200 Aniversario de la construcción del templo de Nuestra Señora de Candelaria en Frontera Destacado

El próximo domingo 12 de mayo se celebrará el 200 Aniversario de la Construcción del Templo Parroquial de Nuestra Señora de Candelaria, en Frontera, El Hierro.


Por tal motivo, el obispo presidirá la Eucaristía en la referida iglesia, a las 12:00 horas. Posteriormente, tendrá lugar un almuerzo de fraternidad en la Plaza de Candelaria.
Asimismo, en el marco de este aniversario, se desarrollarán varias iniciativas. El viernes 10 de mayo, a las 18:00 h., se celebrará una Eucaristía preparada por los niños de catequesis. Los mismos podrán tener un momento para profundizar en la importancia de la parroquia y la Misión, tras la Misa.
Por otro lado, el sábado 11 de mayo, a las 19:00 h., se inaugurará una exposición de fotos y se presentará un reportaje testimonial. Media hora más tarde se ofrecerá la charla: «200 Aniversario del Templo Parroquial». Al finalizar, los niños del pueblo recitarán una canción sobre el campanario.
Historia del templo parroquial
Esta familia tiene su origen en una ermita, situada en esta misma ubicación, dedicada a la Virgen de Candelaria que ya existía, al menos, con anterioridad a 1592.
Sin embargo, el templo que ahora podemos disfrutar no se comienza a construir hasta 1804; haciéndose necesario esperar catorce años para poder ver finalizada la construcción, tal y como se inscribe en la fachada del templo actual. Y es el 12 de mayo de 1819, cuando el pueblo lleno de júbilo se congregó religiosamente para solemnizar la inauguración de su nuevo templo oyendo en él solemne misa.
Con una arquitectura de desarrollo apaisado, el templo parroquial nos regala un juego cromático entre la cal y la cantería propia de esta isla que, en la austeridad de sus caracteres geométricos de minimalista contundencia y armónicas medidas, hacen de este espacio religioso un lugar idílico para el encuentro en oración con el Señor.
Finalmente, formando parte del conjunto sacro está el campanario situado en la cúspide de la montaña de Joapira. Presente ya desde la primitiva ermita, aunque con variantes en su estructura, siempre ha tenido como fin que todo el vecindario pudiera oír la llamada que el Señor, también hoy, nos hace a cada uno de nosotros.
Todo ello, hace de este lugar, en su historia viva hasta el presente, una oportunidad para seguir creciendo como pueblo, como familia, en la fe, la esperanza y la caridad como caminos hacia la Felicidad que todos perseguimos.

Panel de Noticias

Noticias relacionadas