Los herreros, como desde hace 272 años, se aprestan a vivir la la "bajada"

Como se viene haciendo desde hace 272 años, los herreros se aprestan a cumplir el Voto que dio origen a la Bajada de la Virgen de los Reyes. Estos días, en la Casa Herreña de Las Palmas y el Centro Ciudadano el Tranvía, de la Cuesta, se presentaron los distintos aspectos de 69 edición de esta cita cuatrienal con la Madre Amada, con la presencia de responsables públicos y miembros de la Iglesia.
El programa pastoral para esta cuatrienal cita ha sido preparado y se enmarca dentro de la Misión Diocesana en marcha, por lo que, además de lo habitual, se realizarán actos de carácter misionero. El lema elegido es: “Siguiendo las huellas de María”. En este sentido, desde el inicio de este Año de Bajada, el obispo dirigió a los herreños una carta explicando dicho lema mariano.

La primera parte del Novenario será presidido por el delegado diocesano para la Nueva Evangelización, Eduardo Rodríguez. La segunda será realizada por el obispo de Mondoñedo-Ferrol, Luis Angel de las Heras. El mismo ofrecerá una conferencia en el Casino sobre su experiencia pastoral de una Iglesia Samaritana que sale al encuentro de personas en situación vulnerable.

En esta misma línea, durante los días de “Bajada” en la isla se contará con la presencia de los sacerdotes claretianos, que estarán apoyando los diferentes actos religiosos que se van a celebrar. El equipo misionero de la Misión, con la Fundación Virgen de los Reyes y los propios padres claretianos han preparado durante meses el proyecto pastoral que se va a implementar hasta el día de la Subida.

Otra novedad de esta edición es que el obispo ha autorizado una salida extraordinaria de la imagen de la Virgen de los Reyes. Será el 11 de julio al Hospital Insular, donde se celebrará el día del enfermo.

Además de los habituales encuentros sectoriales que se llevan a cabo cada año: día de jóvenes, familias, niños, catequesis, cáritas, tercera edad, emigrante... Este año se harán, antes de la misa del Novenario, algunos encuentros con el mundo de la música, la enseñanza, el mar, el campo, la agricultura, la artesanía y el deporte con la Madre Amada. Éste último será el viernes 7 de julio y tiene un carácter singular, coincidiendo con la llegada de la Luz de Belén a la isla. De este modo, los deportistas trasladarán desde el Puerto hasta la Iglesia Matriz la misma, donde será entregada a cada parroquia. junto con la Cruz de la Misión.

La Luz llegará por vía marítima el jueves noche a El Hierro, donde se realizará un recibimiento en la ermita de S. Telmo. Y el viernes por la tarde se trasladará, del modo señalado, desde la ermita a la parroquia de La Concepción en la Villa.

Durante los traslados de la patrona a las distintas parroquias los misioneros realizan actos propiamente pastorales. Además, la propia Comisión de la Misión implementará iniciativas en esta línea.