Comisión de la Misión diocesana: evaluar, discernir, programar

La Comisión de la Misión diocesana desarrolló en el antiguo monasterio de El Sauzal una reunión de trabajo. Presididos por el obispo, sus miembros analizaron y evaluaron el desarrollo del curso pastoral, primero de la fase celebrativa de la Misión.

Después de un tiempo de oración y de memoria agradecía a Dios por lo vivido, se profundizó en el nivel de implementación del PDP, el comienzo de curso, la apertura de la Fase Celebrativa de la Misión, los objetivos preferentes del años pastoral que termina, el Encuentro Diocesano tenido en La Orotava, las acciones de nueva evangelización, la escuela de evangelizadores, la iniciativa Noches con Alma, el proyecto wasting, etc.

En un segundo momento, los participantes se centraron en el futuro próximo; en el venidero curso 2018/19, segundo de la fase celebrativa de la Misión. Año pastoral destinado preferentemente a las periferias existenciales y geográficas.

En este sentido se analizó la propuesta de una semana de las periferias a concretar en las parroquias, el octubre mariano, la implementación del cine espiritual, el comienzo de las celebraciones del bicentenario de la diócesis, la preparación diocesana del congreso de apostolado seglar, la JMJ y la pastoral con jóvenes, la pertinencia de aprovechar pastoralmente las peregrinaciones a Candelaria y al Hermano Pedro, el próximo Encuentro Europeo de Taizé que se desarrolla en Madrid, etc.

Un intenso momento, en definitiva, para discernir lo que el Espíritu sigue pidiendo a esta Iglesia Diocesana para mejor vivir en salida misionera.

Panel de Noticias

Noticias relacionadas