El Arzobispo visita los colegios diocesanos Corpus Christi y San José de Clunny

El Arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, ha visitado esta mañana el Colegio diocesano Corpus Christi y el Centro de Educación Infantil San José de Clunny, pertenecientes a la Fundación diocesana de Enseñanza ‘Victoria Díez’. Visitas en las que monseñor Asenjo ha podido departir con el claustro de ambos centros educativos y ha conocido a representantes de las AMPA.

El cambio de un colegio

Hacia las diez y media de la mañana, el Arzobispo ha llegado al colegio Corpus Christi, junto a la barriada de Heliópolis, acompañado del gerente de la Fundación, José Luis del Río. Allí ha sido recibido por los más de noventa alumnos y alumnas divididos en clases desde primero de Primaria hasta sexto. Tras recorrer las instalaciones y comprobar de primera mano el cambio experimentado por este colegio después de completar la primera fase de las obras, se ha reunido con los siete profesores del centro, junto con su director, Manuel Toledo, y los sacerdotes que lo atienden, Jesús Donaire y Ángel García.

Respecto al profesorado, monseñor Asenjo ha hecho hincapié en la necesidad de contar “con gente de casa, es decir, personas de Iglesia para evitar la secularización interna, ya que el objetivo último de estos colegios es la evangelización”. Y ha pedido que el Evangelio “impregne todas las áreas del saber y la educación de los niños”. Por otra parte, se ha interesado por la implicación de los presbíteros en la actividad pastoral del colegio. Donaire ha expuesto entonces la estrecha relación forjada en los últimos años entre la parroquia del Corpus Christi y el colegio diocesano homónimo. “Estamos pendientes de los niños y sus familias, celebramos bautismos y Primeras Comuniones. Además, están previstas numerosas actividades y celebraciones litúrgicas durante el curso”, ha explicado. No obstante, ha destacado el particular perfil de las familias de este centro (casi el 90 % del alumnado proviene del Polígono Sur) y ha asegurado que “éste es un colegio de misión en el que se evangeliza a través del humanismo cristiano reflejado en la atención y asistencia a estas familias”.

Por su parte, los representantes de los padres de los alumnos han confesado estar “muy satisfechos y contentos con las mejoras en el centro y sobre todo con la implicación del profesorado”. Gracias a la inversión de la Iglesia en Sevilla a través de la Fundación diocesana de Enseñanza se ha pasado de un colegio con grandes y graves dificultades a un colegio que aumenta las solicitudes de inscripción año tras años y que prevé contar con casi 30 alumnos el próximo curso.

Ternura e ilusión en San José de Clunny

La mañana ha concluido con la visita al centro de educación infantil San José de Clunny, en Alcosa. Allí el Arzobispo ha disfrutado con alumnos de 3 a 5 años, primero en la iglesia adjunta al colegio, en una celebración en la que han participado algunas familias y el sacerdote que atiende al centro, José González, ofm. Durante la misma, ha animado a los niños a rezar a Dios como a un amigo y a la Virgen María como a una madre. Así mismo, ha insistido a las familias presentes a que sean “los primeros comunicadores de la fe en sus casa, porque ésta es la mejor herencia que pueden dejarle a sus hijos o nietos”.

Posteriormente, y tras conocer las instalaciones del último colegio en sumarse a la Fundación diocesana de Enseñanza ‘Victoria Díez’, don Juan José se ha reunido con las tres maestras y la directora, Almudena Abaurrea, que conforman el claustro. En esta reunión ha reiterado la importancia de transmitir la fe desde la infancia y, finalmente, los niños han hecho entrega a monseñor Asenjo de dibujos y dedicatorias con mensajes de agradecimiento.

Con esta jornada el Arzobispo hispalense ha comenzado una ronda de visitas a los diez colegios diocesanos que forman parte la Fundación diocesana de Enseñanza ‘Victoria Díez’. Las próximos están prevista para el 5 de junio.