«El Padre Arnaiz nos invita a vivir la santidad» Destacado

Canónigo de la Catedral, donde ejerce como prefecto de Liturgia –área pastoral de la que también es delegado diocesano– y párroco de la Santa Cruz y San Felipe Neri, Alejandro Pérez Verdugo (Ronda, 1969) es el delegado-coordinador de la Comisión Pro-beatificación del Padre Arnaiz encargada de la organización de los actos en torno a la beatificación.

«La liturgia de beatificación es evangelizadora y nos ayudará a valorar más la liturgia semanal»

¿Cómo surgió la Comisión y cuáles han sido sus objetivos?
La Comisión Pro-beatificación fue creada por el Sr. Obispo el 12 de enero de 2018 en una reunión en el Obispado. Está formada por los coordinadores de sus diferentes secciones: logística, comunicación, economía, voluntariado, música, liturgia, etc. y otros como la directora de las Misioneras de las Doctrinas Rurales, el vice-postulador de la Causa o el superior de los jesuitas. En mi caso, el Sr. Obispo me nombró “delegado-coordinador de la Comisión Pro-beatificación del P. Arnaiz”. Por tanto, además de convocar y presidir las reuniones de la Comisión, también coordino la sección de liturgia.


¿Cuáles han sido los aspectos organizativos más difíciles?
La cuestión más complicada fue decidir el lugar para la beatificación. Las opciones en el centro de la ciudad eran inviables para tal afluencia y gran parte de la comisión no quería llevarse la celebración a otro lugar que no fuese el centro. Por ello, finalmente acordamos que la Catedral y su entorno era, en el centro, el lugar más adecuado y significativo.


¿Esperaban tan buena respuesta de los fieles?
El número de inscripciones no ha resultado extraño dada la gran devoción que suscita la figura del P. Arnaiz tanto dentro como fuera de la Diócesis.


¿Cuánto ha costado? ¿Cómo se va a pagar?
Actualmente no sabríamos decir el montante final porque aún tenemos presupuestos sin cerrar, pagos por realizar, descuentos pendientes… pero la generosa colaboración de las instituciones y de los fieles posibilitará afrontar el desembolso que supone un evento de este calibre. No obstante, y teniendo en cuenta que el criterio de austeridad ha primado, hay cosas en la vida que no tienen precio.


¿Qué va a significar para Málaga el acontecimiento en sí de la beatificación?
Málaga acoge su primera beatificación y la Diócesis la segunda (la primera fue Madre Carmen, en Antequera, en 2007). Se trata de un acontecimiento litúrgico de toda la Iglesia celebrado en una diócesis. El P. Arnaiz nos invita a vivir la santidad a todos los diocesanos de Málaga, también al hilo de la exhortación apostólica del papa Francisco, Gaudete et exsultate.


¿Será el acto más multitudinario celebrado nunca en la Catedral?
Es posible pero, más allá de lo multitudinaria de la celebración, lo importante es que la liturgia de beatificación es evangelizadora y nos ayudará a valorar más que la liturgia semanal es el momento evangelizador que más calado y más asistencia tiene en la vida de nuestras parroquias y de la Diócesis.


¿Qué le pide al P. Arnaiz este día?
Le pido que interceda por la evangelización de nuestra Diócesis, que todos busquemos lo que interesa a Cristo y no nuestro interés y, finalmente, pongo en sus manos de evangelizador algunas intenciones particulares, propias de un corazón sacerdotal.


Antonio Moreno Ruiz