Retiro de Adviento de los Equipos de Nuestra Señora Destacado

El Tiempo de Adviento es un tiempo de preparación, sus distintos símbolos nos encaminan hacia la Navidad, las velas de la corona de adviento nos recuerdan que debemos estar vigilantes ante la llegada de Jesús.


Aunque es un tiempo de alegría para los cristianos, se debe de caracterizar por la preparación espiritual del nacimiento de Cristo. Por ello los Equipos de Nuestra Señora, han celebrado un retiro el día 2 de diciembre, en las parroquias de San Juan de Dios y de la Asunción de la ciudad de Martos y que dirigido magistralmente por su párroco D. Miguel José Cano López, ha servido a los 35 matrimonios y 20 niños allí congregados para tener momentos de meditación y oración.

El orden del día seguido empezó con una oración compartida, que dio paso a una meditación dirigida por D. Miguel y basada en las palabras del Santo Padre dirigidas a los matrimonios: “Perdón, permiso y gracias”. Con tan bella meditación nos ayudó a interiorizar en la sencillez de las cosas y a meditar sobre lo difícil que lo hacemos con nuestras negaciones y barreras.

Se continuó con el traslado de los matrimonios a la parroquia de la Asunción en donde se expuso el Santísimo Sacramento, y se realizó una sentida oración, también dirigida por D. Miguel.

En torno a las 13:00 horas se celebró la eucaristía presidida por D. Manuel Ceacero Sierra y concelebrada por Fray Heliodoro Arroyo Arroyo, ambos consiliarios de equipos de Martos. D. Manuel en la homilía resaltó las palabras del evangelio de Marcos: “Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa” y alentó a que los matrimonios para que no olvidaran el valor de la Sentada como eje principal de accésit familiar y cristiano. Terminada la eucaristía, se retornó a la parroquia de San Juan de Dios en donde se compartió la comida, incorporándose otro consiliario de Martos fray Antonio Trucharte.

El día de retiro terminó con un acto dirigido a María señora y madre, que los Equipos de Nuestra Señora tienen como protectora e intercesora.

En la retina y en el pensamiento de los participantes queda el agradecimiento al Padre y a Nuestra Señora de los hogares, por este magnífico día de meditación y oración que les ha regalado, así como la dedicación, cercanía y el mimo con el que han sido obsequiados, especialmente por D. Miguel, y por sus consiliarios D. Manuel, fray Heliodoro y fray Antonio Trucharte.

Eufrasio Castellano y Pilar Chamorro
ENS-Martos 2