Gobierno de Canarias y Cáritas Tenerife estudian el marco de colaboración para 2019

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, acompañado de la consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido, ha visitado las instalaciones de Cáritas Tenerife donde mantuvo una reunión de trabajo con su presidente, Leonardo Ruiz.

Durante la reunión de trabajo se abordaron asuntos vitales para la administración autonómica y la ONG como la preocupación por el elevado número de pensiones no contributivas en el archipiélago, que dificulta el acceso a una vivienda a los perceptores de esta prestación, así como, la situación de los canarios retornados de Venezuela o el nuevo marco de colaboración del Gobierno canario y la ONG de cara al próximo marco presupuestario.

En este contexto, Fernando Clavijo sostuvo, al término de la reunión, la disposición del Ejecutivo de colaborar en las demandas de la institución para la mejora de algunos de los inmuebles de la ONG que precisan una intervención. En este sentido, reconoció “el trabajo de la ONG en la Isla y en el resto de Canarias, así como, el que desarrollan el resto de ONG´s del archipiélago que nos permiten dar una respuesta directa a muchos ciudadanos y ciudadanas, en definitiva, nos permiten llegar a donde no es capaz de hacerlo la administración”.

Desde el área de Políticas Sociales del Gobierno se colabora con Cáritas Tenerife en el programa de inclusión social y lucha contra la pobreza en sus dos grandes líneas de actuación: inclusión de las personas sin hogar y centros de día para personas mayores.

En la primera, se establece un conjunto de recursos para personas sin hogar con dos centros:Casa de acogida para personas sin hogar y Lázaro-Casa Sol destinados a cuatro tipo de perfiles diferentes como son, mujeres solas o con menores a cargo, hombre y mujeres con problemática de VIH-SIDA o patología dual, hombres en situación sin hogar con compromiso y opciones para establecer un plan individual de inclusión social y por último hombres sin hogar en extrema situación de exclusión. Cuenta además con dos centros de estancia diurna CED Hassidim, y CED Las Nieves donde se atiende a personas mayores para su autonomía personal y prevención de la dependencia, así como el apoyo a sus cuidadores y familias de los mismos.

El objetivo de esta red de recursos es, además de ofrecer alojamiento, diseñar un plan de intervención personal abordando problemáticas de salud física y mental, adicciones, situaciones administrativas y judiciales y la atención socioeducativa dirigida a la inclusión social, recuperando o manteniendo el mayor grado de independencia posible, mejorando la autoestima.

Según la memoria de Cáritas , el año pasado fueron atendidas 1.296 personas en el programa de integración social. De ellas, 534 fueron acogidas en alguno de los recursos alojativos para personas en situación de sin hogar donde también se les proporciona cobertura de necesidades básicas y acompañamiento psico-socioeducativo y para la mejora de la empleabilidad. Del total de atendidos, Cáritas destaca las 46 familias monomarentales mujeres solas con hijos menores a su cargo.

Una segunda medida aborda la atención de las personas mayores, con el mantenimiento de dos Centros de día. Se trata de mejorar la calidad de vida tanto de la persona mayor como de su familia cuidadora para facilitar la permanencia en el domicilio habitual, recibiendo una atención profesional adecuada, favoreciendo la autonomía personal y desarrollando todas sus potencialidades para que el deterioro natural se ralentice. El pasado año y se atendieron a 118 personas mayores en los centros diurnos y otros servicios especializados para este colectivo.