La enseñanza religiosa en la reforma educativa LOMLOE

En la nueva reforma educativa que entrará en vigor en este mes de enero la enseñanza de la religión seguirá siendo una materia optativa, sin alternativas horarias con otras disciplinas y no será evaluable en el expediente académico de los alumnos.

La nueva ley de educación LOMLOE será la octava reforma educativa de la historia de la democracia española con la implantación de una serie de medidas que reforman el sistema educativo y cuya implantación en su totalidad se espera para el próximo curso 2021-2022.

Ya desde este mes de enero la entrada en vigor de la nueva ley de educación LOMLOE introducirá modificaciones en la enseñanza integral del sistema educativo español en la que la asignatura de Religión se continuará contemplando como materia optativa que no tendrá alternativas a nivel de horario con otras disciplinas, suponiendo que el alumno tendrá que realizar un esfuerzo extra en comparación con los compañeros que no cursen esa materia, cuyos contenidos además no computarán en la evaluación académica de los alumnos.

ENTENDER NUESTRA CULTURA Y SOCIEDAD

Para D. Enrique Gervilla, sacerdote diocesano y Catedrático de Pedagogía en la Universidad de Granada, la enseñanza de la religión no solo es una materia dirigida lógicamente al alumnado cristiano sino que también es una materia que interesa para la formación de creyentes y no creyentes en cuanto que ayuda a entender nuestra cultura y sociedad occidental cuyas raíces históricas se encuentran en el cristianismo.

“Comprender el significado de la Navidad, la Semana Santa, todo tipo de celebraciones, tradiciones, música, gastronomía, es lo que aporta también la asignatura de religión más allá del tener fe o no. Ignorar esto es pasar por alto las raíces cristianas de nuestra cultura y sociedad”, destaca D. Enrique.


LAS PARROQUIAS, COMPLEMENTO DE LA ESCUELA

Dentro de la “educación integral” que toda reforma educativa debe tener como finalidad la enseñanza de la Religión constituye una aportación insustituible en contenido que se ve complementada con las “vivencias” en el seno de la parroquia.

“La labor de la escuela es la enseñanza del alumno para inserirse en la sociedad, en la parroquia los alumnos creyentes tienen vivencias que concretan y hacen práctico lo que la asignatura de religión les enseña. Nunca la parroquia y las catequesis pueden sustituir la necesaria enseñanza religiosa en el ámbito de la escuela. Al igual que los conservatorios no sustituyen la música ni los gimnasios la educación física”, afirma el sacerdote.

La Enseñanza Religiosa Escolar es demandada hoy por más del 60% (media de todos los centros, según la Conferencia Episcopal) y según el CIS, en España más del 60% se confiesan católicos y más del 80% cristianos.

María José Aguilar
Secretariado de Medios de Comunicación Social
Arzobispado de Granada

Contenido relacionado

Enlaces de interés