Templo de La Candelaria, en Frontera. Memoria agradecida al pasado y pasión por el presente

A mediodía de este pasado domingo 12 de mayo, en la parroquia de La Candelaria, en Frontera, El Hierro, el obispo presidió la Eucaristía en el bicentenario del referido templo. En la Misa estuvieron presentes, junto a la comunidad de fieles venidos de toda la isla, las autoridades insulares y locales.


Monseñor Álvarez, durante la homilía quiso destacar el sentido de la parroquia. Una comunidad de fieles constituida de modo estable, cuyo servicio pastoral se encomienda a un párroco, el cual ejerce en nombre del obispo este servicio.
Por otro lado, dio gracias a todos los que habían participado en los actos que se han venido desarrollando con ocasión de esta efeméride. Igualmente, destacó que “todos somos piedras vivas en la construcción del templo espiritual que es la Iglesia. Cada uno tenemos algo que aportar”.
Haciendo referencia al papa Francisco, el prelado hizo memoria agradecida del pasado que nos invita a vivir con pasión el presente y con esperanza el futuro.
Al final de la Eucaristía, el párroco José Manuel Urbina dio gracias a todos los que formaban parte de la comunidad y a los que a lo largo de estos doscientos años han prestado su servicio en la misma, creyentes o no creyentes. Urbina recordó que Dios siempre ha estado presente allí, incluso antes de la primitiva ermita y antes de que este templo fuera una realidad visible. Por último, invitó a todos a seguir trabajando por acercar la buena nueva del Evangelio a las personas que conviven en el Valle del Golfo.
Por la tarde, precisamente, en la parroquia de La Candelaria tuvo lugar el Encuentro del laicado de El Hierro, camino del Congreso Nacional de Laicos “En salida misionera”.

Panel de Noticias

Noticias relacionadas