La Archidiócesis de Sevilla celebra la Jornada del Migrante en la Basílica de la Macarena

Archidiócesis de Sevillahttps://www.archisevilla.org/
Sede metropolitana de la Iglesia Católica en España, y preside la provincia eclesiástica de Sevilla, con seis diócesis sufragáneas.

El próximo 29 de septiembre la Iglesia Universal celebra el Día Mundial de la Persona Migrante bajo el lema ‘No se trata solo de migrantes’. La Delegación diocesana de Migraciones de Sevilla, con su delegado Joaquín Castellón a la cabeza, se sumará a esta jornada con una serie de actividades y con la celebración de la Eucaristía en la Basílica de la Macarena, presidida por el Arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo.

Con motivo de esta jornada, la Delegación diocesana ha emitido un comunicado en el que recuerda que Europa siempre ha defendido un ideal de convivencia basado en “el encuentro, la solidaridad, la construcción conjunta, la eliminación de formas de exclusión y rechazo por motivos ideológicos, religiosos o de cualquier índole”. Estos ideales, unidos a los avances técnicos, han dado como resultado un mundo globalizado, gracias al cual “tendríamos la posibilidad de hacer un mundo más justo y más humano”. Sin embargo, -denuncia el comunicado-, la realidad es muy distinta, ya que muchas personas migrantes se enfrentan en las puertas de los países desarrollados a “mecanismos de exclusión y de rechazo bajo la excusa de preservar el estado de bienestar que hemos conseguido”. En esta línea, el texto critica el uso de “muros, vallas con concertinas, pago a soldados y policías en países donde la democracia no existe o es dudosa para que expulsen a los límites del desierto o abandonen a su suerte a muchas de las personas que buscan algo que dignifique sus vidas”, prácticas que según la Delegación diocesana de Migraciones “desmiente que nuestra sociedad respete los derechos humanos”.

En el texto se insiste en que “no se trata de los migrantes, sino de las personas que somos, de nuestra forma de construir el mundo de hoy y de mañana; se trata de nuestro miedo a compartir y crear espacios en los que realmente nadie quede fuera; se trata de la consistencia de nuestros valores más profundos, incluidos los religiosos, que se ponen a prueba en nuestra capacidad de acogida y acompañamiento a las personas que quedan excluidas de ese estado del bienestar; se trata de nuestra humanidad y nuestra fe; se trata de quiénes estamos llamados a ser”.

En esta línea, advierte sobre la actitud de muchos políticos que usan el “sufrimiento de las personas migrantes como chivo expiatorio sobre el que arrojar todos nuestros miedos, odios y fracasos”, para concluir con el compromiso de “impulsar en nuestra Iglesia y en la sociedad una cultura de acogida, protección e integración de los migrantes que con nosotros conviven, trabajan, aman y rezan”.

Programa de actos

Para ese día, 29 de septiembre, se ha programado un amplio abanico de actividades y actos que culminarán con la celebración de la Eucaristía de las ocho de la tarde, en la que participarán diferentes grupos eclesiales de migrantes.

Previamente, a las siete, tendrán lugar diferentes mesas informativas en las que asociaciones y parroquias que trabajan con proyectos de migrantes mostrarán cuál es la labor que desarrollan o cómo se puede colaborar con ellas. Proyecto Nazaret, de Cáritas Diocesana de Sevilla, también dará a conocer su trabajo en estas conferencias.

Además, antes de la Misa, se rezará la ‘Coronilla del Migrante’, un espacio de reflexión y oración sobre el mensaje que el Papa ha elaborado con motivo de esta jornada mundial que incluirá el testimonio de una persona migrante.

Contenido relacionado

Meditaciones sobre la caridad en la Fiesta del Señor

La fiesta del Corpus Christi prolonga la adoración del Señor presente...

Enlaces de interés