Los diáconos permanentes finalizaron su tanda de Ejercicios Espirituales

Los diáconos permanentes han permanecido estos días de Ejercicios Espirituales en el monasterio de El Sauzal.


“Ejercicios espirituales para un “estado de misión” fue le hilo conductor que sirvió de base a Juan A. Guedes. para facilitar este encuentro renovador con Jesús. El obispo Álvarez también compartió con los participantes una tarde de reflexión.

La diócesis cuenta, actualmente, con seis diáconos permanentes y cuatro candidatos. El ministerio diaconal queda siempre vinculado a las necesidades del conjunto de la Iglesia particular, de manera que las responsabilidades pastorales del diácono pueden ser parroquiales, arciprestales o de zona y diocesanas, velando siempre para que —en el diácono casado— no quede descuidada la atención a la familia, que ha de ser el primer ámbito donde deber realizar la vocación de servicio propia del ministerio diaconal (cf. Directorio, nn. 41-42).