo de Dios capaces de compartir nuestros dones con los hermanos.
Este es el camino que vamos a recorrer en estos meses, orar, escuchar, analizar,
dialogar, discernir y aconsejar para que se tomen las decisiones necesarias conforme a la
voluntad de Dios. Esta llamada es también para los que han abandonado la fe o la
práctica religiosa, para los que se fueron y ya no están, y para los que nunca caminaron
a nuestro lado, ni se sentaron en la mesa cálida y familiar de la Iglesia. Es una llamada
para todos, para redescubrir el mensaje siempre nuevo de Jesús.
Desde estas líneas quiero agradeceros vuestra colaboración, signo de comunión
y fraternidad, en el proceso que hemos iniciado. Para facilitar la participación de todos,
en nuestra Archidiócesis hemos querido ofrecer un cuestionario online, que se puede
rellenar personalmente y que se puede encontrar al inicio de nuestra página web:
www.archisevilla.org. La participación online está pensada especialmente para cuantos
acuden a nuestras Eucaristías dominicales y no suelen participar asiduamente en
nuestros grupos diversos, aunque todos podéis participar. El Papa Francisco nos dice
que “los laicos están en primera línea de la vida de la Iglesia” por eso nadie se puede
quedar al margen de este proceso que hemos iniciado.
Jesús nos pide que sepamos leer los signos de los tiempos (GS 4) a partir de su
mandato misionero: “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación”
(Cf. Mc 16,15). Ese es el gran desafío que tenemos como Iglesia. En el cuestionario se
nos pide reconocer, interpretar y elegir. Estamos llamados a recorrer la senda del
caminar juntos, porque solo una pastoral que sea capaz de renovarse a partir del cuidado
de las relaciones y de la calidad de la comunidad cristiana será significativa y atractiva
para la mujer y el hombre de hoy.

Encomiendo al Señor y a su bendita Madre el trabajo que se os pide y los frutos
del Congreso. Mi bendición para todos.

+ Juan José Asenjo Pelegrina
Arzobispo de Sevilla

Contenido relacionado

Mons. Saiz participa del rezo del Oficio en el Coro de la Catedral y...

El arzobispo de Sevilla, monseñor José Ángel Saiz continúa con su...

Enlaces de interés