Una Vigila de Pentecostés llena de luz

Diócesis de Guadixhttps://www.diocesisdeguadix.es/
La diócesis de Guadix es una sede episcopal sufragánea de la archidiócesis de Granada, erigida en 1492 y, según la tradición, procedente de la diócesis de Acci, fundada por San Torcuato en el siglo I. Su sede es la catedral de Guadix.

A pesar del futbol –a esa misma hora se celebra la final de la Champions-, la diócesis de Guadix celebró la Vigilia diocesana de Pentecostés. Tuvo lugar en Caniles, a las 20:30 horas, y estuvo presidida por el Obispo accitano, Mons. Ginés García. Fueron muchos los fieles que asistieron y que pudieron gozar de un tiempo de oración, compartido y muy sentido.

La delegación de apostolado seglar fue la encargada de preparar la vigilia. La presencia de la Palabra de Dios y, sobre todo, de las llamas de más de doscientas velas que portaban los fieles –en clara referencia, sin duda, a las llamas que en su día fueron las protagonistas de Pentecostés-, marcaron el ritmo y las vivencias en la vigilia de oración. También hubo cantos y, sobre todo, mucha participación de los asistentes.

El Obispo habló, en la homilía, de lo que supuso y supone hoy la venida del Espíritu Santo. Vino a decir que tenemos que dejarnos guiar por el Espíritu para ser una Iglesia viva y comprometida, dispuesta a seguir caminando tras las huellas de Jesús.

Y el domingo 4 de junio la Iglesia celebra el día de Pentecostés. Recuerda, así, la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles y sobre la Iglesia. Aquel Espíritu, que cambió y llenó de vida a los primeros cristianos, es el mismo que hoy sigue alentando y dando esperanza a la iglesia de nuestro tiempo. Por eso, por Pentecostés, la Iglesia celebra también la Jornada del Apostolado Seglar, recordando que igual que el Espíritu Santo impulsó a la primer Iglesia a anunciar el Evangelio, hoy tiene que animarnos a todos, también a los seglares, que son la mayoría en la comunidad eclesial, a ser testigos del amor y de la salvación de Dios.

La Jornada del Apostolado Seglar también es la Jornada de la Acción Católica. Todos los años se presentan estas dos jornadas con un mismo lema. El de este año es “Salir, caminar y sembrar siempre de nuevo” y nos invita a sembrar la Palabra de Dios para ser promotores del diálogo en la sociedad y constructores de la civilización del Amor. De esta manera, podremos transmitir los valores y actitudes que contribuyan a construir un mundo más justo y fraterno.

Antonio Gómez

Contenido relacionado

Enlaces de interés