Carta de san Manuel González ante la muerte del P. Arnaiz Destacado

Les ofrecemos la transcripción de una carta de san Manuel González, cuando era Obispo de Málaga, en la que da las gracias al Nuncio de su Santidad por autorizar el enterramiento del P. Arnaiz en la iglesia del Sagrado Corazón, en 1926.


Dicha carta se la ha hecho llegar Maria de los Sagrarios, de Sevilla, a las Misioneras de las Doctrinas Rurales. «La descubrió mientras trabajaba en la recopilación de textos para la causa de canonización de san Manuel González y es gran devota del P. Arnaiz», afirma la hermana Leticia, «nos parece un testimonio precioso, que refleja el cariño y aprecio que se tenían los dos«, añade.
Transcripción de la carta que el Obispo de Málaga envió al Nuncio de su Santidad, en Madrid, el 20 de julio de 1926:


Mi querido y venerado Sr. y Hermano:
He recibido la autorización, que vuestra Excia. se ha dignado conceder, para enterrar en la iglesia del Sdo. Corazón de Jesús, al R.P. Arnaiz S.J.
Si con ello he recibido inmensa satisfacción, por honrar de este modo al gran apóstol de esta diócesis y otras vecinas, que hace largo tiempo no ha conocido el descanso ni la más pequeña comodidad, siempre misionando; no ha quedado menos agradecido el pueblo de Málaga, que de ninguna manera quería oír hablar de su enterramiento en el cementerio.
Desde el momento de su fallecimiento desfila ante su cadaver incesante multitud de fieles, que rezan ante él, con gran veneración tocan a su cuerpo gran número de medalla, rosarios, crucifijos, que guardan como preciadas reliquias.
Al terminar ayer los funerales me ví obligado a pronunciar la oración fúnebre, durante la cual llenaron la iglesia los sollozos de los fieles, religiosos y sacerdotes, pues para todos representa gran pérdida la muerte de tan apostólico varon.
Renovándole los sentimientos de profunda gratitud, queda a V. Excia. humilde y afmo. hermano y servidor
+Manuel Obispo de Málaga

 

Encarni Llamas