Dos experiencias misioneras durante el verano

El verano es, entre otras cosas, un tiempo propicio para realizar una experiencia misionera.

Precisamente en las últimas fechas se han realizado, en Tazacorte y La Orotava, dos de los llamados «envíos misioneros». En el marco del día de los Santos Mártires de Tazacorte, en el templo de S. Miguel del citado municipio, eran enviados a una experiencia misionera en la Amazonía cinco personas, entre las cuales se encuentra el párroco del lugar, Jorge Concepción. Además, están ya en Perú Antonio Febles, Lucía Acosta, Nieves D. tosco y Jesús Inocencio Curbelo. En Cusco fueron recibidos por el misionero jesuita Fernando López, que lleva años trabajando en la zona de la triple frontera de Perú, Bolivia y Brasil.

Por otro lado, en el templo de S. Agustín de La Orotava se celebraba un similar envío esta vez a cuatro miembros del grupo GAMIIR que, un año más, prosiguen con su proyecto misionero y de apoyo en Costa de Marfil.