Apertura del curso de los Equipos de Nuestra Señora de Jaén

En el Seminario diocesano se celebró, días pasados, el inicio del nuevo curso de los Equipos de Nuestra Señora de Jaén. Participaron varios sacerdotes consiliarios y un numeroso grupo de matrimonios de diferentes localidades donde este movimiento de espiritualidad conyugal está implantado.


Los Responsables de Sector Manuel y Mª del Carmen Arroquia-Gámez dieron la bienvenida y saludaron a todos, y presentaron a los nuevos Responsables de Sector, Tomás y Lola Martín-Justicia, y los nuevos Responsables de EDIP (Equipos de Difusión, Información, Pilotaje y Otros Acompañamientos) del Sector, Manuel y Encarnación Fernández-Blanco.

Los Responsables salientes se despidieron con emotivas palabras de agradecimiento a todos los matrimonios presentes y señalando que en estos años de responsabilidad por el movimiento han recibido mucho más de lo que han dado.

Los nuevos responsables iniciaron su presentación agradeciendo la confianza depositada en ellos para los próximos tres años a la vez que expresaron "que asumen este reto con humildad y felicidad, para servir al movimiento ofreciendo todas sus capacidades y todo su Amor a los Equipos de Nuestra Señora".

Los Responsables de EDIP iniciaron su presentación recordando las dudas iniciales para aceptar esta nueva responsabilidad por lo precipitado de la propuesta y los cambios que suponían en su proyectos de servicio al movimiento previstos para este curso. Pero finalmente tras una “sentada con Jesús" presente entre los dos, descubren que aceptar esta nueva responsabilidad de difusión e información del movimiento, es la mejor forma de "servir y amar a Jesús" para agradecer la gracia "que gratis hemos recibido".

Tras estas emotivas despedidas y bienvenidas continuó la intervención de los Responsables de Sector que informaron sobre las Jornadas de Apertura de Curso a nivel nacional en El Escorial. Más de una veintena de sacerdotes consiliarios junto a casi doscientas matrimonios de los diferentes sectores de España vivimos unos días de convivencia con el objetivo de recibir la orientación desde la dimensión internacional del Movimiento y la animación. Unos días de oración, de celebración, de compartir la amistad, las experiencias y de formación comprobando que los ENS mantienen su unidad dentro de la pluralidad. Se anunció el inicio del periodo de inscripción del próximo Encuentro Internacional de ENS en Fátima en julio de 2018, animando a todos vivir el encuentro con intensidad, seguir toda la información por la web, siendo comprensivos con las dificultades, solidarios con los "equipistas" que no se pueden permitir ir y a rezar por los organizadores.

Se presentó el calendario del nuevo curso y continuaron presentando el tema de estudio para el curso 2017-2018: ”La Misión del Amor”. Y ¿por qué este tema?. Porque la iglesia ha vivido un tiempo intenso de reflexión y propuesta evangelizadora sobre la familia, a través de los sínodos y de la “Amoris Laetitia”. Porque después del Jubileo extraordinario de la Misericordia la carta apostólica “Misericordia et misera” nos pide una conversión del corazón. Porque hubo una confirmación por parte del Papa Francisco de nuestro carisma, a la vez que una llamada a asumir nuevos compromisos. Y Porque comenzamos a peregrinar hacia Fátima.

Igualmente se presentó el lema de este año “Id a todo el Mundo”. “ID” porque nuestra misión nace de un mandato del Señor concretado para el hoy por la Iglesia en la Alocución del Papa. “A todo” porque nuestra misión no tiene restricciones. “el mundo” porque se realiza en nuestra realidad concreta, en un mundo con sus luces y sombras. Con el objetivo de ser movimiento para servir y de vivir el Encuentro de Fátima y el punto de esfuerzo: la escucha de la Palabra.

La jornada continuó con la celebración de la Eucaristía que presidió D. Juan Herrera, Consiliario de Sector y concelebrada el franciscano D. Heliodoro Arroyo (OFM), consiliario de equipo, en Martos.
D. Juan Herrera al comentar la Palabra de Dios, señaló que hemos de dar gracias a Dios por la vida, por el trabajo, por el don de la familia, por la Iglesia, por los ENS. Nos animó a que la participación en la Eucaristía sea una llamada a agradecer a Dios y a los hombres de palabra y de corazón tantos bienes recibidos.

En la Eucaristía, un matrimonio de los equipos hizo su promesa de adhesión al Movimiento.

Tras la comida compartida, en un ambiente de alegría y de fraternidad, finalizó la jornada con el deseo de ir al mundo con la misión del Amor: acogiendo, sanando, escuchando, agradeciendo, acompañando, siendo matrimonio y siendo felices, para construir el Reino de Dios.

Manuel y Encarnación Fernández-Blanco
Tomás y Lola Martín-Justicia
EDIP- ENS.