23 nuevos confirmados en la Iglesia de la Encarnación de Loja

Mons. Javier Martínez presidió la Eucaristía de Confirmación celebrada el sábado, 25 de mayo, en la que un grupo de 23 fieles de la Iglesia Mayor de la Encarnación de Loja, recibieron el sacramento en presencia del pueblo cristiano de la localidad.

Un grupo de 23 fieles lojeños, entre los que había jóvenes, adultos y familias, fueron ungidos con el Crisma de manos de nuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez, recibiendo así el sacramento de la Confirmación en la Eucaristía que tuvo lugar el pasado sábado, 25 de mayo, en la Iglesia Mayor de la Encarnación de Loja, en la que participaron los padrinos de los confirmados, números familiares y amigos, además de otros fieles del pueblo cristiano de Loja.

La Eucaristía, sin embargo, que estuvo concelebrada por D. Juan Carlos Hidalgo, párroco de La Encarnación, comenzó con el bautizo y acogida en la Iglesia de Dios de un nuevo miembro cuyos padres recibieron posteriormente también la Confirmación en la Misa, hecho que Mons. Martínez quiso destacar explicando la “estrecha relación que existe entre los sacramentos del Bautismo y la Confirmación como sellos de la alianza de amor definitiva de amor que Cristo hizo con nosotros a través de su muerte en la cruz”.

PEQUEÑOS GESTOS QUE EXPRESAN UN AMOR ETERNO

Durante su homilía, nuestro arzobispo explicó a todos los presentes como “los sacramentos no son cosas que nosotros hacemos por Dios, sino que Dios se nos da a través de pequeños gestos” como pueden ser el óleo consagrado, el agua, el pan o el vino.

“La Confirmación es como un segundo sello, el primero es el Bautismo, con el que el Señor ratifica su amor por cada uno de vosotros”, destacó nuestro arzobispo que también invitó a los nuevos confirmandos a celebrar “con la boca grande” y con todo el corazón este amor de Dios que existe desde toda la eternidad.

“Solo os pido que no despreciéis la pequeñez de los gestos, yo sé que es muy pequeño, hacer una oración con las manos extendidas y haceros la señal de la cruz en la frente con el óleo consagrado. Por esos gestos pequeños pasa el amor infinito del Señor por cada uno de vosotros. Y eso es lo que celebramos esta tarde”, afirmó Mons. Martínez.

Posteriormente tuvo lugar la administración del Santo Crisma sobre la frente de los nuevos confirmados que estuvieron acompañados y presentados por sus respectivos padrinos y acompañados por decenas de familiares, amigos y fieles del pueblo cristiano lojeño.

María José Aguilar
Secretariado de Medios de Comunicación Social
Arzobispado de Granada

Contenido relacionado

Enlaces de interés