Segunda edición del libro de Lorenzo Orellana Destacado

Acaba de salir a la luz la segunda edición del libro "Padre nuestro. Resumen de todo el Evangelio" del sacerdote Lorenzo Orellana. Se puede comprar en las librerías religiosas de la ciudad.


La presentación de dicha obra, tuvo lugar el 8 de junio, en la parroquia de San Gabriel, a cargo de la profesora de Filosofía Lourdes Millán-Puelles y del deán de la Catedral, Antonio Aguilera. El libro ha sido editado en español y catalán por el “Centre de Pastoral Litúrgica”.
Estos son algunos testimonios que los lectores le han hecho llegar al autor de la obra:
Antonio García Castillo (médico de Melilla), 19, junio 2017: «Este libro, "no es un libro más". Aunque dice mucho, lo importante es cómo lo dice y así se clava en el alma y sobre todo en el pensamiento... Es un libro para tener cerquita, cerquita del corazón, sobre todo. Es el libro que, de nuevo, me está enseñando a rezar pensando y analizando y no como un papagayo...».
D. Ramón Buxarrais, 24 de mayo de 2017: «Cerca ya de mis ochenta y ocho años puedo asegurar que el libro PADRE NUESTRO, de D. Lorenzo Orellana, es uno de los mejores libros que he leído últimamente».
Cardenal Fernando Sebastián, 3 de junio de 2017: «Ya he leído el libro de Lorenzo Orellana sobre el Padrenuestro. Este libro es una joyita. El texto viene enriquecido con muchas citas y autoridades. Pero a lo largo de la lectura se ve que el verdadero manantial es la experiencia personal del mismo autor. No hay duda de que este pequeño libro podrá hacer mucho bien a quien lo lea con humildad y reposo. Agustín Rodríguez, profesor de filosofía. Hace ya unos días que terminé de leer tu libro… Si te digo que me ha gustado mucho, pierdo el tiempo. Así que enhorabuena. Lo que más me ha atraído de él es que –al menos eso me ha parecido- no se trata exactamente de un análisis del Padre nuestro, sino de algo muy distinto. Lo que tú en él expresas de hecho es una forma de vivirlo, la forma en que tú lo has vivido o lo vives. Y en ese sentido actúa sobre uno como una incitación a intentar vivenciarlo de la misma manera. Con lo cual sugieres, aun sin querer, una forma de oración en común. Si el objeto de todo libro, una vez leído, es ocupar un sitio más o menos destacado en la biblioteca personal, para mí el de tu libro no va a ser ese. Lo tendré a mano, en mi mesa, para echarle un vistacillo de vez en cuando y que me anime».

Encarni Llamas