“El dinero de Manos Unidas llega directo, sin escalas e intermediarios”

Hoy viernes se celebra la Jornada del Ayuno Voluntario, una de las citas más destacadas del calendario de la 59ª Campaña contra el Hambre de Manos Unidas. Una campaña que tendrá su cita principal este domingo, día que la Iglesia en España dedica de forma especial a esta ONG católica, hasta el punto que todas las colectas que se lleven a cabo en las parroquias y demás templos se destinarán íntegramente a la financiación de los proyectos de Manos Unidas en el Tercer Mundo.

Con motivo de esta campaña, estos días visita Sevilla Raquel Reinoso, misionera en Perú y miembro de la Asociación Servicios Educativos Rurales (SER). Su agenda en Sevilla está marcada por un objetivo inequívoco: informar y sensibilizar a la opinión pública acerca del trabajo que se desarrolla a través de Manos Unidas en sus comunidades de origen.

Tanto Manos Unidas como SER comparten “nuestra opción por trabajar por las personas empobrecidas y excluidas y –añade Reinoso- juntas estamos en este objetivo principal que tiene Manos Unidas de acabar con el hambre en el mundo”. Recientemente hemos conocido el aumento de la cifra de personas que pasan hambre en el mundo, una cifra que se sitúa en 815 millones.

Dos proyectos demandados por las comunidades de origen

Manos Unidas financia dos proyectos de desarrollo en las poblaciones altoandinas de Ayacucho. Raquel Reinoso explica que gracias a la colaboración de esta institución se pueden sacar adelante dos proyectos: uno de instalación de redes de agua potable y saneamiento para poblaciones que hasta hace poco no contaban con agua, y otro centrado en el empoderamiento de la mujer andina.

Para Reinoso, la participación de manos Unidas es una garantía en todos los sentidos, empezando por lo meramente económico. En este sentido, subraya que “el dinero llega directo, sin escalas e intermediarios”. Además, estos proyectos “responden a necesidades de la propia población, son –concluye- demandas de la propia población”. Esta supervisión no se limita a la que realiza Manos Unidas, sino que se extiende al control de las instituciones locales peruanas.

Puede escuchar la entrevista íntegra en este enlace.