Desde la Encarnación al Calvario

Saludo de Mons. Jesús Catalá, Obispo de Málaga, a la Cofradía de lso Estudiantes.

SALUDO DEL OBISPO

A LA COFRADÍA DE LOS ESTUDIANTES

Hermandad del Santo Cristo Coronado de Espinas

yNªSª de Gracia y Esperanza

(Málaga, 30 marzo 2014)

Desde la Encarnación al Calvario

Queridos cofrades y fieles todos. La Cofradía del Santo Cristo Coronado de Espinas y NªSª de Gracia y Esperanza (Estudiantes), en su retirada hacia la Casa-Hermandad, pasa por delante de la Catedral y se detiene un momento en esta hermosa plaza malagueña. Traéis a vuestros sagrados titulares para recordar aquel histórico momento de la Encarnación, cuando el ángel Gabriel anunció a la Virgen María que sería la Madre de Dios, la Madre del Redentor: «Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo» (Lc 1, 31-32).

Contemplando la fachada de la Catedral vemos esa escena de Nazaret. Mirad el medallón de la fachada y veréis el Anuncio del ángel Gabriel a la Virgen María. Aquella doncella María es ahora NªSª de Gracia y Esperanza, mujer madura que sabe de dolores. Y aquel niño, recién engendrado, se ha convertido ya en persona adulta, a quien han coronado de espinas y ofrece su vida por la salvación de los hombres (cf. Mc 14, 22-24). Jesús de Nazaret que entrega su vida en la cruz es el mismo que fue engendrado en el seno de la Virgen-Madre. El misterio de la encarnación del Hijo de Dios va unido íntimamente al misterio de su muerte y resurrección. Deseo que esta noche hagamos la unión y síntesis de dos escenas tan distintas en la vida de las mismas personas: desde la encarnación al calvario, desde el seno materno a la cruz, desde Nazaret a Jerusalén.

Esto nos ayuda a entender mejor que la vida humana debe ser respetada en todas sus fases a lo largo de todo el proceso de su recorrido vital, desde la concepción hasta su muerte natural. Nadie es dueño de la vida humana. Al mismo Jesucristo nadie le arrebató su vida, sino que la entregó libre y voluntariamente por nosotros.

Pedimos a NªSª de Gracia y Esperanza, titular de vuestra Cofradía, que nos ayude a ser verdaderos cristianos, que conocen y aman a Jesucristo y a su Santísima Madre.

Recemos el Padrenuestro, que nos enseñó el Santo Cristo.

+ Jesús, Obispo de Málaga

Contenido relacionado

15 horas, premio Signis en el Festival de Málaga

La Organización Católica para los Medios de Comunicación SIGNIS ha decidido...

Enlaces de interés