Vigilia juvenil de la Inmaculada en el Arciprestazgo de Mágina

El día 7 de diciembre se celebró en Pegalajar el encuentro de jóvenes y adolescentes del Arciprestazgo de Mágina con motivo de la fiesta de la Inmaculada Concepción, igual que se hizo en otros arciprestazgos. Han participado cerca de 70 jóvenes y adolescentes contando monitores y acompañantes, que venían de las parroquias de Bedmar, Cabra del Santo Cristo, Cambil, Jódar y Pegalajar.


Empezamos a las 5.30 h de la tarde en el Centro Cultural, con la acogida e inscripción de los participantes. Después de la presentación por parte de los acompañantes Kairós que coordinaron el encuentro, Alfon y Rafa Cordero, tuvimos una larga oración, que presidió el párroco de Cambil y Arbuniel, en torno al SÍ de María y el evangelio de la Anunciación, con una dinámica de compromiso personal. Tras la oración los talleres, con reflexiones y actividades en torno a cinco rasgos de la Virgen María: la fe y la confianza, la belleza, el servicio y la alegría. Los jóvenes estaban divididos en cuatro grupos que fueron rotando por los talleres, que estaban guiados por jóvenes de la parroquia.

Después nos trasladamos al otro lado de la Charca, a la Ermita de la Virgen de Gracia, que está sobre el manantial de la Fuente de la Reja. Desde aquí salimos en peregrinación hasta la iglesia parroquial, llevando los jóvenes la imagen de la Inmaculada; nos acompañó mucha gente del pueblo que también se unió a la Misa. Al llegar a la iglesia de La Santa Cruz se celebró la Eucaristía, concelebrada por el párroco de Pegalajar y el de Cambil, y en la que además los jóvenes participamos con signos y una representación que se había preparado en los talleres, y que nos ayudó a llevar a este momento tan importante del Encuentro todo lo vivido, compartido y reflexionado durante la tarde. Hay que decir también que un coro de jóvenes que se había formado para esta Vigilia juvenil animó con los cantos en la oración y en la Misa.

Terminamos compartiendo una chocolatada y dulces del pueblo, en la Sacristía, que habían preparado catequistas y madres de los jóvenes. Fue un Encuentro muy positivo, y nos fuimos cada uno a su pueblo contentos de haber estado juntos y con las ganas de decir Sí a Jesús como lo hizo María.

Rafa Cordero Moreno
Pegalajar