Reabierta la iglesia de Santa Ana en Candelaria

El domingo diez de marzo ha sido reabierta al culto la iglesia de Santa Ana, en el municipio de Candelaria. Cerrado por obras desde comienzos de octubre de 2017, la comunidad ha vivido con alegría este momento singular. En esta reapertura se encontraban, entre otros, el obispo Álvarez, el párroco, Daniel López, la consejera insular del Área de Juventud, Igualdad y Patrimonio Histórico, Josefa María Mesa, la Alcaldesa de la Villa de Candelaria, María Concepción Brito, el vicepresidente segundo y consejero insular del área de Empleo, Comercio, Industria y Desarrollo Económico, Efraín Medina.

La obra ha sido posible gracias al Convenio entre el Cabildo Insular de Tenerife y la diócesis Nivariense. De este modo, la institución insular asumió el 80% de la ejecución total y la parroquia el 20 %. El ayuntamiento de la Villa Mariana asumió las mejoras en el acceso a la plaza e iglesia de Santa Ana.
El acto comenzó en el exterior de la parroquia, donde José Yeray Santos, arquitecto redactor del proyecto, expuso los aspectos fundamentales de la intervención. Las obras realizadas han incluido la reparación del tejado, los revestimientos de la fachada y paramentos interiores, las carpinterías, así como del coro y la espadaña. También se ha sustituido el pavimento de la nave principal, conservando las piezas originales en el entorno del altar. Además, expuso Santos que se realizaron mejoras tanto en el sistema eléctrico y en medios para detectar incendios y antirrobo.
Después de conocer los pormenores de la obra, el responsable de la empresa que llevó adelante la restauración, Víctor Rodríguez, entregó las llaves de la iglesia al obispo Bernardo Álvarez, el cual hizo lo propio con el párroco Daniel López, el cual abrió las puertas del templo a donde accedieron todos los presentes.
En su interior, el obispo presidía la eucaristía en el transcurso de la cual bendecía las nuevas obras y agradecía tanto la colaboración institucional como el trabajo de la empresa y el compromiso de la parroquia.
La iglesia se encuentra en el casco antiguo del municipio, el Barrio de Santa Ana, no muy lejos de la Basílica de Nuestra Señora de la Candelaria y junto al mirador que lleva su mismo nombre, ha sufrido algunas modificaciones y ampliaciones desde que fuera fundada en 1575.
Posee un rico patrimonio artístico en su interior. Destaca la imagen de Santa Ana, patrona del municipio de Candelaria, la cual es una talla del siglo XVIII, realizada por Miguel Bermejo. También destaca el Cristo Crucificado bajo la advocación de Cristo de la Expiración del siglo XVII tallado en madera y que presenta un gran dramatismo dentro del más puro estilo barroco.
De escuela sevillana son las imágenes de San Antonio de Padua y San Juan Bautista. Entre otras tallas se encuentra la patrona de los pescadores, la Virgen del Carmen y la Sagrada Familia, esta última, obra del famoso escultor tinerfeño Fernando Estévez.