Inicio Blog Página 3

El Obispo diocesano ha visitado a los seminaristas en el Seminario Diocesano de Murcia

0

El Obispo mantuvo una animada conversación con los seminaristas a propósito del curriculum académico, de formación y práctica pastoral quincenal en las parroquias limítrofes de Almería, para evitar así desplazamientos más largos. Los seminaristas comentaron el transcurso de la vida ordinaria de cada día y de la preparación en curso de los exámenes trimestrales que están al caer; y no dejaron de manifestar su deseo de que este desplazamiento temporal pueda pronto ser tiempo pasado. Fue un encuentro muy agradable para los seminaristas y para el Obispo, que durante su ministerio episcopal ha hecho del Seminario una prioridad absoluta.

Mons. González Montes ha ordenado cincuenta sacerdotes durante su ministerio, para los que no sólo llevó a término la restauración del edificio que comenzara su predecesor, sino que renovó el profesorado, enviando a estudiar a diversas universidades españolas y romanas a un buen número de sacerdotes a preparar licenciatura y doctorado. El Seminario ha contado con su Reglamento interno conforme a las directrices emanadas de la Santa Sede, atendiendo a los diversos ámbitos de la formación: humano, intelectual, espiritual y pastoral.

De especial cuidado por parte del Obispo con el equipo de formadores ha sido la programación anual de la formación específicamente seminarística, siguiendo las orientaciones de la Congregación para el Clero y de la Comisión Episcopal para los seminarios. Hay que reseñar algunas actividades como la participación de los seminaristas en diversas actividades formativas y pastorales organizadas por la diócesis, su presencia en algunos de los cursos organizados por la Conferencia Episcopal para seminaristas, y de forma regular su participación en las parroquias de la capital y alrededores los viernes, y su salida de contactos con las familias los fines de semana programados.

El Obispo ha querido dar  protagonismo al compromiso de los seminaristas con una pastoral vocacional activa en los centros de enseñanza estatales y en los colegios católicos, y su participación en los encuentros con otros seminaristas de la región y en las diversas jornadas organizadas con los jóvenes, un espacio propio para el cultivo de las vocaciones sacerdotales.

Ver este artículo en la web de la diócesis

“Se está dando una migración de lo sagrado desde la cristiandad hasta el mercado y el Estado Nación”

0

William Cavanaugh, autor del libro publicado por la Editorial Nuevo Inicio.

Artículo en Religión en libertad, sobre el libro «Migraciones de los sagrado», publicado por la Editorial Nuevo Inicio, del Arzobispado de Granada.

William T. Cavanaugh es un teólogo estadounidense que ha profundizado en la relación entre la fe, la sociedad actual y los Estados. Estos días presenta en España su libro «Migraciones de los sagrado» (Editorial Nuevo Inicio) donde realiza un interesante análisis sobre lo que está ocurriendo en estos momentos en el mundo desde el prisma de la teología.

En una entrevista con Julio Llorente publicada en Voz Populi, Cavanaugh explica en primer lugar el llamativo título. Migraciones de lo sagrado –explica este teólogo- es una frase tomada del historiador John Bossy, que la utiliza para describir «cómo lo sagrado se traslada desde la Iglesia hasta el Estado en la modernidad temprana”.

Sin embargo, en opinión de Cavanaugh, “más que secularización debemos hablar de una migración de lo sagrado desde la cristiandad hasta el mercado, el Estado nación, las celebridades, etc”.

Para explicar mejor esta teoría cita al novelista David Foster Wallace: “En las trincheras cotidianas de la vida adulta no hay tal cosa como el ateísmo. No hay tal cosa como ausencia de adoración. Todo el mundo adora. Lo único que puede elegirse es qué adorar”.

Este escritor aseguraba –añade el teólogo- que la razón más convincente para adorar a Dios es que “cualquier otro objeto de adoración te devorará en vida”, es decir, que si adora el dinero, nunca habrá suficiente, etc. “Creo que esto es cierto. Pero, al mismo tiempo, quiero adoptar una perspectiva indulgente con esta migración. Como señala la Biblia, la gente siempre ha adorado realidades que no son Dios. Lo hacen, como se dice en el libro de la Sabiduría (13,6-7), porque buscan al Creador en la belleza de su creación. Si bien la idolatría es peligrosa, viene a evidenciar que todos deseamos a Dios”, afirma Cavanaugh.

A juicio del teólogo estadounidense, “los cristianos deben ser realistas” y “aunque el Estado pueda hacer cosas positivas, no nos va a salvar”. Es más, cree que hay que considerar “las patologías de los Estados modernos: “habitualmente erosionan las comunidades locales, defienden los intereses de los ricos y de las grandes corporaciones, excluyen a los vulnerables de otros países, usan la violencia, toman chivos expiatorios dentro de sus fronteras y fuera de ellas, y se invisten de la idolátrica aura de lo sagrado”.

LA IGLESIA, UNA “COMUNIDAD PROFÉTICA”
Preguntado sobre qué alternativa propone, Cavanaugh afirma en Voz Populi que “en lugar de limitarnos a preguntar qué puede hacer el Estado por nosotros, debemos buscar y acometer soluciones personales y locales a las aflicciones de la sociedad. La Iglesia debe pensarse a sí misma como una comunidad profética llamada a curar pacíficamente el mundo, en cooperación con otros actores”.

Además, afirma que la Iglesia “debe afanarse en mostrar la naturaleza de la salvación, que, por supuesto, no incluye la violencia. Creo que los católicos no somos lo suficientemente buenos para usar la violencia sabiamente. La Iglesia es tan pecadora como el Estado, por lo que no podemos sino vivir el Evangelio humilde y penitencialmente. Pensemos en el contexto actual”.

Aunque el catolicismo es algo universal y la globalización tiene algunos aspectos positivos, el autor de este ensayo señala igualmente que esta globalización “también puede estimular un tipo de cosmopolitismo en el que adoptamos la mirada del turista. El resto del mundo está disponible para nosotros, para nuestro entretenimiento, nuestras inversiones, nuestra explotación, nuestras intervenciones militares. La ideología de ‘un solo mundo’ sólo beneficia realmente a quienes poseen el capital, que se mueve libremente a través de las fronteras”.

En contraposición a la mirada del turista –explica este teólogo- “la tradición católica abraza la actitud del peregrino, que camina humildemente con Dios y, auxiliado por él, compadece y se entrega a los que sufren. También ensalza la figura del monje, quien ―en contraste con la hipermovilidad de la globalización― hace un voto de estabilidad, para rezar y para cuidar de los peregrinos, o de los migrantes, que llegan a él buscando refugio”.

EL PAPEL DE LAS COMUNIDADES LOCALES
Su solución pasaría por tanto por las comunidades locales más que por la nación. “Si bien las comunidades locales pueden entregarse a las mismas dinámicas que el Estado nación, el mandato evangélico, como dice Dorothy Day, es tratar a cada persona como a Cristo. Y uno sólo puede hacer eso si la ve y se la encuentra en cuerpo mortal, carne a carne. Las comunidades locales, por una cuestión de tamaño, lo permiten de modos imposibles para el Estado nación”, argumenta Cavanaugh.

Por último, preguntado por Julio Llorente acerca de la posibilidad que brinda la Eucaristía para redefinir el espacio político contesta: “La Eucaristía define un espacio que es al tiempo local y universal. Uno se reúne a nivel local para recibir el cuerpo de Cristo, pero es el mismo cuerpo de Cristo que se rompe y se reparte en las misas, en las celebraciones locales, de todo el mundo. Por decirlo de otro modo, no sólo participamos de la imaginación universal del cuerpo de Cristo, sino que también encontramos a Cristo en la carne y en la comunidad local, especialmente en los hambrientos, en los sedientos, en los vagabundos, en los desarrapados, en los enfermos, en los presos (Mt. 25,31-46). La imagen paulina del cuerpo de Cristo ―expresada en Corintios 12― nos permite concebir comunidades en las que la unidad se cimienta a partir de la diversidad de dones, comunidades en las que los más débiles reciben el mayor honor y en las que todos gozamos y sufrimos juntos”.

Publicado en Religión en libertad

www.religionenlibertad.com
25 de noviembre de 2021

Para adquisiciones del libro, en este enlace https://nuevoinicio.es/libros/areopagos/william-t-cavanaugh/migraciones-de-los-sagrado/

Ver este artículo en la web de la diócesis

Pastoral Penitenciaria: entrega y compromiso con los que están privados de libertad

0

Pastoral Penitenciaria: entrega y compromiso con los que están privados de libertad

Los voluntarios y capellanes de la Pastoral Penitenciaria en Granada entregan su tiempo y dedicación principalmente en el centro penitenciario de Albolote, donde residen 1200 reclusos que la convierten en la tercera cárcel con más internos de España.

Dentro de una prisión conviven muchas historias de vida diferentes, desde la Pastoral Penitenciaria se tiende la mano a aquellos que están privados de libertad para vivir el Evangelio cuando Cristo dice: “estaba en la cárcel y vinisteis a verme”.

De esta forma, los sesenta voluntarios que se dedican a esta pastoral, cuyo delegado es el sacerdote D. Sorin Catrinescu, colaboran en diversas áreas y necesidades que abarcan desde la atención espiritual, talleres sociales, asesoramiento jurídico u orientación para la reinserción.

En este mes de noviembre, la Conferencia Episcopal ha reconocido en el marco de las Jornadas de Pastoral Penitenciaria que se han celebrado en formato online los días 12 y 13 de noviembre, el “valor” y la “dedicación” de todos los voluntarios y capellanes que hacen de esta pastoral una vía para que el consuelo y el amor de Dios llegue también a todos los rincones de los centros penitenciarios.

LA PASTORAL PENITENCIARIA EN GRANADA

La Pastoral Penitenciaria en nuestra diócesis está compuesta por un grupo de sesenta personas entre los que hay tres capellanes, uno laico, un trinitario y el Delegado de la pastoral, D. Sorin Catrinescu, a cuya tarea también se une un cuarto capellán voluntario desde la diócesis de Guadix. El resto de los miembros de la pastoral lo completan laicos, religiosos, religiosas y sacerdotes voluntarios.

Las áreas de atención son tres: pastoral, social y educativa. Dentro de la actividad pastoral tiene un principal protagonismo las catequesis en los módulos y en la preparación para recibir los sacramentos por parte de los internos, así como la celebración de la Eucaristía cada sábado en el edificio central de la prisión en la que participan unas 300 personas.

En la parte social se da asistencia a las necesidades básicas de los reclusos como ropa o los recursos económicos necesarios para los que no tienen nada, y también el contacto con las familias y abogados. En este apartado de la labor de esta delegación, también se atiende a un grupo de reclusos sordos y colaboran varias hermandades, cofradías granadinas y la Orden franciscana especialmente en la organización de iniciativas en periodos especiales como Navidad para que los reclusos y sus hijos puedan tener algún regalo.

Por último, la tarea educativa dentro del centro penitenciario se desarrolla en la pequeña escuela que hay en el módulo terapéutico donde se imparten talleres por profesores voluntarios y en colaboración con el Colegio Mayor Jesús y María. El objetivo principal de las actividades que se llevan a cabo es que los internos puedan obtener el título de la ESO, el Bachillerato o el acceso a la Universidad.

En determinados momentos del curso se realizan además charlas de sensibilización en los institutos en las que los internos dan su testimonio de vida, sobretodo en prevención al consumo de drogas entre los jóvenes.

En esta área, la pastoral cuenta con el apoyo de varias instituciones educativas con convenio para que sus estudiantes puedan hacer prácticas en Albolote como por ejemplo la Universidad de Valencia o el Instituto Blanca Paloma en la Zubia que imparte formación profesional al respecto.

COMPROMISO CON LOS QUE NECESITAN UN NUEVO COMIENZO

Paco Salvador es voluntario desde hace 8 años en la Pastoral Penitencia de Granada y actualmente participa en los talleres de alfabetización que se ofrecen a los recursos dos días a la semana en turnos de mañana y tade para aprender la lengua española y en los que participan reclusos españoles que no han finalizado la educación básica como de otros países divididos dependiendo del módulo al que pertenecen.

“Para mí es una tarea muy bonita por el contacto humano y el acompañamiento que requiere. Siempre les digo a los 25 reclusos en total que participan en este taller que aunque yo pueda enseñar cosas yo aprendo de ellos mucho más”, asegura el voluntario.

También dentro de la cárcel se encuentran valores “positivos” que sirven para la reflexión personal. “Ves también su sufrimiento, el asimilar aquello por lo que cumplen condena, el querer empezar de nuevo, la tristeza también y la falta de ánimo en que haya un nuevo comienzo para ellos, eso al final es superación”, destaca Paco Salvador.

Otra dimensión que abarca el acompañamiento es el de las familias de los reclusos, actividad a la que se dedica D. José Luis López, sacerdote de la diócesis de Guadix que es voluntario de la Pastoral Penitenciaria en Granada desde hace 5 años ya que el centro penitenciario de Albolote es una prisión provincial.

“Me dedico a acompañar a las familias de los presos en el entorno de la parroquia del Santo Ángel, en las cuevas de Baza y a partir de ahí empecé a visitar a los reclusos en la cárcel, luego surgió el voluntariado. Es desgarrador ver como las familias, esposas, hijos, padres, sufren también la condena del recluso”, asegura el sacerdote.

Asimismo, D. José Luis se encarga de la atención espiritual del módulo de mujeres donde celebra la Eucaristía cada sábado por la mañana y también atiende en Confesión y dirección espiritual. “Me gusta la labor, el grupo de mujeres no es muy numeroso con lo que tienes la oportunidad de compartir más. Intento involucrarme con ellas en lo que necesiten”, destaca agradecido.

María José Aguilar
Secretariado de Medios de Comunicación Social

Ver este artículo en la web de la diócesis

Iglesia Noticia Sevilla| Semanas Sociales 2021

0

Iglesia Noticia Sevilla| Semanas Sociales 2021

Pablo Enríquez dedicó su programa Iglesia Noticia Sevilla a hablar sobre las Semanas Sociales 2021, que acoge Sevilla desde el 25 al 27 de noviembre. Para hablar del cronograma del evento participaron Jesús Avezuela, presidente de las Semanas Sociales y Enrique Belloso, delegado diocesano de Apostolado Seglar.

Más información aquí: 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Comienza el tiempo de Adviento. Un momento de espera, conversión y alegre esperanza

0

En el tiempo de Adviento nos preparamos para salir al encuentro del Señor, que vino, que viene y que vendrá al fin de los tiempos. Es un tiempo de alegría y esperanza. Este tiempo, en el que comienza el nuevo año litúrgico, es el anuncio de la venida del Salvador: “Ven, Señor Jesús. Es un momento de espera, de conversión y de alegre esperanza.

Nuestro obispo diocesano nos invita a prepararnos para la venida de Jesús. «Este tiempo nos recuerda que la Navidad es Dios, que viene para estar con nosotros en cada una de nuestras situaciones. Viene para vivir entre nosotros, con nosotros y en nosotros. Viene a reconciliarnos con Él y entre nosotros, y a superar las distancias que nos dividen y nos separan. El adviento nos hace tomar conciencia de una gran verdad, que Dios viene. Recuerda que Dios viene hoy, no ayer ni mañana, sino ahora. Él nunca deja de pensar en nosotros y, respetando totalmente nuestra libertad, desea reencontrarse con cada uno y visitarnos. Viene porque desea liberarnos del mal y de la muerte. Dios viene a salvarnos. La palabra ‘Adviento’ expresa para nosotros una relación especial con Jesucristo. Jesús es el rey que ha entrado en esta pobre tierra para visitar a todos, y nos invita a participar en la fiesta de su venida. Dios está aquí, no se ha retirado del mundo, no nos ha dejado solos, y, aunque no podamos verlo y tocarlo, Él está aquí y viene a visitarnos de muchas y variadas maneras. El adviento nos invita a detenernos en silencio para captar una presencia».

Para preparar la venida del Señor, como cada año, nuestra diócesis dispone los siguientes materiales y subsidios litúrgicos:

Calendario de Adviento Infantil (Color)

Calendario de Adviento Infantil (Blanco y Negro)

Ayudas Litúrgicas

Reflexiones de Adviento

Vigilia de la Inmaculada

Bendiciones Navidad

Corona de Adviento

Cantos 1

Cantos 2

Villancicos

Ver este artículo en la web de la diócesis

«De hoy a mañana», comentario al Evangelio del I Domingo de Adviento -C

0
Foto: Tabla central del tríptico Parusía y Juicio Final, Hams Memling (1489). Museo Memling, Brujas (Bélgica)

Comienza el año litúrgico, es decir, el ciclo anual de las celebraciones de la vida de Cristo desde que nace hasta que envía al Espíritu en Pentecostés. A este primer tiempo se le llama Adviento, es decir, venida, porque ese será el tema central de las semanas que preceden a la Navidad. A final de diciembre celebraremos el misterio de la Encarnación, pero ahora lo que centra nuestra atención es la espera. El cristianismo -como el judaísmo- es una religión histórica, es decir, los acontecimientos nucleares de su fe son hechos que han tenido lugar en el tiempo y en un lugar. La salvación, por tanto, es algo que ha ocurrido y ocurre en el tiempo, aunque alcanzará su plenitud en la eternidad. En eso está la clave de la espera: en vivir el presente con la atención puesta en el futuro, no para desentenderse al ahora, sino con la conciencia de que lo que se aguarda es el fruto de lo que se haga. Desentenderse del presente por pensar en el futuro no es signo de esperanza sino irresponsabilidad.

Uno de los pasajes bíblicos que el domingo se leerán en todas las iglesias pertenece al apocalipsis de Lucas. Se trata de discursos pronunciados por Jesús en el templo de Jerusalén poco antes de su pasión. Usando el lenguaje de su tiempo, anuncia una conmoción de la que se hará eco todo el universo -el cielo, la tierra y el mar-, porque sus fundamentos -aquello en lo que el ser humano pone su seguridad- se tambalearán. Pero, a diferencia de otros evangelistas, Lucas tiene una expresión que le es propia: «Cuando empiecen a suceder estas cosas, levantaos y alzad la cabeza, porque se acerca vuestra liberación». Para un discípulo de Jesús el estremecimiento del mundo no es motivo de angustia, sino de gozo profundo porque se acerca la liberación completa y definitiva. No hay que temer la angustia del presente cuando está naciendo un futuro mejor.

Pero es necesario tener la mente despejada para cuando llegue ese momento. Esto quiere decir, en primer lugar, estar atento al hoy para comprender el sentido de lo que está pasando, sin huir al pasado -a las nostalgias- ni escapar al futuro -a las ilusiones-. Se trata de estar profundamente enraizado en el propio tiempo. En segundo lugar es necesaria la renuncia. Para reconocer la liberación, cuando ésta se acerque, hay que tener los ojos y el corazón limpios y libres de apegos e intereses porque ciegan los ojos. Hay que vigilar y orar: vigilar para que el corazón no se pervierta y orar para que no pierda de vista su verdadero destino.

Cuando celebremos el misterio de la Encarnación -cuando el Todopoderoso se manifieste como un niño pobre e indefenso- sólo los pequeños lo reconocerán. Cuando Dios sale al encuentro de un hombre revestido de humanidad -es decir, hecho presente en otro hombre, cualquiera que sea su condición- sólo lo ven quienes mantienen el corazón libre de prejuicios e intereses y, sobre todo, libre de la soberbia. Dios está cerca, camina ya a nuestro lado y es terrible pensar que los suyos puedan no recibirle porque no le han sabido reconocer.

Francisco Echevarría Serrano,
Ldo. en Sagradas Escrituras y vicario parroquial de Punta Umbría

Ver este artículo en la web de la diócesis

Cursillo de Cristiandad 479 en el Campo de Gibraltar

0

El pasado fin de semana se celebró el Cursillo de Cristiandad n°479, en el Campo de Gibraltar. Después de dos años sin poder celebrar Cursillos, por motivos de la pandemia, 27 personas pudieron compartir estos días de encuentro con el Señor.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Sesión inaugural de las Semanas Sociales de España (COMPLETO)

0

Sesión inaugural de las Semanas Sociales de España (COMPLETO)

Retransmisión de la sesión inaugural de las Semanas Sociales de España, acto celebrado en el Salón del Almirante de los Reales Alcázares de Sevilla, con la participación del arzobispo, mon. Saiz Meneses; el nuncio apostólico en España, mons. Bernardito Auza; el secretario general de la CEE, mons. Luis Argüello; el presidente de Semanas Sociales, Jesús Avezuela; y el concejal del Ayuntamiento de Sevilla, Carlos Cabrera.

 

Ver este artículo en la web de la diócesis

Nueva iniciativa de la Delegación de Juventud

0

A través de un grupo de WhatsApp difundirán semanalmente puntos de oración sobre el Evangelio

La Delegación de Juventud ha puesto en marcha una iniciativa gracias a la cual los jóvenes que lo deseen recibirán cada jueves, a través de un grupo de WhatsApp, puntos de oración y meditación sobre el Evangelio del domingo. Aquellas personas que estén interesadas pueden unirse al chat a través del siguiente enlace

La entrada Nueva iniciativa de la Delegación de Juventud apareció primero en Diócesis de Córdoba. Ver este artículo en la web de la diócesis

El matrimonio cristiano, receta para ser felices

0

Equipos de Nuestra Señora lanza la campaña “Somosunosomostres” para enseñar cómo el matrimonio se hace grande

Los Equipos de Nuestra Señora lanzan una campaña para reivindicar el matrimonio cristiano como receta para ser felices. “Somosunosomostres” es un concepto que quiere recoger la idea de que el matrimonio debe valerse de Dios para hacerlo grande, para hacerlo fuerte, ya que es cosa de tres y Él lo puede todo. “No hay mejor manual, no hay mejor ayuda. Si Dios está con nosotros, ¿quién contra nosotros?”, aseguran los responsables del movimiento.

La sociedad de hoy nos enseña que el esfuerzo y el éxito van ligados, y lo asumimos así, pero con respecto al matrimonio hay que asumir, asegura Equipos de Nuestra Señora, “esfuerzo, inteligencia y voluntad, pues son ingredientes de la receta para estar satisfechos y para tener éxito”.

Esta campaña, a la que se puede acceder en www.somosunosmostres.es, es una invitación a la sociedad en general “a que tome conciencia de la importancia de cuidar el matrimonio, y a la vez, un ofrecimiento del modelo concreto de los Equipos de Nuestra Señora, como un medio para ayudar a poner a Dios dentro del matrimonio, para querer más y mejor, y por lo tanto, para ser felices”.

La entrada El matrimonio cristiano, receta para ser felices apareció primero en Diócesis de Córdoba. Ver este artículo en la web de la diócesis

Enlaces de interés