«Gracias por formar parte de esta gran familia, la Fundación Victoria»

Ángeles Jiménez Hornos (Jaén, 1963) es la directora de Pastoral e Instituciones de la Fundación Victoria, que vive los próximos días 16 y 17 de febrero sus VI Jornadas de Reflexión Pastoral, una de las citas más arraigadas para quienes trabajan en el ámbito educativo. El lema de este año es “Dad gratis lo que habéis recibido gratis”.

Jornadas de Reflexión Pastoral, pero ¿qué es la pastoral?

Es nuestra columna vertebral, nuestra identidad, lo impregna todo. El término “pastoral” es la acción que la Iglesia realiza encaminada a un fin específicamente evangelizador. En un colegio es responsabilidad de todos. Toda actividad, toda acción programada, toda opción metodológica dentro y fuera del aula es, en sí misma, pastoral. Hoy, las condiciones socioculturales nos llaman a dar un paso más. Ya no basta ser un Colegio con Pastoral, sino un Colegio en Pastoral, que ilumine, dé sentido y coherencia al conjunto de la tarea educativa que realizamos a diario. Esta propuesta pedagógica-pastoral requiere formación, acompañamiento y mucha comunicación. Requiere firmeza, ternura, paciencia y esperanza. Requiere unidad en el Evangelio, pero diversidad en los caminos y en las personas.

¿Qué momentos destacan en el programa?

Está abierto a todos los profesores de Málaga, que pueden inscribirse en la web fvictoria.es. Entre los ponentes destacaría a Juan Bellido, profesor de las Salesianas de Sevilla, que hablará de la gratuidad en la vocación educativa; Siro López, dibujante, pintor, escritor y periodista, que tratará la gratuidad evangélica, e Isabel Gómez Villalba, profesora de Religión en Secundaria en Zaragoza, que profundizará en el aprendizaje y el servicio. También la actuación del grupo musical Santa María, que nació en la Fundación Victoria, justo en las primeras Jornadas de Pastoral, y ayudará a los asistentes a reflexionar pastoralmente desde la música.

¿Por qué la gratuidad es un reto para la educación que se imparte en los colegios diocesanos?

En la sociedad en que vivimos parece que nada es gratis, que siempre hay intereses detrás. Nosotros creemos que todo lo que hemos recibido (la fe, la vida, la familia, los amigos, la vocación por educar…) Dios nos lo ha dado gratis. Son dones que debemos regalar a los demás, porque en lo específico del cristianismo está la gratuidad del amor. En la Fundación Victoria vemos fundamental transmitir a los jóvenes, alumnos y profesores, que no debemos hacer las cosas para recibir algo a cambio, sino por amor.

Este curso el lema “gracias” celebra los 25 años de la Fundación Victoria. ¿Qué agradece Ángeles Jiménez?

La vocación de maestra. Este es mi curso número 30, y doy gracias por poder seguir aportando lo que hasta ahora he aprendido. Gracias a la Fundación Victoria porque me dio la oportunidad de trabajar desde una identidad cristiana, que para mí es lo más importante. Mi vocación estaba aquí. Y gracias por haber podido tocar el corazón de tantos niños, de tantas familias y de tantos compañeros. Gracias por pertenecer a esta gran familia.

Ana María Medina