Apostolado seglar de la diócesis: Comunión para la misión Destacado

En la víspera de Pentecostés se realizó el Encuentro Diocesano de Apostolado Seglar. El mismo tuvo cuatro momentos.


Los participantes realizaron una primera parte de reflexión personal y comunitaria en la casa Mesa. Posteriormente, la vigilia de Pentecostés tuvo diversos momentos. Una primera parte invitaba a Ver: A partir del texto evangélico se recordaba la gran Co- Misión que hace posible experimentar el amor de Dios. Por ello, se preguntaba a los presentes: ¿Te sientes amado por Jesús? ¿En qué momentos experimentas la fuerza de su amor?

El segundo momento estuvo centrado en el llamado Juzgar: A partir de la lectura de Jeremías, se reflexionó sobre el origen de una experiencia cristiana que consiste... en sentirse llamado. ¿Vives tu vida cristiana como respuesta a la iniciativa De Dios? ¿Te sientes llamado?

Y tercero.- Actuar: sembramos la alegría del Espíritu Santo. Es preciso recobrar la dulce y confortadora alegría de evangelizar. Dejar hacer al espíritu. Desde la reflexión los miembros de distintos grupos y movimientos se preguntaron ¿qué puedo hacer para que lo que siembre sea el amor De Dios?

Además, se realizó un Gesto consistente en tomar papel y escribir un compromiso que fue colocado en el altar. Igualmente, se tomaron unas semillas como símbolo de sentirse invitados a sembrar el amor de Dios.

Tras la vigilia el obispo presidía en la Catedral la Eucaristía en el día del apostolado y de la acción católica. Previamente había tenido lugar un encuentro de los distintos grupos y movimientos laicales, en la casa Mesa. Los mismos reflexionaron sobre el lema de este encuentro: “Salir, caminar y sembrar siempre de nuevo”.

En la homilía de la Misa, Álvarez subrayó que todo bautizado es misionero. Es el Espíritu quien suscita los carismas en la Iglesia. Es el Espíritu quien nos reúne y une. Es hermoso- dijo- vernos reunidos. No olvidemos a quien seguimos y en quien nos fundamentamos: en Cristo. Sería un fracaso de la Iglesia que los distintos carismas se vuelvan motivos de rivalidad y creer que lo nuestro es lo único que vale sería un fracaso- aseveró. Además, explicó que lo que "llena nuestra vida tenemos que compartirlo. Es el Espíritu quien nos mueve a ello. La Misión siempre nos supera pero el Espíritu nos alienta primero para vivir la fe".

Por eso, la importancia del testimonio "que donde estás vean que hay coherencia entre la fe y la vida". Ese testimonio despierta en el otro la fe, sin palabras. Pidamos ser verdaderos discípulos.

Estamos este año reflexionando sobre ésto: pensar como Cristo, sentir como Cristo, actuar como Cristo. Y esto es posible por la fuerza del Espíritu- explicó.

Pidamos a Dios que reavive la gracia y el don del Espíritu que hemos recibido. Confiemos que el Señor cumple su promesa de quedarse con nosotros y nos envía hasta los confines. Los confines son hoy el lugar donde estamos. Somos Llamados a salir como actitud interior.

Por último, siguiendo la EG 130- 131, recordó que todos los carismas están al servicio de la Iglesia. Se habla de carismas al servicio De la Iglesia. "Una verdadera espiritualidad no necesita arrojar sobras sobre otro carisma para afirmarse".

El Concierto de Música Católica Contemporánea puso el broche final al Encuentro. Alejandro Abrante, Ministerio Musical de la RCC, Silvia y José María, dentro del templo debido a la climatología, deleitaron con una hora de música que impulsa a salir a evangelizar a las diversas realidades.