Encuentro de consiliarios de Equipos de Nuestra Señora Destacado

El pasado, 7 de enero, se celebró el encuentro anual de consiliarios de los Equipos de Nuestra Señora de Jaén. La jornada de formación y encuentro comenzó con una oración invocando al Espíritu Santo y una acción de gracias compartida. A continuación, el equipo de responsables informaron brevemente a los presentes de la situación actual del movimiento en nuestra Diócesis.

Este año hemos contado con la presencia del consiliario del Equipo Responsable Regional, Fray Juan José Hernández Torres, quien inició su charla agradeciendo la presencia de los responsables de los tres sectores y de la significativa asistencia de consiliarios, un total de 14 sacerdotes.

Partiendo de su experiencia personal, desde que comenzó su andadura como consiliario en los ENS hasta la actualidad, como consiliario de la región, resaltó cómo desde su nombramiento en dicha responsabilidad, ha sabido lo que realmente era el Movimiento.

Fray Juan José destacó que como sacerdote consiliario encuentra en su Equipo parte de la afectividad que tan importante es en su vida personal. Recordando la misión del consiliario, y sobre la importancia de insistir en la necesidad de que cada matrimonio trabaje los puntos de esfuerzo durante el mes para vivir la espiritualidad conyugal, poder compartirlo en la reunión de equipo y, que sirva de ayuda mutua entre ellos para alcanzar la santidad, tal y como decía el Padre Caffarel. El consiliario debe ser, por tanto, testigo privilegiado de matrimonios que buscan la santidad.

Por su parte, los matrimonios han de darse cuenta que lo que sustenta su vida es la oración. Por tanto los consiliarios han de ser, para los matrimonios del equipo, maestros de oración.

El ponente recordó que los consiliarios no deben "predicar" en el equipo, sino llevar la Palabra de Dios y acompañar - animar a vivirla-. El sacerdote consiliario debe compartir en el equipo su experiencia de oración ofreciendo su vivencia de fe.

El sacerdote descubre en Equipos de Nuestra Señora el diálogo básico y necesario para la vida de la pareja, por lo que el consiliario adquiere en su vida pastoral, una gran experiencia para poder ayudar a otros matrimonios.

El Papa Francisco habla de las tres figuras que deben ser los consiliarios para los matrimonios: Padre, Esposo y Hermano. Como Padre, el sacerdote engendra nueva vida en el alma del equipo; como Esposo, el sacerdote hace fecundo al equipo para que sus miembros den fruto; como Hermano, estar “a los pies” de los hermanos.

Tras la charla se inició un sincero y profundo coloquio donde todos compartieron su experiencia como miembros del equipo y su sentir dentro del movimiento. Finalizó la jornada con una comida de fraternidad celebrando lo enriquecedor que ha sido este encuentro para todos.