El Cabildo concluye la adaptación del mobiliario de la Sala del Tesoro de la Catedral

El Cabildo Catedral de Sevilla ha concluido las obras de mejora del mobiliario de la sala de ornamentos del Tesoro catedralicio. Con la pequeña intervención realizada se recupera la espacialidad de la sala y la incorporación de las dos magníficas portadas de piedra que rematan las paredes Norte y Sur de este espacio expositivo.

Según se destaca en el informe elaborado por Jaime Navarro, arquitecto de la Catedral; y Ana Isabel Gamero, conservadora del Patrimonio Histórico Artístico de la seo hispalense; “en los años 20 del pasado siglo se realizó una adaptación del mobiliario en la denominada contaduría baja de la Catedral de Sevilla para la exposición de textiles. Posteriormente, para la muestra Magna Hispalensis. El universo de una Iglesia, se reforma dicho mobiliario con el fin de presentar la orfebrería”. Sin embargo, estas intervenciones del siglo XX no terminaron de solucionar la falta de coherencia entre el espacio contenedor y el mobiliario, “ya que –añaden- en su pared Este, el mueble no llegaba hasta el final, dejando un espacio residual de muy difícil interpretación y produciendo una inadecuada percepción espacial”.

Un tesoro artístico “a mayor gloria de Dios”

Lo que muestran estas vitrinas es un auténtico tesoro artístico con un único fin: la mayor gloria de Dios. Allí se custodian donaciones de obispos, canónigos y particulares, y la mayoría de estas piezas están en uso litúrgico. Entre ellas destacan el ostensorio donado por Isabel Pérez Caro, los cálices legados por el arzobispo Francisco Javier Delgado y Venegas, o el de Escuela Mexicana cedido por el arzobispo Vizarrón, el sagrario para el monumento al Santísimo Sacramento en la Semana Santa de Luis Valadier, o las bandejas de plata para trasladar ornamentos litúrgicos en las celebraciones. Además, entre las piezas más conocidas están el relicario con los restos de San Clemente y las coronas procesionales de la patrona de Sevilla, sufragada por los fieles devotos a Virgen de los Reyes y el Niño.