Apertura del Congreso Fe-Cultura en el aulario de Guajara Destacado

En el aulario de Guajara se ha iniciado el XXV Congreso diálogo fe-cultura. "El cuidado de la casa común. Hacia una ecología integral" es el tema central que aborda este encuentro, a partir de la encíclica Laudato Si'.

Con las palabras de la vice-rectora de organización académica y profesorado, Carmen Rosa Sánchez, y del director del ISTIC, Victor Álvarez, se inició la sesión de esta tarde.

La decana de educación, Olga María Alegre, que es la profesora que ha coordinado el equipo organizador, enmarcó el desarrolló de esta XXV edición del Congreso diálogo fe-cultura. Parafraseando al papa señaló que no hay dos crisis, una ambiental y otra social, sino una sola, que ha de ser abordada integralmente. Con la naturaleza no se juega- dijo citando al secretario general de la ONU. El gemido de la tierra se une al gemido de los excluidos. Todos- sostuvo- somos parte de un todo y, por ello, invitó a ejercer un liderazgo creativo aunque todos somos corresponsables del bienestar de la familia humana y del planeta para lo cual hay que extender la globalización de la solidaridad.

La primera ponencia de la tarde la desarrollo Sara Pizzinato, representante de la campaña soluciones de Greempeace España. Pizzinatto reflexionó sobre un proyecto de sostenibilidad para Canarias, defendiendo la posibilidad de unas islas que empleen cien por cien energías renovables, argumentando esa propuesta a partir de diversos estudios.

Por su parte, el Catedrático Wolfredo Wilpret disertó sobre la pertinencia de educar para la sostenibilidad. Nunca el ser humano ha sido tan consciente de sus malas acciones como de sus consecuencias - dijo- al tiempo que defendía la necesidad de promover la educación como fundamento de una sociedad más sostenible, para lo cual trazó una serie de objetivos y propuestas.

El último ponente de esta jornada inaugurar fue el obispo Raúl Berzosa. El mismo se preguntó ¿Por qué está de moda la ecología? Para el obispo de Ciudad Rodrigo uno de los problemas del cristianismo es la interpretación correcta del libro del Génesis, ya que no somos dueños del planeta, sino administradores. Además, no hay de pensar solo en lo heredado sino en lo que legamos a las generaciones futuras. Berzosa esbozó, igualmente, lo que llamó el antigénesis, al tiempo que sintetizaba el magisterio sobre la ecología de los últimos papas a partir de Pablo VI y hasta Francisco, en cuyo pensamiento se adentrará en la jornada de clausura de este diálogo fe-cultura.

Panel de Noticias