El Belén Diocesano movió a 3.000 personas Destacado

El Belén Viviente Diocesano ha movido a unas 3.000 personas que han vivido y celebrado con emoción el “Anuncio de la Navidad” en la Casa Diocesana, entre los días 15 y 16 de didiembre. Una catequesis para pequeños y mayores ofreciendo muchos de ellos su tiempo y sus medios para conmemorar el nacimiento de nuestro Señor.

El viernes lo visitaron unas 1.000 personas, entre profesores y alumnos de la Fundación y colaboradores; y, el sábado, fueron alrededor de 1.700 los malagueños que acudieron a disfrutar de esta representación de los misterios navideños así como de las actividades de ocio y lúdicas que se han ofrecido de forma complementaria.

El director del Colegio Diocesano Padre Jacobo y encargado de la organización del Belén, Miguel Cristóbal Rueda Román, ha manifestado su satisfacción por una iniciativa «que ha sido todo un éxito y que ha desbordado las previsiones de participación».

Según Rueda Román, «también ha superado lo previsto la generosidad de los participantes a tenor de la gran cantidad de juguetes que se ha recogido y que la organización AVOI se encargará de distribuir entre niños de familias desfavorecidas». Ha sido, por tanto una «estupenda jornada familiar en torno al misterio del nacimiento del Niño Jesús».

La visita al Belén Viviente se ha desarrollado en pequeños grupos que han podido contemplar un total de 6 escenas del Evangelio en torno al Nacimiento de Jesús: la Anunciación, la Visitación, el sueño de José, el anuncio a los pastores, los Magos de Oriente y Herodes y la Natividad.

Alumnos del colegio Padre Jacobo han sido los encargados de recrear los distintos pasajes en cuya puesta en escena han trabajado un total de 200 personas entre alumnos, profesores, miembros del AMPA y trabajadores múltiples de empresas y de colaboradores.

Antonio Moreno Ruiz