“Aprender a amar”. Escuela de evangelizadores S. José de Anchieta Destacado

Un viernes, en vez del habitual día que es el sábado, se celebró en el seminario una nueva sesión de la Escuela de Evangelizadores S. José de Anchieta. Se trataba de coordinar mejor la Semana de Teología con esta otra oferta formativa. De modo que tanto enlas fechas como en la temática se sumaron esfuerzos.


Por otra parte, la declaración de “Alerta Máxima” por lluvia declarada por el departamento correspondiente del Gobierno de Canarias, llevó a suspender la Escuela pervista para este sábado en la isla de La Gomera.

El equipo misionero del arciperstazgo de Taco fue el encargado de llevar adelante esta iniciativa con el título: “Aprender a amar”. De este modo, los participantes fueron invitados a abrir sus sentidos e introducirse en una muy cuidada y ambientada experiencia. Con la simbología de unas mochilas se adentraron a su llegada en una vivencia sobre las distintas capacidades que Dios ya ha puesto en cada corazón para amar.

Posteriormente se hizo una reflexión teórico-práctica en la que, en primer lugar, se analizaron las diferentes dimensiones de la persona para, posteriormente, incidir en la la realidad de que las personas soon un ser en continua construcción y que, por consiguiente, pasan por diferentes etapas en su desarrollo evolutivo. Tras ello, se focalizó la cuestión en la capacidad del ser humano de amar, cuya base es la relación con los “otros, en familia, etc” y en el único modelo que es Dios. Después se introdujeron algunos conceptos dentro del amor: la sexualidad, la atracción, la afectividad, etc, para llegar a la conclusión de que Dios es el modelo del amor extremo, entregado; el que interroga sobre la capacidad de amor que Él mismo ha puesto en cada corazón.

Un momento de interiorización orante y un gesto-compromiso puso fin a esta sesión de noviembre de este proyecto de la diócesis.