Consejo de Presbiterio en el año de la Comunión Destacado

El pasado 27 de noviembre se celebró la primera reunión del Consejo de Presbiterio de este curso pastoral 2017-2018, en las dependencias del Seminario Diocesano. En la reunión, después de la oración inicial y de las palabras de bienvenida del Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, se abordaron los puntos del orden del día previstos en un clima de diálogo fraterno y sincero.

En primer lugar, D. Francisco Juan Martínez Rojas presentó la reforma de los Estatutos del Consejo de Presbiterio para reducir el número de los arciprestes. Esta reforma fue aprobada en la anterior sesión de dicho Consejo con el objetivo de aligerar el número de sus componentes y evitar que los arciprestes multipliquen su presencia en reuniones donde, en muchas ocasiones, se abordan los mismos temas.En la votación se aprobó por mayoría que no todos los arciprestes fuesen miembros natos del Consejo de Presbiterio, sino que hubiese solo tres representantes, elegidos por el mismo Colegio de Arciprestes.

En segundo lugar, se propuso la reforma de los Estatutos del Consejo Diocesano de Pastoral para reducir también el número de componentes. Con el objetivo de tener reuniones más operativas y ágiles, se estuvieron barajando distintas posibilidades. Entre ellas se habló de reducir el número de arciprestes y el número de representantes de cada delegación o secretariado.

Después, D. Luis María Salazar presentó los resultados de los trabajos por grupos del Consejo de Presbiterio, celebrado en el mes de junio. Expuso una síntesis de las respuestas al cuestionario sobre la Formación Permanente de los sacerdotes en nuestra Diócesis, a la luz del nuevo documento publicado por la Congregación para el Clero sobre la formación sacerdotal, titulado, 'El don de la vocación presbiteral. Ratio fundamentalisinstitutionissacerdotalis'. El tema suscitó un interesante debate sobre la realidad de la formación permanente actual y posibles propuestas para el futuro. En este sentido, el Obispo diocesano anunció el desarrollo y el tema de la formación permanente prevista para el mes de febrero y la convocatoria de una Asamblea Sacerdotal para tratar detenidamente la realidad del clero diocesano.

Así transcurrió el primer Consejo de Presbiterio de este año, en el que nuestra Diócesis ha puesto en marcha su nuevo Plan Pastoral. Institucionalmente, en este organismo diocesano se visibiliza la comunión y se trabaja para fomentarla con el «sueño misionero de llegar a todos».
José Antonio Sánchez Ortiz
Secretario del Consejo del Presbiterio