75 años de la presencia de las Madres de los Desamparados y San José de la Montaña en Marmolejo Destacado

El pasado 19 de octubre la comunidad de MMDD y San José de la Montaña de Marmolejo vivía con gozo un aniversario muy especial: se cumplían 75 años desde que establecieron su fundación en esta localidad de la campiña giennense.

Por este motivo, durante las semanas previas, la comunidad ha organizado diversos actos conmemorativos, para que esta celebración suponga para todos los feligreses un motivo de acción de gracias. Han tenido lugar dos ponencias en la Parroquia Ntra. Sra. De la Paz para profundizar en la figura de la fundadora, la Beata Madre Petra y de San José, así como acerca del carisma y misión de las Madres de Desamparados.

Durante los días anteriores a la celebración del aniversario, tuvo lugar una “Exaltación a Madre Petra” en el Teatro Español de Marmolejo. En ella, se hizo un recorrido literario-musical desde el nacimiento de la pequeña Ana Josefa hasta su vocación. Un itinerario que culminaba con la llegada de la Congregación a Marmolejo en octubre del año 1943. Posteriormente se celebraba un triduo extraordinario a San José de la Montaña en el convento, donde cientos de Marmolejeños han venerado la imagen del santo que tanta devoción tiene en el pueblo.

La gran celebración fue el día veinte de octubre con la presencia del Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro. A las doce de la mañana era recibido en las puertas de la Parroquia por D. Miguel Ángel Jurado Arroyo, párroco de Ntra. Sra. de la Paz y por la Madre General de la Congregación, Madre Paloma García de San José, acompañada de su Consejo y la Superiora de la Comunidad Madre Aurora Barrientos.

Comenzaba la Eucaristía concelebrada por el Arcipreste, los sacerdotes hijos del pueblo y algunos de los párrocos anteriores.

Durante la homilía el Obispo daba gracias a Dios por la presencia de las Madres en Marmolejo. También agradecía a la Madre General su presencia y destacaba la importante labor que las cinco comunidades de la Congregación tienen en la Diócesis de Jaén. Les invitaba a mirar la actitud de la fundadora y de las primeras madres en la Congregación, para que el carisma original no se desvirtúe a lo largo del tiempo.

Por la tarde, las imágenes de la Beata Madre Petra y San José de la Montaña salían en procesión recorriendo las calles del centro de Marmolejo. Durante el recorrido, tuvieron lugar siete paradas donde se rezaron los siete dolores y gozos de San José.

Culminaba así una jornada de alegría donde la Congregación manifestó su gratitud a un pueblo entregado y agradecido a su labor durante los últimos 75 años.