Actos por el Trabajo Decente en Málaga

El 9 de octubre, con motivo de la Jornada por el Trabajo Decente, la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente en Málaga convoca a un acto que comenzará a las 19.30 horas con la celebración de la Eucaristía en la parroquia Stella Maris, seguido de una manifestación desde el inicio de Calle Larios hasta la Plaza de la Constitución, donde se realizará un gesto público.

«Toda la comunidad cristiana está llamada a visibilizar y denunciar la desigualdad en el acceso al trabajo decente»
Con motivo de la celebración de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente del 7 de octubre, las entidades promotoras de la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente, hacemos un llamamiento a los agentes que tienen responsabilidad en la organización del trabajo, a reflexionar y a tomar medidas para que el trabajo decente sea una realidad; porque, como dicen los obispos españoles: «Es imprescindible la colaboración de todos, especialmente de empresarios, sindicatos y políticos, para generar ese empleo digno y estable, y contribuir con él al desarrollo de las personas y de la sociedad. Es una destacada forma de caridad y justicia social» (Iglesia, servidora de los pobres, 32).

Esta convocatoria, realizada a nivel internacional por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el movimiento sindical mundial (CSI) y el Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC), quiere abordar el futuro del trabajo desde la perspectiva de los sectores más vulnerables y desprotegidos.

La dignidad nos la da el trabajo

El papa Francisco nos dice: «Cuando la sociedad está organizada de tal modo, que no todos tienen la posibilidad de trabajar, de estar unidos por la dignidad del trabajo, esa sociedad no va bien: ¡no es justa! Va contra el mismo Dios, que ha querido que nuestra dignidad comience desde aquí. La dignidad no nos la da el poder, el dinero, la cultura, ¡no! ¡La dignidad nos la da el trabajo!».

En nuestro país, el injusto marco laboral y social descarta a millones de personas del acceso a un trabajo digno. Según la OCDE, somos líderes en pobreza laboral, desempleo insostenible, hogares con todos sus miembros en paro y normalización de la contratación precaria; por no hablar de la pérdida de la vida o la desprotección de quienes son descartados del trabajo.

Por ello, creemos que:
- El sistema económico ha de poner en el centro a las personas y al medio ambiente, mediante unas relaciones laborales más justas, igualitarias, solidarias y sostenibles. El trabajo ha de ser un bien para la vida, garantizando la protección física y psicológica de todos los trabajadores y trabajadoras, y la conciliación con la vida familiar.

- Los poderes públicos han de comprometerse con un sistema económico y laboral más justo, derogando las normas que precarizan la vida de las personas; favoreciendo el diálogo social y apoyando la creación o la transformación de empresas que desarrollen criterios acordes con la dignidad de sus trabajadores y trabajadoras.

- Existen empresas que en su actividad cotidiana favorecen el trabajo decente. Es importante visualizarlas, y que reciban el apoyo de toda la sociedad. Como Iglesia consideramos que estas experiencias son ejemplos reales de buenas prácticas, que nos enseñan caminos de humanización acordes al proyecto que Dios tiene para todos y todas.

Toda la comunidad cristiana está llamada a visibilizar y denunciar la desigualdad en el acceso al trabajo decente y la negación de dignidad que esto supone; así como apoyar aquellas realidades laborales que favorecen el trato de dignidad y justicia que todas las personas tenemos.

Desde la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente en Málaga, animamos a participar en el acto que vamos a celebrar el próximo día 9 de octubre; y que comenzará a las 19.30 horas con la celebración de la Eucaristía en la parroquia Stella Maris, seguido de una manifestación desde el inicio de Calle Larios hasta la Plaza de la Constitución, donde se realizará un gesto público.

Asimismo, la Plataforma ITD a nivel nacional ha elaborado un guión litúrgico, para que se tenga presente esta realidad en todas las celebraciones eucarísticas del domingo 7 de octubre.

Juan Bautista Díaz Blasco

Plataforma Iglesia por el Trabajo Decente