Manos abiertas a la misericordia

Los voluntarios de la Asociación Manos Abiertas son ya conocidos en el barrio del Polígono Norte de Sevilla. No en vano, son más de diez años los que esta asociación lleva presente en aquel barrio. Lo que surgió como una agrupación juvenil que impartía clases de apoyo a los niños y niñas de los colegios del Polígono Norte, se ha profesionalizado llegando a formar parte desde hace cinco años de la Red de Obras Socioeducativas de La Salle. “La vida y obra del fundador de las escuelas cristianas, San Juan Bautista de La Salle, encaja perfectamente en la labor que la asociación lleva a cabo”, asegura María Arce, trabajadora social de la entidad. “A decir verdad, -continúa- si San Juan Bautista de La Salle estuviese hoy aquí, lo tendríamos probablemente a nuestro lado en cada actividad realizada”.

Manos Abiertas ha atendido este año a más de ochenta niños y niñas en sus diferentes proyectos educativos, gracias a cuarenta personas voluntarias. Arce agradece el compromiso y solidaridad de estos voluntarios, sin los que la asociación “no tendría sentido”. Como apoyo para su formación ofrecen un plan para el voluntariado, “abierto y dinámico” para que “se incorporen nuevas ideas y acciones”. Con éste buscan, igualmente, “promover la participación en los diferentes proyectos que desarrolla la asociación”.

Entre estos proyectos socioeducativos destacan el aula de convivencia, el refuerzo escolar y las actividades de ocio y tiempo libre. En primer lugar, el aula de convivencia se dirige a la prevención y reinserción en el aula de alumnos con conductas de riesgo. “Es un espacio ordenado de atención educativa para niños con comportamientos sistemáticamente perjudiciales para la convivencia” que habiendo siendo expulsados de los centros escolares necesitan un lugar donde realizar las tareas propuestas por el colegio. Por otra parte, desarrollan un programa de refuerzo educativo que va más allá de ayudar a los chicos y chicas con los deberes, sino que “trabajamos a través del esfuerzo de destrezas básicas, de la mejora en el hábito lector y proporcionamos herramientas en su proceso de aprendizaje”, apunta Arce. Por último, Manos Abiertas también lleva a cabo un proyecto de ocio y tiempo libre en el que organiza juegos, talleres, encuentros, bailes, manualidades y convivencias. Como culmen ofrece participar en un campamento de verano, actividad que realiza cada mes de julio, en un complejo de la playa de Mazagón. “Esta actividad nos permite fomentar los valores y actitudes trabajados durante el año, en coherencia y responsabilidad con la línea mantenida durante el curso”. A estas iniciativas se le suman diferentes actividades como concurso de villancicos, jornada pre-feria, mercadillos solidarios, pasaje del terror o el ‘Día de la Cultura’ con el que se festeja el final de curso académico.

Manos Abiertas, en definitiva, hace mucho más que ‘enseñar al que no sabe’. Su misericordia se manifiesta en la acogida e integración de niños y niñas en situaciones de exclusión social en un barrio que a veces olvidamos.

Contacto
Dirección: Calle Meléndez Valdés, 28
Teléfono: 168.593 / 854.558.635
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla
Web: manosabiertasnorte.es

Panel de Noticias