Encuentro del clero joven

Los sacerdotes ordenados durante el ministerio episcopal de monseñor Álvarez Afonso, están disfrutando de un tiempo de convivencia, en el antiguo monasterio de El Sauzal, que concluirá el próximo Miércoles de Ceniza.


El sacerdote de la Diócesis de Toledo, director espiritual de su seminario y profesor de Antropología Teológica en el Instituto San Idelfonso, Félix del Valle Carrasquilla, está guiando las reflexiones de estos días, las cuales están girando en torno a la madurez del sacerdote y su incidencia en la vida espiritual.

Por otro lado, en la visita que Del Valle realizó al Obispado, aprovechamos para hablar un rato con él sobre diferentes aspectos de la vida sacerdotal, su experiencia en países orientales y en Latinoamérica, las vocaciones y su acompañamiento, etc. La entrevista al completo se podrá escuchar el próximo viernes en el programa de COPE: “El Espejo de la Diócesis”.

En la misma, Del Valle comienza apuntando que cuando hablamos de la dimensión humana en relación al ministerio ordenado, corremos el riesgo de enfocarla de manera parcial. “No es un aspecto más que se une al resto. La madurez humana es el reflejo de la madurez espiritual. Por eso, pienso que es importante no quedarnos en la madurez humana como una especie de adquisición de una cualidad. La madurez humana está enraizada en unas actitudes más profundas de la personalidad que son, además, las que ponemos en juego en nuestra relación con Dios. Por eso, no hay madurez humana si no hay madurez espiritual, y viceversa”.