Se van sucediendo en los distintos arciprestazgos los encuentros de comienzo de curso

Desde comienzos de septiembre se vienen sucediendo los encuentros de comienzo de curso del obispo Álvarez por los distintos arciprestazgos de la diócesis. Así ha ocurrido ya en Taco, Isora y Granadilla.

La cita tiene dos momentos. En la mañana, el prelado nivariense dirige un retiro con los presbíteros de servicio en cada una de las zonas en las que se articula la diócesis nivariense.

En la tarde, con la presencia de laicos, vida consagrada y sacerdotes, celebran la eucaristía, reflexionan en común sobre el curso pastoral y comparten inquietudes y esperanzas.

Lo que se pretende, desde la lógica de la mística de la Misión en marcha, es avanzar en la dinámica de la sinodalidad, es decir, en el estilo de caminar juntos, discernir comunitariamente, trabajar en red, así como actuar bien coordinados y complementados. En definitiva, potenciar actitudes valientes de comunión para una más y mejor creativa Misión.