Un camino rico en solidaridad

Entre el 4 y 10 de diciembre, José María de las Peñas y su mujer, Inmaculada Ramos, vivirán una aventura muy especial. El reto que van a asumir consiste en caminar durante 180 km por la Senda Litoral de Málaga para un fin solidario.

José María, archivero de la Cofradía de El Rico y miembro de la Asociación Jacobea de Málaga, lleva 40 año casado con Inmaculada, compartiendo su vida y sus aficiones. «Una de ellas es andar y hacer este reto juntos lo hace más especial aún», explica. «Llevamos muchos años haciendo el Camino de Santiago y como caminar se nos daba bien, quisimos aprovecharlo para ayudar a los demás, a quienes más sufren, y decidimos recaudar fondos para una organización. Son 30 km diarios caminando sobre asfalto. Es un reto. No queríamos simplemente solicitar una donación, sino mover a ello pero con un esfuerzo por nuestra parte». El matrimonio iniciará su camino en Maro el día 4 de diciembre y lo finalizará el 10 en el municipio de Manilva.

Ponerse en camino tiene una simbología especial para los cristianos porque la tradición cristiana nos recuerda que somos peregrinos. José María e Inmaculada así lo experimentan cada vez que hacen el Camino de Santiago y desde la práctica afirman que «hay veces que uno necesita encontrarse a sí mismo y caminar te ayuda a encontrar la respuesta. En la vida diaria siempre vamos con prisas, entramos en la iglesia un momento porque tenemos que ir al trabajo, a comprar... Pero cuando estamos andando rutas de entre 6 y 8 horas, te da mucho tiempo para pensar, reflexionar y verte a ti mismo, que es muy importante».

En la sociedad actual se camina por deporte, para mejorar la salud, pero ¿caminar para otros? «Si podemos ayudar y poner nuestro granito de arena me quedo con eso y animo a todo el mundo a que ayude donde pueda. Ayudar nos hace mejores personas», comenta José María. Todo lo que recauden durante este reto solidario será destinado a la Fundación Cudeca, a la que han escogido por motivos personales. Durante el recorrido llevarán camisetas identificativas e irán rellenando una credencial con los sellos de los lugares recorridos. La difusión del evento pretende movilizar a los malagueños a hacer sus donaciones económicas.

Del 4 al 10 de diciembre será posible cruzarse con José María e Inmaculada en cualquiera de los municipios de la Senda Litoral de Málaga. En sus mochilas llevan una buena causa.

María Mena