Clausura del Jubileo de Santa Ana

El Obispo auxiliar de Sevilla, monseñor Gómez Sierra, clausuró el 8 de julio el Año Jubilar concedido por el papa Francisco a la Parroquia de Santa Ana con motivo de su 750 aniversario fundacional. La Puerta Santa fue abierta por el Arzobispo, monseñor Asenjo, el 10 de julio del pasado año.

001 Sta AnaJose María Rubio, secretario de la Comisión del 750 Aniversario de la Real Parroquia de Santa Ana, asegura que “el Año Santo ha sido una fuente de gracias espirituales para la parroquia y para toda la Iglesia de Sevilla”. Durante este jubileo se han celebrado cultos a Santa Ana entre las que destacan las Eucaristías presididas por los obispos de Huelva y Jerez, y por el cardenal Amigo, arzobispo emérito. Igualmente, cientos de peregrinos han ganado la indulgencia en el templo trianero y las hermandades de la feligresía han celebrado sus cultos con el mismo espíritu jubilar. Por último, la procesión extraordinaria que tuvo lugar en septiembre congregó a cientos de trianeros.

El Sacramento de la Penitencia, la llamada a la conversión, el perdón y la misericordia de Dios han estado presentes en la vida parroquial durante este tiempo con jubileos especialmente dedicados a las familias, los abuelos, la paz del mundo, los fundadores, sacerdotes y servidores de la parroquia. Los frutos también se han visto reflejados en la intención social del Jubileo, que ha hecho posible que la Cáritas parroquial disponga de unas nuevas dependencias acordes a sus necesidades.

Actos culturales

La Comisión del 750 aniversario, presidida por el párroco, Eugenio Hernández, y cuyos trabajos se iniciaron el año 2013, programó diversos actos culturales -conferencias, conciertos…- entre los que destacó la magna exposición de los tesoros artísticos de la parroquia, que en dos meses recibió más de quince mil visitantes. Otro hito ha sido el libro ‘Santa Ana de Triana. Aparato histórico-artístico’, cuya edición ha sido dirigida por la archivera de la parroquia, Amparo Rodríguez Babío, que resume la historia, el patrimonio y la vida parroquial a lo largo de estos más de siete siglos.

“Al finalizar el Año Jubilar Santa Ana –confiesan Rubio- somos una comunidad renovada, más consciente y responsable de su misión, más alegre e ilusionada, más auténtica”.