Una quincena de jóvenes reciben el Sacramento de la Confirmación en Ogíjares

Acompañados por la comunidad parroquial de Nuestra Señora de la Cabeza, el 1 de mayo, Mons. Javier Martínez celebró “en familia” este Sacramento, “un segundo ‘sello’” tras el Bautismo de nuestra pertenencia a la Vida divina de Dios.

“Vamos a vivir un momento bonito. Venimos a disfrutar de la Palabra de Dios y del don de la Eucaristía”. Con estas palabras, nuestro arzobispo D. Javier Martínez comenzó la celebración del Sacramento de la Confirmación en la parroquia de Nuestra Señora de la Cabeza, en Ogíjares, el miércoles 1 de mayo. Una quincena de jóvenes, que han recibido la formación catequética de este Sacramento, recibieron el don del Espíritu Santo con la imposición de manos y ungidos con el Santo Crisma, por el que el Señor confirma su Alianza de amor por cada uno de ellos.

EL GRAN REGALO QUE ES DIOS MISMO
Como hiciera en otras ocasiones, D. Javier Martínez recordó a los confirmandos y a los fieles presentes, entre ellos muchos familiares y amigos, que “estamos en familia”, subrayando que este Sacramento no se trata de comprometernos a ser muy buenos, sino que va a una raíz que es lo que Dios hace por nosotros: darnos a su Hijo, cuya Pascua de Resurrección festejamos, y su Amor infinito. “No venimos a la Iglesia para ser buenos, sino para recibir un regalo, que no son cosas. El gran regalo es que Dios se ha hecho hombre, y eso es lo que celebramos en la Navidad. Y en Semana Santa, acabamos de celebrar que la humanidad de Dios ha ido hasta el fondo con la muerte en la cruz de Cristo”.

“Tanto ha amado Dios al mundo que entregó a su Hijo”. Es la frase del Evangelio del miércoles 1 de mayo, y a partir de la cual Mons. Martínez profundizó en la rasgadura abierta en el Cielo por Cristo con su Pasión, muerte y Resurrección, de tal forma que nuestra humanidad entra en esa Cielo y en la vida divina, por la humanidad y divinidad del Hijo de Dios, que murió y resucitó para salvarnos del pecado, el mal y la muerte. “Somos criaturas y Dios quiere que participemos de su vida, por eso nos da su Espíritu”, señaló.

“UN SEGUNDO ‘SELLO’”
Acompañado por los sacerdotes concelebrantes D. Ángel Moreno, párroco de Nuestra Señora de la Cabeza de Ogíjares, y D. Manuel Millán, Mons. Javier Martínez explicó el Sacramento de la Confirmación, uno de los tres sacramentos de la iniciación cristiana, y que, tras el Bautismo, se considera como “un segundo ‘sello’” de Dios en nuestro corazón, de nuestra pertenencia a su Vida divina. “Porque quien confirma es Dios, no nosotros”. Que el Señor nos ama sin condiciones, por lo tanto es un amor verdadero; que el Señor está todos los días de nuestra vida con nosotros, por lo tanto pueden vivirse las circunstancias y dificultades de la vida de otra manera; y que el Señor es fiel para siempre y podemos construir nuestra vida sobre la roca que es Él, son algunos de los mensajes compartidos por nuestro arzobispo con los fieles y confirmados en esta celebración que al parroquia acogió con gozo.

“El cristianismo consiste en la certeza de lo que el Señor nos quiere y hace por nosotros, no lo que nosotros hacemos por Él”, explicó Mons. Martínez, quien ha regresado a esta parroquia de nuevo tras hacerlo por última vez en noviembre del pasado año para depositar las reliquias del beato Andrés Molina Muñoz, beatificado en Aguadulce (Almería) junto a 114 mártires de la persecución religiosa de los años 30 en España.

La celebración concluyó con la entrega de la parroquia de una cruz a cada uno de los confirmandos y una foto de familia con nuestro arzobispo.

Ver galería de fotos del Sacramento de la Confirmación en Ogíjares . También pinchando en este enlace.

Paqui Pallarés
Directora del Secretariado de Medios de Comunicación Social
Arzobispado de Granada

Contenido relacionado

Calendario de Jornadas y Colectas en España

La LXXVI Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (celebrada del 23 al 27 de...

Enlaces de interés