Inicio Blog

Una transformación silenciosa

0

A través de testimonios de familias de todo el mundo se puede ver cuánto bien ha hecho Amoris laetitia

Este libro tiene como objetivo profundizar en la exhortación del papa Francisco Amoris lætitia a través de testimonios reales de familias que viven la alegría del amor en medio de sus dificultades, llenas de esperanza, compartiendo el gozo de Jesucristo Resucitado.  Una ayuda para madurar en el amor y superar los momentos duros por los que hay que pasar a lo largo de la vida matrimonial y familiar.

El autor ha querido resaltar los testimonios de aquellas familias que salen a las periferias existenciales, haciendo vida las memorables palabras del Papa referidas a la Iglesia y que también se pueden aplicar a las iglesias domésticas: «Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades» (EG 49).

La clave para que la lectura de este libro sea provechosa no es buscar recetas para situaciones complejas, sino dejarse iluminar por estos testimonios impactantes e inspiradores, para hacer presente el evangelio de la familia en medio de esta sociedad que tanto lo necesita.

La entrada Una transformación silenciosa apareció primero en Diócesis de Córdoba. Ver este artículo en la web de la diócesis

El obispo crea el Comité Ético de la Diócesis de Cartagena

0

Hace unos días, el obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, decretaba la creación del Comité Ético de la Diócesis de Cartagena, un órgano constituido con la finalidad de elaborar un Código de Conducta, el documento inicial en la elaboración de un Plan de Cumplimiento Normativo.

Forman parte del Comité Ético los miembros de la Delegación de Cumplimiento Normativo que se han formado especialmente para este tema: el sacerdote y doctor en Derecho, Carlos Delgado; José Antonio Hernández y Belén Guillén. «Hemos recibido una formación específica en materia de Cumplimiento Normativo, y seremos los responsables de impulsar e implantar en la Diócesis el Código de Conducta», explica Delgado, delegado de Cumplimiento Normativo.

El Código de Conducta afectará a todos los trabajadores de la Diócesis, a todos los sacerdotes y a cualquier colaborador que pueda prestar sus servicios en ella. También a las empresas que suministran materiales o a las que se contrata para un servicio determinado.

Ahora se está realizando un proceso en el que se están recogiendo aportaciones, ideas, principios y valores que puedan incluirse en el Código de Conducta. «Esos principios se plasmarán en unas políticas de organización de la Diócesis y esas políticas van a tener a su vez unos procedimientos para cada una de ellas, con la finalidad de que se evite la comisión de ilícitos penales, es decir, de que no se cometan delitos dentro de la organización diocesana».

 

La entrada El obispo crea el Comité Ético de la Diócesis de Cartagena aparece primero en Diócesis de Cartagena.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Intenciones de oración de la Conferencia Episcopal para el año 2023

0

Intenciones de oración de la Conferencia Episcopal para el año 2023

La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española aprobó en su 119º reunión, que tuvo lugar del 25 al 29 de abril de 2022, las intenciones de la CEE para el año 2023 por las que reza la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración).

Las intenciones son:

-Enero: Por la Iglesia, para que de palabra y de obra siga realizando su misión evangelizadora y contribuya a la paz del mundo y al reconocimiento de la dignidad de todos los hombres y mujeres.

-Febrero: Por los pobres, los marginados, los migrantes, los desplazados por las guerras y conflictos, los que pasan hambre o cualquier otro tipo de necesidad, para que no seamos indiferentes ante su sufrimiento y puedan encontrar siempre en la Iglesia una mirada compasiva y una mano tendida.

-Marzo: Para que el testimonio de los sacerdotes ayude a que broten nuevas vocaciones al sacerdocio y los jóvenes respondan a la llamada de Dios.

-Abril: Por los niños, jóvenes y adultos que en el tiempo pascual reciben los sacramentos de la iniciación cristiana, para que descubran la belleza de la vocación a la santidad.

-Mayo: Por los consagrados, para que, con el ejemplo y la intercesión de María, perseverando durante toda su vida en los consejos de pobreza, castidad y obediencia, sean dignos testigos y verdaderos servidores del Evangelio.

-Junio: Por los padres y madres, para que sean fieles a los compromisos que adquirieron en el bautismo de sus hijos y para ello procuren formarse y vivir la fe.

-Julio: Por las familias y matrimonios en crisis por diversos motivos, para que encuentren en el amor de Cristo la fuerza y la gracia que necesitan para seguir viviendo fieles a lo que prometieron el día de su matrimonio.

-Agosto: Por la Iglesia en España, y particularmente por los laicos, para que, con talante sinodal, descubran su vocación de ser luz, sal y fermento en medio del mundo.

-Septiembre: Por la adecuada formación de todo el pueblo de Dios, y especialmente de quienes ejercen algún ministerio laical o han recibido la misión específica de anunciar a Cristo como catequistas, profesores de religión o animadores de la fe de sus hermanos.

-Octubre: Por quienes no conocen a Cristo, se sienten indiferentes o contrarios a su Persona y su Palabra, para que puedan descubrir la belleza de la fe.

-Noviembre: Por el fin de todas las guerras y violencias que asolan la faz de la Tierra, por el triunfo del diálogo, el perdón y la reconciliación.

-Diciembre: Por todos los fieles cristianos, para que la venida del Hijo de Dios en la carne aumente la esperanza de la venida gloriosa del Señor y fortalezca nuestra caridad para con los más necesitados.

Ver este artículo en la web de la diócesis

“Es necesario promover una teología a la altura de los retos de la sociedad actual”

0

“Es necesario promover una teología a la altura de los retos de la sociedad actual”

Christian Ströbele dirige el departamento de Diálogo Interreligioso de la Academia Católica de Rottenburg-Stuttgart, en Alemania. Su participación en el IX Simposio Internacional “Beyond the Secular Faith”, celebrado en Granada, aportó al congreso la visión sobre la relación y la correcta armonía entre religión y política.

Es la primera vez que participa en este Congreso, ¿cómo ha sido su experiencia?

Estoy muy feliz. Es un placer y un honor participar en él con tantos eruditos. Creo que es muy interesante poder hablar y escuchar para enriquecer nuestras visiones del estado actual de nuestra sociedad y también sobre cómo promover una teología que esté a la altura hoy en día.

¿Qué aporta el tema político al lema general del Congreso?

Para entender la sociedad y los problemas de la sociedad en el ámbito de la racionalidad secular hay que incluir por ejemplo la cuestión de como se cultivan las tradiciones religiosas. En lo relativo al lema de este año: «Diaspora, comunidad y solidaridad» creo que la diáspora no es sólo un medio, no sólo una cuestión de disminución del número de miembros a las comunidades religiosas. También es, en mi opinión, una cuestión de inclusión en el discurso público, por así decirlo.

¿Qué opina del sentido de comunidad y solidaridad?

En mi opinión, el sentido de comunidad y el sentido de solidaridad es lo que mantiene unida a la sociedad en su conjunto, una sociedad que está profundamente fracturado y se vuelve cada vez más polarizada.

Y un factor en esta polarización es que no hay suficientes medios para incluir y reunir las diferencias. Las diferentes espiritualidades u orientaciones espirituales, si se quiere, podrían reunise con el fin de promover una meta compartida de comunidad. Y creo que este problema se debe además a un concepto demasiado estrecho de un trasfondo filosófico político liberal que tiende a excluir esas orientaciones hacia el mero ámbito individual y no las incluye en el ámbito del espacio público compartido.

Espiritualidad y razonamiento público, ¿deberían estar unidas?

Mi abordaje es sobre el problema que supone separar temas de espiritualidad y fe, con los ricos recursos de las tradiciones espirituales en el ámbito del razonamiento público. Hay una poderosa tradición de fondo y es necesario profundizar en la filosofía política liberal para tratar de cerrar las brechas entre las razones seculares y religiosas y nuestra participación en cuestiones de asuntos públicos.

En su ponencia aborda también la estrategia liberal clásica…

Hay una tensión por resolver entre las justificaciones supuestamente universalmente accesibles y lenguajes religiosos esencialmente particulares

Hay dos estrategias obvias que han fracasado: en primer lugar, la transformación hacia una religión racional universal, en segundo lugar, la «estrategia liberal clásica», para desplazar las diferencias al ámbito privado.

Ambas estrategias dependen de condiciones de homogeneidad, ya sean estándares universales de razón o “convicciones de fondo” éticas y culturales comunes. Dados los desarrollos modernos en epistemología y teoría de la racionalidad, por un lado, la simultaneidad de orientaciones religiosamente plurales, “seculares” y “postseculares” de ciudadanos y entornos, por el otro, estas homogeneidades se vuelven cada vez más frágiles. Tanto más pertinente se vuelve la búsqueda de principios para una “adecuada armonía entre religión y política”.

María José Aguilar
Secretariado de Medios de Comunicación Social

Ver este artículo en la web de la diócesis

El nuevo Consejo episcopal ha tomado posesión hoy

0

El nuevo Consejo episcopal ha tomado posesión hoy

La mañana de hoy, jueves 7 de julio, han tomado posesión de sus cargos los sacerdotes que conforman el Consejo episcopal, el gobierno de la Archidiócesis, en un acto presidido por el arzobispo de Sevilla, monseñor José Ángel Saiz Meneses.

Concretamente han tomado posesión y jurado fidelidad ante los Evangelios, tal y como se estipula en el Estatuto de la Curia, el vicario general y moderador de la curia y delegado episcopal para las Causas de los Santos, Teodoro León; y el secretario general y canciller, Isacio Siguero, quien también es director del Departamento de Asuntos Jurídicos y delegado episcopal para los Asuntos Jurídicos Sacramentales.

Por otro lado, los vicarios episcopales territoriales también han jurado fidelidad: Rafael Muñoz (Sevilla 2), Enrique Barrera (Norte), Manuel Ávalos (Sur) y Antonio Vergara (Oeste) se mantienen en estos encargos pastorales, mientras que Ramón D. Valdivia (Sevilla 1) y José Tomás Montes (Este) asumen por primera vez este servicio pastoral.

Igualmente, en el acto han tomado posesión los vicarios episcopales para la Nueva Evangelización, Óscar Díaz, que lleva desarrollando este ministerio desde 2017; la Vida Consagrada, José Ángel Martín, anterior delegado diocesano de esta pastoral; y el nuevo vicario episcopal para la Pastoral Social, Salvador Diánez, quien también ha sido nombrado recientemente delegado episcopal en Cáritas Diocesana y repite en el cargo de delegado diocesano de Migraciones.

Se materializa así uno de los principales cambios del gobierno de monseñor Saiz como arzobispo de Sevilla, con la creación de tres vicarías sectoriales: Pastoral Social, con la que muestra su preocupación por responder de manera coordinada y desde el Evangelio a las realidades de pobreza que ha detectado en los barrios y zonas más deprimidas de la Archidiócesis; Clero y Vida Consagrada, a través de las cuales manifiesta su interés por conocer de primera mano y acompañar tanto la vida de los sacerdotes como de los miembros de la vida consagrada, especialmente las monjas de clausura.

Galería de fotos

Ver este artículo en la web de la diócesis

Domingo XV Tiempo Ordinario – C

0

«Ante el prójimo caído» (Lc 10,25-37)

Es frecuente que san Lucas ponga como ejemplo a personas ajenas al mundo judío. La parábola del buen samaritano es un ejemplo de ello. La ocasión es el examen al que someten a Jesús para comprobar la ortodoxia de su doctrina. El contexto es que, para el mundo judío, el concepto de prójimo era muy restringido. Estaba escrito que hay que amar al prójimo, pero no estaba claro quién es verdaderamente prójimo. Los pecadores, los paganos, los que desconocían la ley no eran considerados tales por los rabinos de la época.

La parábola del samaritano solidario explica el pensamiento de Jesús en términos muy precisos a la vez que da la vuelta a la cuestión: El rabino le pregunta ¿quién es mi prójimo? Y Jesús, tras la parábola, pregunta ¿quién se comportó como prójimo del herido? Es decir: ¿quién atendió la necesidad de aquel hombre? Porque el problema no es quién está cerca de mí, sino al lado de quién estoy yo. Eres prójimo del todo el que necesita tu ayuda. Por eso el evangelista dice un hombre –no un judío o un gentil– bajaba de Jerusalén. Lo que constituye a un hombre en prójimo de otro es la conciencia del otro y el conocimiento de su problema. No se puede encerrar la proximidad entre las vallas de la raza, del sexo, del grupo social, político o religioso, de la nación o cualquier otro prejuicio. Soy prójimo de todo ser humano –de cada ser humano– que me necesita.

El sacerdote y el levita –dos personajes vinculados a la religión– dieron un rodeo, se alejaron, para no tocar a un moribundo que, según las normas establecidas, era alguien  impuro. Para ellos era más importante la observancia de las normas que la necesidad ajena. Era un sistema religioso que tergiversaba el sentido profundo de una religión que, en sus orígenes, había sido profundamente solidaria. El samaritano, por el contrario, muestra no ser un hombre muy religioso –habría hecho lo mismo que los anteriores–, pero aparece como un ser humano, es decir, con sentimientos humanos. Por eso no pasa de largo.

La parábola de Jesús es de gran actualidad hoy día y se muestra como un juicio de condenación para unos y de justificación para otros. Porque ocurre que vivimos en la aldea global, es decir, en un mundo en el que las distancias son nulas debido a los medios de comunicación y transporte. Esto, que podría significar espíritu abierto, a muchos les lleva a encerrarse en su mundo para defenderse de influencias extrañas. De ahí el auge de los nacionalismos y de los fundamentalismos. Hay quienes se pasan al extremo contrario y menosprecian lo propio seducidos por la fragancia de lo extraño. Entre ambos extremos están los que comprenden el carácter relativo de su modo de entender la vida y las cosas y se hacen permeables a otras culturas y pensamien­to, sin por ello perder su identidad.

La parábola del buen samaritano –que primero se ocupa del herido y luego continúa con sus asuntos– es una propuesta de equilibrio para nuestro mundo. Ni asaltar al otro, ni ignorarlo, sino acercarse a él porque en el encuentro está el enriquecimiento mutuo.

Francisco Echevarría Serrano,
Ldo. en Sagradas Escrituras y vicario parroquial de Punta Umbría

La entrada Domingo XV Tiempo Ordinario – C se publicó primero en Diócesis de Huelva.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Las vacaciones de un cardenal por Antonio Gil

0

El sacerdote reflexiona en «Al Trasluz» esta semana sobre el periodo de vacaciones

El verano nos brinda un tiempo para el descanso, un período de vacaciones. Es necesario detenernos un poco, cambiar de actividad, encontrar paisajes que nos pongan en contacto con la naturaleza, y sobre todo, tiempo para la contemplación, para la oración, para la lectura. Hace unos días, el cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia, nos ofrecía su «hoja de ruta vacacional» que puede servirnos de orientación para organizar nuestras vacaciones. Detallaba con precisión lo que haría en sus jornadas de descanso: «Marcho a mi pueblo, Sinarcas, a descansar, rezar, gozar del trato con el Señor más distendido y amplio, leer, escribir lo que no he podido escribir durante el curso o reflexionar preparando el próximo curso, estar y disfrutar de la familia, de mis sobrinos, de mi cuñado y de mi hermana, la persona a la que más quiero y debo de este mundo, ayudaré al cura de mi pueblo, don Gilberto. Pero no os olvidaré, todo lo contrario, os tendré en todo muy presentes, especialmente en la oración y la eucaristía, gozaré del don de Dios, de la naturaleza y del «tiempo» de Sinarcas, que es único allí. Una vez más, me sentiré lleno de paz, sin prisas ni agobios, gozando del Señor y de la compañía de los cercanos y próximos, porque todo es gracia suya, don suyo».

Me ha encantado la «hoja de ruta» de las vacaciones de un cardenal. La cita es larga pero vale la pena repasar y reflexionar sobre esos «puntos» que monseñor Cañizares señala como primordiales para su descanso, mientras resuena en nuestros oídos el eco de las palabras del Señor: «Venid vosotros conmigo a descansar un rato…». Al fin, Jesús nos acompaña también en nuestro descanso.

La entrada Las vacaciones de un cardenal por Antonio Gil apareció primero en Diócesis de Córdoba. Ver este artículo en la web de la diócesis

Conocemos el libro “Querido Timoteo.. cartas de ánimo a un cura y su comunidad”

0

El sacerdote encargado de la Librería Diocesana, Eugenio Romero nos presenta el libro “Querido Timoteo.. cartas de ánimo a un cura y su comunidad”.

El sacerdote diocesano encargado de la Librería Diocesana, Eugenio Romero, sigue con la sección, que cuenta con la colaboración de la Delegación de Medios de Comunicación, donde nos presenta distintos títulos que podemos encontrar en la Librería Diocesana. En este caso, conocemos el libro “Querido Timoteo.. cartas de ánimo a un cura y a su comunidad”, donde podemos encontrar el diálogo entre San Pablo y su discípulo Timoteo donde el sacerdote adulto aconseja y ayuda al presbítero joven.

Entre lo más destacado que podemos ver en este libro son los 12 consejos que San Pablo da en sus cartas a Timoteo, que ayuda a tener presente tanto a la comunidad como a los sacerdotes mantener unos principios fundamentales en la vida cristiana.

Ver este artículo en la web de la diócesis

El seminarista, Fernando Ruano, presente en el curso de Ecumenismo de la Conferencia Episcopal Española

0

El seminarista, Fernando Ruano, ha participado desde el 4 al 6 de julio en el curso de Ecumenismo organizado, para seminaristas, por la Conferencia Episcopal Española.

La Subcomisión Episcopal para Relaciones interconfesionales y Diálogo interreligioso, en colaboración con la Subcomisión Episcopal para los Seminarios, ha organizado un curso de verano de Ecumenismo para seminaristas, en torno al tema, «Iglesia en diálogo». El curso dio comienzo con la presentación del presidente de la Subcomisión Episcopal para Relaciones interconfesionales y Diálogo interreligioso, Mons. Francisco Simón Conesa. Esa misma tarde, el director del secretariado de esta Subcomisión, Rafael Vázquez, impartió dos talleres sobre «La Iglesia católica y el ecumenismo» y «La Iglesia en diálogo».

La jornada del martes comenzó la Divina liturgia en la Catedral de San Andrés y San Demetrio (Patriarcado Ecuménico). Después, los seminaristas que participan en este curso compartieron un desayuno y un encuentro con el Metropolita de España y Portugal, el arzobispo Bessarion Komzias. De vuelta a la sede de las jornadas, el profesor Fernando Rodríguez Garrapucho, consultor del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, habló sobre el diálogo con las Iglesias ortodoxas. Y por la tarde, sobre el diálogo con las comunidades luteranas. Tras esta segunda ponencia, los seminaristas visitaron la Iglesia evangélica alemana Friedenskirche. La última jornada estuvo a cargo del profesor Carlos Martínez Oliveras, CMF, director del Instituto teológico de vida religiosa de Madrid, en torno al diálogo con la comunión anglicana. La visita en esta ocasión será a la Iglesia anglicana de San Jorge cerró este curso de verano.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Aniversario de la ordenación sacerdotal de Don Sebastián

0

Hoy se cumple el vigesimoprimer aniversario de la ordenación presbiteral del Obispo de Jaén, Don Sebastián Chico Martínez. Tuvo lugar el 7 de julio de 2001 en la parroquia de Santa María Magdalena, de su localidad natal, Cehegín, en Murcia. Recibió el sacramento del orden sacerdotal de manos del entonces Obispo de Cartagena, Monseñor Manuel Ureña Pastor.

Días después cantó su primera Misa, también, en la parroquia de su pueblo natal.

Damos gracias a Dios por su vocación, su entrega al Señor y su ministerio presbiteral y episcopal.

Ver este artículo en la web de la diócesis

Enlaces de interés