Misa de envío de la JPJ presidida por el Arzobispo de Sevilla Destacado

El Arzobispo de Sevilla ha presidido este pasado domingo 28 de Julio la misa de envío con la que se ha clausurado la JPJ El Rocío 2013, y a la que han acudido los casi seis mil jóvenes participantes en este encuentro que comenzó el jueves 26 en comunión con la JMJ de Río de Janeiro.

El Arzobispo de Sevilla ha presidido este domingo la misa de envío con la que se ha clausurado la JPJ El Rocío 2013, y a la que han acudido los tres mil jóvenes participantes en este encuentro que comenzó el jueves 26 en comunión con la JMJ de Río de Janeiro.

Con Mons. Asenjo han concelebrado los obispos del Sur de España y varias decenas de sacerdotes que han acompañado estos días a los jóvenes que han acudido procedentes de parroquias y movimientos de toda Andalucía y Murcia.

En su homilía, el Arzobispo ha urgido a los jóvenes a evangelizar a los que no conocen la fe o han abandonado el camino, porque sin el Señor no puede haber esperanza. Sus palabras han sido una invitación a compartir la fe: "En el camino encontraréis jóvenes como vosotros que necesitan ver la luz. Mostrad el rostro de Cristo a los demás. No tengáis miedo a vivir la fe".

Mons. Asenjo ha invitado a los jóvenes peregrinos a predicar con audacia, entusiasmo y pasión: "En la Iglesia hemos de remar todos con la misma intensidad y ritmo".

Una vez finalizada la misa, el Arzobispo de Sevilla valoraba para archisevilla.org todo lo vivido en la JPJ: "Han sido unos días de gracia, emocionantes, por los que tenemos que alabar a Dios por tanto que hemos recibido. Estoy seguro de que para muchos jóvenes estos días han supuesto un antes y un después porque se han encontrado con Jesucristo. Yo he confesado a un gran número de ellos y he visto la calidad de sus confesiones, de mucha hondura espiritual.".

El Arzobispo se marcha de la JPJ con una esperanza: "Estoy seguro de que a partir de ahora muchos jóvenes se van a insertar con mayor vigor en la Iglesia y van a comprometerse más en el apostolado y en la evangelización".

Por su parte, el delegado diocesano de pastoral juvenil, Antonio Guerra, también valoraba para archisevilla.org la JPJ y lo hacía de manera muy expresiva: " Mi resumen es gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Esto ha sido obra de Dios y Él nos ha hecho un regalazo aquí en esta tierra de la Virgen del Rocío porque todos (curas, jóvenes, peregrinos) han puesto de su parte y Dios nos ha regalado lo mejor, que es su amor".

Los jóvenes de la Archidiócesis de Sevilla ya han comenzado a regresar a sus hogares, con la alegría en el corazón y la tarea de llevar a los demás la fe de Jesucristo, como el Papa ha pedido a los jóvenes de todo el mundo en Río de Janeiro.

Panel de Noticias